Pasadofuturo.com Energia Piramidal Astrologia Nueva Medicina Germanica Leyes Biológicas Reencarnacion Vidas Pasadas Origen Humanidad Venta Piramides Energeticas
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Noviembre Intensivo
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Noviembre Intensivo
.
Dr Jesus Yeo Nueva Medicina Germanica Leyes Biologicas NMG Hamer Biodecodificacion Guadalajara Jalisco Mexico Consultas Medicas Salud
Piramides Energeticas Pasadofuturo.com Energia Piramidal Venta Compra Salud Meditacion
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Mexico Jalisco Guadalajara Formacion Profesional Medicina Salud Virtual Virtuales Internet
Skype Guadalajara Jalisco Mexico Nueva Medicina Germanica Leyes Biologicas 5LB NMG Consultas Gabriela Rebeca Macias Lira Asesoria Terapia

Nueva Medicina Germanica Hamer NMG 5 Leyes Biologicas 5LB Salud Pasadofuturo.com
Nueva Medicina Germanica Hamer NMG 5 Leyes Biologicas 5LB Salud Pasadofuturo.com

Artículos
GNM - Blog 2009

En esta sección reproducimos los mejores artículos publicados en el antiguo blog en español de la Nueva Medicina en el año 2009, los cuales fueron rescatados por Pasadofuturo antes de que desapareciera ese espacio. Su dueño adoptaba el nick de "GNM" en el antiguo foro sobre la Nueva Medicina. Los artículos han sido revisados recientemente por Pasadofuturo.com en cuanto a contenido, vocabulario y forma.

Lista de temas de los artículos en esta página:

01. Adenocarcinoma de pulmón y tuberculosis pulmonar. Un mismo programa especial en fases diferentes.
02. El Foco de Hamer orgánico.
03. Dificultades y limitaciones en la terapia de la Nueva Medicina.
04. Marcadores tumorales en la Nueva Medicina.
05. Focos de Hamer y artefactos radiológicos.
06. Bulimia: causas y tratamiento según la Nueva Medicina.
07. Anorexia nerviosa según la Nueva Medicina.
08. VIH positivo y SIDA según la Nueva Medicina.


1. Adenocarcinoma de pulmón y tuberculosis pulmonar.
Un mismo programa especial en fases diferentes.

Blog Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

 

Pulmones Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer Pulmones Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer
Pulmones Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer Pulmones Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Según los descubrimientos de la Nueva Medicina, el cáncer de pulmón, concretamente el cáncer que afecta los alvéolos pulmonares, frecuentemente diagnosticado como adenocarcinoma pulmonar, aparece en la Fase Activa de un conflicto biológico de "miedo a la muerte". Durante la Fase de Curación, y siempre que existan bacilos tuberculosos en el organismo, el paciente desarrollará una tuberculosis pulmonar en la cual los microbios eliminarán, mediante necrosis caseificante, los tumores que crecieron durante la Fase Activa.

Según explica el Dr. Hamer: "un adenocarcinoma alveolar, también llamado cáncer pulmonar, pertenece a la capa germinal interna, es dirigido por el Tallo Cerebral y siempre se relaciona con un conflicto de miedo a la muerte. El tumor crece durante la Fase Activa, se descompone en la Fase de Curación por micobacterias como las bacterias tuberculares (sólo si están presentes), se caseifica y es expectorado en la tos. Todo lo que queda son cavernas (agujeros)."

Aquí debemos apuntar algunas cosas:

1) Una persona no puede tener un adenocarcinoma de pulmón en Fase Activa y al mismo tiempo una tuberculosis pulmonar que elimine esos tumores. Dado que se trata de fases opuestas, el paciente sólo puede estar en uno u otro estado, según si su conflicto está activo o ha sido resuelto.

2) Sí es posible que el paciente esté en la Fase Activa de un conflicto de miedo a la muerte, y a la vez  tenga una tuberculosis pulmonar correspondiente a la Fase de Curación de otro conflicto de miedo a la muerte. En este caso los bacilos tuberculosos eliminarán los tumores correspondientes a este conflicto resuelto, no al conflicto que esté activo. En estos casos existe una superposición de dos programas especiales del mismo tipo (pero independientes), pero que se encuentran en fases diferentes. Sin embargo, según mi conocimiento, estos casos son muy infrecuentes.

3) Según la 4ta Ley Biológica, los bacilos tuberculosos proliferan desde el momento del DHS y durante toda la Fase Activa, pero la infección de los tumores y su eliminación por necrosis caseificante con eventual formación de cavernas por parte de tales bacilos sólo se producirá en la Fase de Curación. En palabras del Dr. Hamer: "los hongos y las micobacterias son los microorganismos más antiguos. Estos trabajan en órganos y tejidos que se originan del Endodermo dirigido desde el Tallo Cerebral y en los órganos mesodérmicos del cerebro antiguo dirigidos desde el Cerebelo.

Hongos como la Cándida ó micobacterias como las bacterias tuberculares descomponen los tumores del colon, pulmones, riñones, los tumores hepáticos, los tumores de las glándulas mamarias o el melanoma. Durante la Fase de Curación estos degradan las células extra que no se necesitan. Usualmente este proceso de descomposición se acompaña de fiebre y sudores nocturnos, lo que hace notables a las micobacterias, como las bacterias tuberculareses que comienzan a multiplicarse inmediatamente en el momento del choque del conflicto. Estas se multiplican a un ritmo paralelo al crecimiento del tumor.

En el momento que se resuelve el conflicto, la cantidad exacta de bacterias tuberculares que se necesita para descomponer las células del tumor se encuentra disponible. Si los microbios están ausentes, por ejemplo, debido a que fueron erradicados por medio de la vacunación, el tumor se encapsula en tejido cicatrizal y se queda en el lugar sin tener más aumento celular. En este caso el tumor será visto como benigno.

4) Es posible, aunque muy infrecuente, encontrar en un paciente con un adenocarcinoma la presencia simultánea de un lesión tuberculosa en el tumor. Es decir, que la misma lesión sea en parte cancerosa y en parte tuberculosa. Pero esto sólo ocurrirá:

a) Cuando se diagnostica el paciente en el momento en que el bacilo tuberculoso está empezando a realizar su trabajo, en cuyo caso el tumor presentará en parte el aspecto propio del adenocarcinoma en la zona donde el bacilo no ha actuado todavía; y en parte el aspecto propio de un tuberculoma en la zona del tumor donde ya el bacilo haya comenzado a realizar su función.

b) Si durante la Fase de Curación tuberculosa el paciente reactiva el conflicto de miedo a la muerte, deteniendo el proceso tuberculoso y reiniciando el adenocarcinoma pulmonar. Dado que es muy difícil encontrar a un paciente precisamente en estos estados, ya que es más probable que se encuentre o con un adenocarcimoma creciendo en Fase Activa o con una tuberculosis desarrollándose en Fase de Curación, la literatura médica sólo ha constatado unos pocos casos.

En un artículo científico se señala: "reportamos un caso de coexistencia de un cáncer de pulmón y un tuberculoma en la misma lesión." Cuando se examina el artículo para saber qué tipo de cáncer es, encontramos que: "un hombre de 72 años fue referido a nuestro hospital para más examen y terapia para el cáncer de pulmón. Él fue un fumador crónico, fumando de 15 a 20 cigarrillos al día por 50 años. El diagnóstico de cáncer de pulmón fue hecho en un hospital exterior donde el paciente se sometió a una cirugía para un aneurisma aórtico abdominal. La biopsia pulmonar transbronquial (TBLB) realizada después de la identificación de una opacidad anormal en el campo pulmonar izquierdo en una radiografía de pecho reveló adenocarcinoma."

Cuando el paciente presenta un cáncer pulmonar distinto al adenocarcinoma, como sería un cáncer de células grandes que afecta los bronquios, se puede encontrar la presencia del bacilo tuberculoso en las muestras, pero no su acción sobre el tumor para descomponerlo. En este artículo de medicina convencional sobre la relación cáncer de pulmón y tuberculosis se señala, a propósito de un caso clínico, lo siguiente: "caso 1: paciente varón de 55 años diagnosticado de carcinoma indiferenciado de células grandes de pulmón estadio T3N1M1 con uninfiltrado en el lóbulo superior derecho. El paciente empezó con quimioterapia. Seis semanas tras el diagnóstico de neoplasia nos informan de que en las muestras tomadas durante la broncoscopia que diagnosticó la neoplasia, crecía Mycobacterium tuberculosis. Tras conocer el resultado empezó tratamiento con isoniazida, rifampicina y pirazinamida (HRZ). Se continuó con la quimioterapia; pero el paciente falleció cinco semanas después por complicaciones de la neoplasia."

Este paciente, según se nos dice, falleció debido a las complicaciones del cáncer (¿o del tratamiento con quimioterapia?), no debido a una tuberculosis pulmonar, aún cuando el bacilo de Koch se encontraba creciendo en su organismo. La Nueva Medicina predice que este paciente tenía  también algún programa especial del Endodermo en Fase Activa, probablemente algún miedo a la muerte quizás debido al diagnóstico de cáncer, ya que esto es lo que explicaría el crecimiento del bacilo de Koch en las muestras, pero no su acción infecciosa para producir la tuberculosis como tal, ya que el cáncer de células grandes que afecta los bronquios no es causado por un miedo a la muerte, sino por otro programa especial.

Algo similar ocurre con el cáncer de hígado (concretamente con un hepatocarcinoma) y la tuberculosis hepática. Lo primero que debemos señalar es que el carcinoma hepatocelular es un programa especial que crece en la Fase Activa del conflicto biológico de "miedo a morir de hambre" (en el sentido literal de la expresión), o un conflicto de existencial de "carencia material". En un sentido figurado aplicado al ser humano sería, por ejemplo, carecer de los recursos económicos suficientes para poder sobrevivir uno mismo o algún ser querido.

Esta es una de las razones por las cuales este tipo de cáncer es más frecuente en ciertas zonas de África, en las cuáles la situación socio-económica es realmente precaria, por usar un eufemismo. Según otro artículo: "la aparición del carcinoma hepatocelular varía mucho según la ubicación geográfica. Mientras que la incidencia en el mundo occidental es menos de dos por 100,000 hombres, es de 40-60 por 100,000 en África y partes del Lejano Oriente."

Como señalamos arriba, este cáncer crece en la Fase Activa por tratarse de un programa especial de origen endodérmico. Por tanto, cuando se produce la solución del conflicto biológico se produce necrosis caseificante del tumor mediante la acción de microbios especializados. Aunque esto es desconocido para la medicina convencional y alternativa, sin embargo, se han documentado casos en donde este proceso ha sido descubierto por accidente.

En un artículo científico titulado: "A case of hepatocellular carcinoma with tuberculoma" se señala en el resumen: "hicimos un diagnóstico de carcinoma hepatocelular y realizamos una resección parcial del hígado en una mujer de 72 años. Se observaron granulomas dentro del carcinoma hepatocelular en el espécimen quirúrgico. Los hallazgos microscópicos demostraron a los granulomas estando particularmente dentro del tumor, y mostraron que ellos estaban compuestos de células epitelioides con necrosis caseosa. Estos tuberculomas comprimieron las células tumorales y muchos linfocitos habían infiltrado el tumor alrededor de los tuberculomas. La etapa del cáncer del paciente fue temprana y su pronóstico es bueno."

Adviértase como los granulomas se encontraban dentro del tumor, y como estaban compuestos por células epitelioides con necrosis caseosa. Esto indica que el paciente se encontraba en la Fase de Curación de su conflicto y que ya la infección había empezado a realizar su trabajo para eliminar el tumor mediante la necrosis caseosa. Este es el proceso natural de remisión espontánea del cáncer de hígado y de todos los demás cánceres de origen endodérmico.

5) Dado que el adenocarcinoma de pulmón y la tuberculosis pulmonar forman parte del mismo programa especial, pero en fases diferentes, el Foco de Hamer estará ubicado siempre en el mismo sitio del cerebro en ambos casos. Y ese sitio es la parte dorsal derecha del tronco cerebral. En el adenocarcinoma de pulmón el Foco de Hamer tendrá la forma de círculos concéntricos, que indicarán que el conflicto biológico está activo. Si son vistos por algún radiólogo serán considerados meramente como "artefactos" de la máquina. Durante la tuberculosis pulmonar el Foco de Hamer ya no tendrá la forma de círculos concéntricos, sino la forma de un edema cerebral, de mayor o menor tamaño, dependiendo de la intensidad y duración del conflicto. En otras palabras, el "artefacto" que era visible durante el crecimiento del adenocarcinoma pulmonar, ahora será visible como un edema cerebral durante la tuberculosis pulmonar.

En el siguiente TAC cerebral se aprecia un Foco de Hamer en la Fase Activa del conflicto biológico de miedo a la muerte de un paciente con adenocarcinoma de pulmón; como ya hemos dicho, considerado simplemente como "artefacto" por los radiólogos.

Foco Hamer Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Geerd

Todo paciente con un adenocarcinoma de pulmón tendrá durante la fase Activa del conflicto de miedo a la muerte, un Foco de Hamer en la misma zona y con la misma o similar configuración de la imagen que observan arriba. El tamaño dependerá de la intensidad y duración del conflicto, de la masa conflictual, lo cual aplica también al tamaño de los tumores en los pulmones. Al resolver el conflicto, ese Foco de Hamer será visible como un edema cerebral, que como hemos dicho, estará ubicado en la misma zona y será simultáneo a una "tuberculosis pulmonar". Esto ocurrirá en caso de que el paciente haya tenido el bacilo de Koch en su organismo, ya que si éste falta, en la Fase de Curación no habrá tuberculosis alguna, sino solo un detenimiento y encapsulación de los tumores pulmonares.

Dado que se trata de imágenes objetivas, visibles, y por tanto verificables, lo que plantea la Nueva Medicina sobre el adenocarcinoma de pulmón y sobre la tuberculosis pulmonar puede verificarse científicamente en cualquier número de pacientes tomados al azar. La Nueva Medicina predice que todos ellos tendrán un Foco de Hamer en esa misma zona del cerebro, independientemente de otros Focos de Hamer que puedan tener y que se refieran a otros conflictos y enfermedades, y que la configuración de ese foco estará correlacionada con la fase de conflicto en que se encuentre el paciente.

Al ser una predicción empírica fácil de someter a prueba, la Nueva Medicina podría ser fácilmente refutada en caso de que fuese falsa o fácilmente confirmada si es verdadera, por lo que la oposición y propaganda demagógica que se usa en contra de ella parece tener otros intereses, intenciones o propósitos, ajenos completamente a la búsqueda científica de la verdad.

6) El conflicto biológico de miedo a la muerte explica el aumento de casos de tuberculosis en personas que han sufrido las consecuencias de la post-guerra, en las cuáles la amenaza cierta de morir o de ver morir a los seres queridos, es un caldo de cultivo para este tipo de conflicto.

De acuerdo a lo señalado en un artículo: "Ismael Huerta, jefe de sección de vigilancia epidemiológica de la consejería de salud, conoce de primera mano la evolución de la tuberculosis en Asturias. Huerta destaca que la comunidad autónoma, tradicionalmente endémica en tuberculosis, está consiguiendo reducir de forma significativa en los últimos años el número de casos. Las tasas del Principado están aún por encima de la media nacional, pero hemos recortado distancias. El jefe de vigilancia epidemiológica aporta además un hecho tan poco conocido como real. Buena parte de las declaraciones de tuberculosis que se registran en Asturias tienen lugar en personas de edad avanzada que se infectaron durante las décadas del hambre, de la penuria de la post guerra. La tuberculosis tenía un buen caldo de cultivo en las malas condiciones de vida que cientos de asturianos se vieron obligados a sufrir tras la contienda civil."

El lector que conoce la Nueva Medicina sabe que dentro de las "malas condiciones de vida", el principal hecho biológico pertinente para el surgimiento de la tuberculosis (además de la presencia en el organismo del bacilo de Koch), es que la persona afectada haya hecho un conflicto de miedo a la muerte, y que lo haya resuelto.

Adviértase que no se está diciendo que es necesario vivir en una guerra para desarrollar tuberculosis; lo que es necesario es:

a) Tener el bacilo de Koch en el organismo (en el momento del DHS).
b) Haber resuelto el conflicto biológico de miedo a la muerte.

Esto puede ocurrir en cualquier persona, sólo que es más probable (estadísticamente hablando) que tales condiciones sea hagan efectivas en personas que pertenecen a ciertas clases sociales (las más pobres), o bajo ciertas condiciones sociales especiales (ej: la post-guerra).

7) La Nueva Medicina también explica el presunto comportamiento "caprichoso" que la medicina convencional le adjudica a la tuberculosis, por desconocimiento de las causas y procesos reales. Según el mismo artículo anterior: "la enfermedad tiene además un comportamiento caprichoso. La infección se adquiere en la edad adulta joven, pero puede manifestarse en ese momento, más tarde, o permanecer latente para siempre, sin dar síntomas.
Asturias registró en el año 2005, pendiente de una corrección al alza por retrasos de diagnóstico, un total de 220 casos. Muy pocos comparados con los casi 400 que tuvieron lugar en el año 2000. Muchos de ellos son de personas mayores de 65 años que se vieron expuestas al bacilo durante la post guerra. Huerta señala que en los últimos años está disminuyendo la aparición de la enfermedad en los adultos jóvenes, mientras se mantiene alta en los mayores. El jefe de sección de vigilancia epidemiológica aclara además, que dado el peculiar comportamiento del bacilo, hay muchos más infectados que enfermos. Una vez que se produce la infección, el organismo desarrolla una respuesta inmune que puede proteger a la persona de por vida. De hecho, se estima que un 5% desarrollará la enfermedad en los dos primeros años tras la infección y otro 5% mucho tiempo después. Así, apenas el 10% de los expuestos al bacilo acabará enfermando."

La razón por la cuál solo el 10% de los expuestos al bacilo acabará enfermando, lo que significa que el 90% restante de personas expuestas al bacilo no enfermará, es que si la persona tiene el bacilo, pero no la correspondiente Fase de Curación del conflicto biológico de miedo a la muerte, el bacilo no producirá efecto "patológico" alguno. La persona "no enfermará", lo que ocurre como se ha dicho en el 90% de los casos; con excepción de los casos de la post-guerra donde es más probable sufrir el conflicto y desarrollar tuberculosis.

Sólo los que hayan tenido el conflicto biológico de miedo a la muerte y lo hayan resuelto, podrán sufrir de tuberculosis en la Fase de Curación. Es esto lo que ocurre en el 10% de los casos mencionados en la estadística anterior, ya que es sólo una minoría (dentro del grupo de personas expuestas al bacilo) la que hará tal conflicto biológico. 

Como señala el Dr. Hamer: "el dilema en el que se encuentra la ciencia médica es que al no reconocer las dos fases de cada enfermedad (Segunda Ley Biológica), la medicina convencional sólo ve la segunda fase, porque es sólo en la Fase de Curación durante la cual los microbios se encuentran activos. Y debido a que las actividades de los microbios frecuentemente son acompañadas de aumento de volumen, fiebre, inflamación, formación de pus, descarga y dolor, los microbios son considerados malévolos y son vistos como los causantes de las enfermedades infecciosas. Pero no son los microbios que causan la enfermedad. Por el contrario, nuestro organismo utiliza los microbios para optimizar el proceso curativo."

Aunque en la medicina convencional se ha estudiado la relación entre el cáncer de pulmón (y otros tipos de cáncer) y la tuberculosis, solo la Nueva Medicina puede explicar esa relación en una forma que sea científicamente reproducible y verificable en cada caso individual. Esta comprensión no solo permite saber lo que realmente está ocurriendo en las enfermedades, sino que también nos indica la forma de terapia óptima, que consiste esencialmente (aunque no exclusivamente) en propiciar o inducir sistemáticamente la remisión espontánea de la enfermedad según las particularidades de cada paciente.

 

2. El Foco de Hamer orgánico.

Blog Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Foco Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Cualquier persona familiarizada con la Nueva Medicina conoce que los Focos de Hamer son las imágenes cerebrales, visibles en las tomografías cerebrales, que se corresponden con un conflicto biológico y con una alteración orgánica concreta. El Foco de Hamer indica, según lo que se estima actualmente, que en el cerebro ha ocurrido una ruptura del campo electromagnético a consecuencia del DHS que ha vivido la persona.

Lo que es menos conocido es que los Focos de Hamer también son visibles en el órgano concreto afectado desde el DHS. Es decir, también existen, además de los Focos de Hamer cerebrales, los Focos de Hamer orgánicos.

La imagen que observan arriba es un Foco de Hamer orgánico, ubicado en la 4ta vértebra lumbar de un paciente con un conflicto de desvalorización. Algunos puntos a tener en cuenta:

1) La existencia de los Focos de Hamer orgánicos confirma la tríada psique-cerebro-órgano que postula la Primera Ley Biológica.

2) Estos Focos orgánicos sugieren, que análogamente a lo que ocurre en el cerebro, algún tipo de alteración electro-fisiológica o electromagnética está teniendo lugar en el órgano también.

Esto muestra la íntima vinculación que existe entre el cerebro y los órganos o más específicamente, entre ciertos relés cerebrales y órganos específicos; y esta vinculación tal vez no sea solo de tipo bioquímico, sino posiblemente de tipo bio-eléctrico o bio-electromagnético.

Esto último no se conoce con exactitud. Al respecto, el Dr. Hamer ha escrito: "aún no conocemos con exactitud lo que sucede a nivel electrofisiológico en cada una de las células del cerebro y de los órganos o lo que sucede en los conmutadores o zonas de control cerebral. Este conocimiento, no obstante, no es imprescindible para llevar a cabo un trabajo clínico que considere estas imágenes en diana como hallazgos significativos."

3) Lo anterior pareciera apoyar las teorías, ideas o especulaciones sobre una base bio-física o bio-energética de las enfermedades. Esto último no lo señala la Nueva Medicina; pero forma parte de la reflexión que pudiera hacerse a partir de estos descubrimientos.

4) El Foco de Hamer orgánico solo es visible al comienzo de la Fase Activo. Es decir, poco después del DHS y particularmente en los órganos compactos como el hueso o el hígado.

De un modo superficial, la existencia de los Focos de Hamer orgánicos no parecen ser en sí mismos muy importantes; pero desde un punto de vista teórico, son muchas las ideas que podrían surgir y a partir de ellas, las investigaciones científicas que podrían realizarse para comprender más profundamente los detalles del programa biológico especial. A nivel diagnóstico, una persona entrenada en la Nueva Medicina podría inferir, a partir de un Foco de Hamer orgánico, la ubicación del Foco de Hamer en el cerebro y el conflicto biológico correspondiente al programa especial en curso. De allí que todo investigador y estudioso de la Nueva Medicina debería familiarizarse con estas imágenes también.

 

3. Dificultades y limitaciones en la terapia
de la Nueva Medicina.

Blog Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

La mayoría de la gente, por razones obvias, busca la Nueva Medicina como una alternativa para curar alguna enfermedad considerada "incurable" por la medicina convencional. Otras personas solo se interesan por simple curiosidad intelectual, y no por alguna urgencia médica inmediata. Aunque debemos pensar que esa curiosidad se debe, en parte, a la necesidad de contar con alguna terapia eficaz en caso que en el futuro aparezca alguna enfermedad grave.

Pero un examen objetivo y serio debe llevarnos a estudiar, con el mismo rigor, los límites de la Nueva Medicina en cuanto a su eficacia terapéutica, a los fines de tener una visión realista y no fantasiosa de lo que realmente es la Nueva Medicina y de lo que podemos esperar de ella.

En este artículo comentaré muy brevemente algunas de las dificultades y desafíos terapéuticos que existen aún en el supuesto ideal de que el paciente sea tratado únicamente por la Nueva Medicina desde el comienzo de su enfermedad. Hablo de "supuesto ideal", porque en la actualidad al no estar reconocida oficialmente la Nueva Medicina, las pocas personas que logran tratarse con ella lo hacen en condiciones no óptimas, sino que llegan como un último recurso después de un largo camino que ha incluido quimioterapia, cirugía, radiaciones...)

Debemos tener en cuenta algunas cosas:

1) Hay programas especiales que en sí mismos y bajo ciertas condiciones específicas y previsibles, son mortales.

Por ejemplo, un conflicto de pérdida de territorio que haya durado más de nueve meses y que sea resuelto abrúptamente después de este tiempo es mortal en casi el 100% de los casos. Tratado en forma óptima antes de la solución del conflicto (mientras todavía se está en conflicto activo), ese porcentaje se podría reducir más o menos a la mitad, lo que significa que se podrían curar alrededor del 50% y que el otro 50% fallecería.

Por cierto, el hecho anterior muestra que la afirmación que la Nueva Medicina puede curar el 95% de los casos debe matizarse especificando las condiciones para su realización. Tal porcentaje podría alcanzarse sistemáticamente si las Leyes Biológicas se emplearan a gran escala en condiciones óptimas. Vale decir que si los pacientes son tratados únicamente con la Nueva Medicina; si conocen la Nueva Medicina antes de su enfermedad; si cuentan con terapeutas bien entrenados. Pero aún así, ese porcentaje sólo es válido en algunos tipos de programas especiales, no en todos, ya que hay programas especiales que son objetivamente más riesgosos que otros en términos de su potencial para amenazar la vida; y depende también de la intensidad y duración del conflicto biológico.

2) No siempre es fácil evitar las recaídas conflictuales.

La razón es que muchos conflictos biológicos, aunque sean producidos por eventos aislados, se producen en un contexto (familiar, laboral, afectivo, personal) en el cual la persona sigue insertada. Y esto aumenta la probabilidad de que algún raíl (estímulo asociado al DHS) haga su aparición en cualquier momento, especialmente si la persona no sabe cuáles son los raíles asociados a su DHS.

Cuando la persona conoce los raíles es más fácil evitarlos, y por tanto  evitar recaer en el conflicto y enfermedad inicial. Pero para esto la persona tendría que conocer la Nueva Medicina.

Cuando la persona no tiene idea de la Nueva Medicina y del conflicto biológico que está en la base de su enfermedad, entonces se encuentra literalmente en manos del azar, en el sentido de que serán únicamente las circunstancias externas las que determinarán si persona recaerá o no.

Pero aún una persona que conozca la Nueva Medicina no está necesariamente protegida de los raíles, ya que en algunos casos estos raíles no son por completo evitables. La persona inevitablemente está expuesta a ellos y reacciona automáticamente a su influencia. El conocimiento teórico de la Nueva Medicina no nos hace inmune a la enfermedad; sólo nos hace más capaces de evitar conflictos biológicos o de resolverlos más prontamente o de emplear una terapia más adecuada. Pero nada de esto garantiza inmunidad absoluta frente a las enfermedades.

3) No siempre es fácil resolver el conflicto.

El conflicto biológico está relacionado con la supervivencia, y con la privación de necesidades biológicas ancestrales. De allí que tomar conciencia que estamos ante un conflicto biológico no implica, por sí mismo, su solución. Una persona puede dar una charla completa sobre su conflicto biológico y aún así mantenerlo activo, aunque en muchos casos cuando se logra compartir emocionalmente el conflicto, éste puede resolverse.

Es por esto que la solución práctica o real es la más eficaz para solucionar el conflicto biológico, ya que es la solución que ha sido programada por la Naturaleza. El problema es que esta solución no siempre es posible (bajo las circunstancias específicas del paciente), por lo que la solución debe intentarse a nivel intelectual, racional o por vía del diálogo, lo que tiende a ser ineficaz en muchos casos.

Como lo explica el Dr. Hamer, cuando en una entrevista es consultado sobre la forma de resolver el conflicto biológico: "únicamente hablando, no. No tenemos necesidad de esta terapia de diálogo tal y como antiguamente era utilizada por la psicoterapia, en la que se debía hablar conjuntamente de no importa qué problema. Se debe hablar, naturalmente, pero lo mejor es remitirnos de nuevo al reino animal. En efecto, el animal no puede sobrevivir, no puede resolver su conflicto si no es con una solución real. El ciervo, por ejemplo, sólo sobrevivirá si reconquista su territorio. La madre, a quién el predador arrebata el hijo, sólo sobrevivirá si ella le obliga a soltar a su cachorro, persiguiéndole o bien (eso es algo que la naturaleza ha previsto) si la madre vuelve rápidamente a quedar preñada. Entonces el conflicto queda realmente resuelto.

A decir verdad, así es como deberíamos proceder también nosotros en nuestras relaciones humanas, intentando encontrar desde el principio una solución real al conflicto, resolverlo en forma práctica. El ciervo necesita recuperar su territorio o bien conquistar otro. La solución práctica es la mejor y más duradera: es la solución definitiva.

Sólo cuando esta solución se muestra impracticable podemos intentar una terapéutica a través del diálogo, para digamos, tener una solución de recambio como vía de salida, como escapatoria. Aquí es preciso que puntualicemos también que la terapia aplicada hasta ahora en todas las dificultades psíquicas ha sido la de calmar, desconectar, tomar tranquilizantes, siendo lo importante calmarse.

En realidad, si la naturaleza ha programado un estrés no es sin razón, puesto que es sólo bajo estrés que el individuo puede resolver el conflicto. Para encontrar una solución real, lejos de suprimir el estrés, es necesario por el contrario acentuarlo todavía más para poner al individuo en disposición de resolverlo. Si se administrasen tranquilizantes al ciervo, jamás podría recuperar su territorio, ya que su actividad quedaría paralizada. Se puede ver pues que, en Psiquiatría, administrando tranquilizantes (productos químicos) para calmar a los pacientes, lo único que se consigue es cultivar enfermedades crónicas, ya que a estos pacientes, privados de sus propios medios naturales para resolver conflictos, no les queda viento en las velas. De esta manera estos infelices no podrán jamas resolver sus problemas, y a menudo quedan condenados a pasar su vida entera tras los barrotes de la Psiquiatría."

La solución práctica debe ser la primera opción; sólo si ella no es posible o es muy problemática dada las condiciones específicas del paciente concreto, es cuando debe intentarse la solución del conflicto por vía de procedimientos psicoterapéuticos e intelectuales, que en muchos casos son ineficaces. Y el éxito de estos últimos depende tanto de la habilidad del terapeutia como del paciente específico.

4) Algunos tipos de conflictos biológicos parecen ser más difíciles de resolver que otros.

Un ejemplo de esto es el conflicto biológico de miedo a la muerte asociado a un adenocarcinoma de pulmón. Este es un conflicto muy arcaico y primitivo, regido por el Tronco Cerebral, y en consecuencia es muy difícil de resolver mediante el diálogo o la razón.

Además, si este conflicto se produce por el diagnóstico de cáncer o de otra enfermedad "incurable" y mortal, entonces el conflicto puede ser casi imposible de resolver. Los síntomas y signos confirman, en la mente de la persona, que la enfermedad está agravándose y que ello representa un peligro inminente de muerte, lo que consolida y refuerza el conflicto biológico original. Lo que a su vez agrava más la enfermedad, creando un círculo vicioso.

En estos casos, y sobre todo si la persona no conoce la Nueva Medicina o si sólo la conoce después de estar enferma, con todas las incertidumbres y miedos que se tienen producto de un diagnóstico de cáncer, el éxito de la terapia de la Nueva Medicina se reduce considerablemente.

Adviértase que estos programas especiales son perfectamente curables si el conflicto se resuelve a tiempo. El problema es que esa condición no siempre puede cumplirse a voluntad en los casos particulares. Y es esto último lo que dificulta o limita seriamente, en algunos casos, la terapia óptima.

 

4. Marcadores tumorales en la Nueva Medicina.

Blog Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Según la página web de la American Cancer Society, los marcadores tumorales son: "sustancias que se encuentran en el cuerpo cuando hay presencia de cáncer. Éstos se encuentran más comúnmente en la sangre o en la orina, aunque también pueden estar en los tumores y otros tejidos. Pueden ser productos de las mismas células cancerosas o ser producidos por el cuerpo en respuesta al cáncer, entre otras afecciones. La mayoría de los marcadores tumorales consisten de proteínas. Existen muchos diferentes marcadores tumorales. Algunos son vistos en un solo tipo de cáncer, mientras que otros pueden encontrarse en muchos tipos de la enfermedad."

Es importante saber que, de acuerdo a la medicina convencional, los marcadores tumorales en general no son por sí mismos suficientes para el diagnóstico de cáncer: "Por muchas razones, los marcadores tumorales por sí solos no son suficientes para determinar la presencia de cáncer. La mayoría de los marcadores tumorales pueden ser producidos por las células normales, al igual que las cancerosas. En ocasiones, las enfermedades no cancerosas también pueden causar que los niveles de ciertos marcadores tumorales se incrementen más de lo normal. Y puede ser que no todas las personas con cáncer presenten niveles elevados de algún marcador tumoral en particular. Por estas razones, sólo unos cuantos marcadores tumorales se usan comúnmente por la mayoría de los médicos. Cuando un médico observa el nivel de algún marcador tumoral, lo considerará junto con el historial del paciente y su revisión física general, así como con los otros análisis de laboratorio y estudios de imágenes."

La Nueva Medicina nunca niega los hechos, sólo la interpretación de ellos, que en la medicina convencional es basada en hipótesis, no en leyes naturales. En consecuencia, la Nueva Medicina no niega el hecho incuestionable de que en ciertos cánceres existen variaciones o alteraciones de los llamados marcadores tumorales. Pero estos hechos se explican de acuerdo con y en el contexto de las 5 Leyes Biológicas.

En principio, pueden encontrarse marcadores tumorales en cada crecimiento tumoral, lo cuál implica:

1- Marcadores tumorales correspondientes a tumores que crecen en la Fase Activa de los órganos de tipo endodérmico y mesodérmico cerebeloso. En consecuencia, los niveles de estos marcadores tumorales indicarían que el conflicto se encuentra activo.

2- Marcadores tumorales correspondientes a tumores que crecen en la Fase de Curación de los órganos de tipo mesodérmico nuevo y ectodérmico. En consecuencia, la presencia de ciertos niveles alterados de estos marcadores tumorales indicaría que una Fase de Curación se está llevando a cabo en el organismo, lo que en sí mismo es motivo de optimismo y esperanza para el paciente.

Como la medicina convencional no conoce las Leyes Biológicas no distingue entre tumores que crecen en la Fase Activa del conflicto de los tumores que crecen en la Fase de Curación; y este hecho por sí sólo desacredita cualquier tipo de diagnóstico y pronóstico en la medicina convencional basado en los niveles de los marcadores tumorales.

Esto muestra que los hechos, que son iguales en la medicina convencional y en la Nueva Medicina, son interpretados de forma diferente por ambas. Mientras que para la medicina convencional un marcador tumoral muy elevado correspondiente a un tumor de tipo ectodérmico es un signo de alarma y progresión de la enfermedad (con su pronóstico fatalista y el consiguiente pánico del paciente), para el médico de la Nueva Medicina será un signo de que el proceso de curación se está llevando a cabo sin problemas.

Esto significa que los marcadores tumorales pueden tener también un valor diagnóstico, porque sus niveles (en el caso de los marcadores tumorales "específicos") reflejarán con más o menor precisión lo que está pasando en el órgano, y de allí el terapeuta de la Nueva Medicina inferirá lo que está pasando correlativamente en la psique y en el cerebro. Esto implica que el terapeuta de la Nueva Medicina debería conocer en profundidad los marcadores tumorales, ya que pueden serle de ayuda diagnóstica a falta de otros medios (e.j. de una tomografía cerebral o una historia clínica detallada). Esto no significa que los marcadores tumorales sustituyan otros recursos diagnósticos; por el contrario, mientras más hechos se conozcan sobre el paciente, mejor y más precisa será la evaluación del caso.

Desde el punto de vista del paciente, lo importante de todo esto que comentamos es que los marcadores tumorales ya pierden su carácter fatalista de ser necesariamente indicios de que una enfermedad cancerosa mortal está progresando o avanzando. Si el paciente interpreta la alteración de los marcadores tumorales según las Leyes Biológicas entenderá que en algunos casos dicha alteración precisamente muestra que la enfermedad cancerosa ya está en Fase de Curación y que la enfermedad se encuentra en proceso de remisión.

Idealmente, el paciente debería ser asesorado profesionalmente por un terapeuta de la Nueva Medicina que pueda explicarle esto en detalle, responder sus cuestiones, aclarar sus dudas y ayudarlo al proceso de curación. Ayuda que en algunos casos puede requerir la intervención con medicamentos e incluso con cirugía o cualquier otro procedimiento que coadyuve a la Fase de Curación sin interrumpirla.

Por último, todo lo anterior explica por qué los marcadores tumorales pueden también encontrarse en procesos no cancerosos. Después de todo, todas las enfermedades son, según la Tercera Ley Biológica, procesos en los cuáles hay proliferación celular o necrosis o úlceras, según la hoja embrionaria y la fase del programa especial en cuestión, con la excepción de las enfermedades "equivalentes" al cáncer, en las cuáles solo hay pérdida funcional y recuperación de la función en la Fase de Curación. Y es durante la fase de conflicto donde haya proliferación celular, donde encontraremos los respectivos marcadores tumorales alterados. Esto, por supuesto, tomando en cuenta lo inespecífico de gran parte de ellos.

Podemos ver como la Nueva Medicina interpreta muchos hechos de una forma distinta, a veces radicalmente distinta, de la que existe en la medicina convencional. Y esta interpretación está siempre basada en las Leyes Biológicas, y siempre enfocada a ayudar al paciente a que pierda el miedo y a que supere su proceso de enfermedad.

 

5. Focos de Hamer y artefactos radiológicos.

Blog Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Es frecuente que los críticos de la Nueva Medicina argumenten que los llamados "Focos de Hamer" son en realidad artefactos, causados por la máquina que hace la tomografía. Eso es falso. Si bien es cierto que los artefactos, tal como lo entienden los radiólogos, existen; éstos no son la causa de los Focos de Hamer que aparecen en la tomografía cerebral. Según la Radiología, los llamados artefactos de la tomografía computarizada se clasifican en:

1) Artefactos por razones físicas.
2) Artefactos por movimiento.
3) Artefactos por razones técnicas.

Dentro de cada tipo o clasificación de artefactos se explican otros subtipos según el origen específico del artefacto en cuestión. El lector podrá profundizar más en estos tipos de artefactos en cualquier texto de Radiología. Estos artefactos existen y están fuera de discusión.

Por ejemplo, en el TAC cerebral de la izquierda se puede observar tanto un artefacto producido por la máquina, como una serie de Focos de Hamer que están realmente en el cerebro. El círculo grande (marcado con la palabra alemana Ringartefakt) es un artefacto radiológico, un producto artificial que causa la máquina. Los círculos marcados con flechas rojas grandes y pequeñas son Focos de Hamer. La imagen de la derecha también muestra un artefacto causado por la máquina:

Focos Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer Focos Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

En consecuencia, existen tanto los llamados "artefactos" como los Focos de Hamer. Como los radiólogos no conocen la Nueva Medicina ni la existencia de los Focos de Hamer, interpretan estos últimos en términos de artefactos únicamente. Algunos años después de que el Dr. Hamer descubriera los Focos de Hamer y su exacta y sistemática correlación con los órganos afectados y el tipo de conflicto, y ante la insistencia de los radiólogos de que tales focos eran artefactos, el Dr. Hamer decidió contactar en Alemania a la empresa Siemems a los fines de elaborar unos criterios técnicos que permitieran distinguir si los Focos de Hamer están realmente en el cerebro o son artefactos causados por la máquina.

Sin entrar en tecnicismos, y resumiendo, podríamos mencionar que las diferencias entre un Foco de Hamer y un artefacto causado por la máquina son las siguientes:

1) El Foco de Hamer siempre se encuentra en el mismo lugar del cerebro en los casos de un mismo tipo de enfermedad. Por ejemplo, en el caso de un carcinoma de cuello de útero el Foco de Hamer está siempre en el lóbulo temporal izquierdo del cerebro; y su forma es la de un edema cerebral, ya que el proceso se encuentra en Fase de Curación.

En cambio, el artefacto lo produce la máquina en un lugar cualquiera, independientemente del tipo de enfermedad que tenga la persona.

2 )En sus libros, el Dr. Hamer ha demostrado como un Foco de Hamer en Fase Activa y con forma de anillos concéntricos se transforma después de la solución del conflicto en un edema cerebral, y eventualmente en casos graves donde el conflicto ha durado mucho tiempo, en un tumor cerebral. ¿Cómo puede un "artefacto" transformarse así? Por ejemplo, véase el Foco de Hamer de la imagen izquierda:

Focos Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer Focos Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

El Foco de Hamer de la imagen izquierda se proyecta en parte en la médula del cerebro, pero en realidad pertenece a la corteza post sensorial, conflicto de separación dolorosa que tiene que ver con el periostio de la pierna izquierda. Pero al mismo tiempo vemos ya un anillo que está levemente edematizado, lo que indica que el conflicto se ha resuelto hace muy poco tiempo de haber tomado la tomografía.

Compárese la imagen izquierda con la siguiente de la derecha del mismo paciente, donde el Foco de Hamer que empieza a edematizarse en los anillos del borde se aprecia más claramente. Aunque conserva todavía su configuración de diana propia de la Fase Activa. Como es obvio, un "artefacto" no puede edematizarse.

3) Se puede demostrar que el Foco de Hamer tiene la configuración o forma correspondiente a la fase del conflicto que experimente el paciente. Esto no puede afirmarse de los "artefactos", los cuales son independientes de la enfermedad o del conflicto del paciente, ya que son causados por la máquina o por problemas relacionados con ella.

Por ejemplo, según la cartografía cerebral de los relés situados en el tronco cerebral, el relé correspondiente al hígado se encuentra ubicado en una zona precisa de la parte lateral derecha del tronco cerebral, según puede verse aquí:

Tronco Cerebral Organos Nueva Medicina Hamer 3ra Ley Biologica Sistema Ontogenetico

Un paciente con un adenocarcinoma de hígado tendrá necesariamente en esa zona un Foco de Hamer. Y un paciente con tuberculosis hepática, que es la Fase de Curación de adenocarcinoma de hígado, cuando los bacilos de Koch están presentes en el organismo, tendrá un edema en esa misma zona. En la siguiente imagen, se muestra el TAC de Olivia Pilhar, quien entre otras cosas, padeció una tuberculosis hepática:

Foco Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

El radiólogo, a partir de esa imagen, diagnosticó una "metástasis cerebral", ya que Olivia tenía previamente un tumor de Wilms en el riñón. ¿Qué otra cosa podría diagnosticar un radiólogo? En realidad, la imagen es un Foco de Hamer correspondiente al relé del hígado; y cuyo conflicto se encuentra solucionado, ya que el Foco de Hamer presenta acumulación de glía, es decir, del tejido conectivo del cerebro y que se corresponde con la tuberculosis hepática que Olivia sufrió.

Como dice el Dr. Hamer a propósito de dicha imagen: "la mancha blanca mostrada con la flecha indica algo: allí, en el relé del hígado en el Tronco Cerebral se ha acumulado tejido conectivo. Existen sólo dos posibilidades de interpretación de por qué un relé cerebral se tiña de blanco a causa del tejido conectivo acumulado:

- Anteriormente ha tenido lugar ya un proceso en el hígado (tumor hepático) y en el relé cerebral del hígado, y se ha llegado a una solución.
- El proceso actual en el curso de los ocho meses y medio de su actividad ha tenido pequeñas fases de solución.

Como el TAC sólo nos dice el estado del organismo en un momento específico (el momento en que se toma la tomografía), los detalles particulares a nivel conflictual deben investigarse examinando al paciente en el plano de la psique.

Otro ejemplo, también de la paciente Olivia, puede verse en la siguiente tomografía cerebral que muestra un Foco de Hamer activo en el relé de los túbulos colectores del riñón derecho, que no tiene nada que ver con el Tumor de Wilms, cuyo relé se encuentra en otra zona del cerebro y que causa allí un cáncer de riñón:

Foco Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Compárese con la siguiente tomografía de la parte inferior del riñón derecho de Olivia, que confirma la presencia del carcinoma del riñón (túbulos colectores):

Foco Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Como explica el Dr. Hamer: "la flecha indica el carcinoma de los túbulos colectores del riñón derecho, tumor de los conductos excretores renales. Observando atentamente se puede ver también aquí la típica configuración de anillos concéntricos a nivel orgánico en el parénquima ventral (tejido renal vuelto hacia el vientre) de la parte inferior del riñón derecho."

De acuerdo a la cartografía cerebral del Cerebelo, el relé de las glándulas mamarias se encuntra ubicado en el área lateral (izquierda para el cáncer de la glándula mamaria derecha; derecha para la glándula mamaria izquierda):

Mesodermo Antiguo Cerebelo Nueva Medicina Germanica Hamer 3ra Ley Sistema Ontogenetico

En una paciente con un cáncer en la glándula mamaria derecha la tomografía cerebral revelaría una imagen (un Foco de Hamer) como la siguiente:

Foco Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Es evidente que si se le pregunta a un radiólogo que opina sobre los Focos de Hamer mostrándole unas tomografías como éstas, dirá que es un artefacto o como en el caso del Foco de Hamer correspondiente al relé del hígado, un tumor cerebral. Esto es lógico, previsible y natural debido a que:

a) El radiólogo es experto en Radiología, pero no conoce la Nueva Medicina. Por tanto, ¿qué otra cosa puede decir? ¿Cree el lector que el radiólogo dirá: "sí es cierto, grandioso, es un Foco de Hamer"; si no sabe lo que es un Foco de Hamer y nunca ha leído nada sobre él?

b) En su aprendizaje y estudios en Radiología el radiólogo nunca ha correlacionado los "artefactos" que él observa en el cerebro con la historia clínica del paciente y los órganos afectados.

Pero es precisamente esta correlación la que le permitió al Dr. Hamer descubrir los Focos de Hamer, y diferenciarlos de los artefactos causados por la máquina.

Ningún radiólogo (ni el propio Dr.Hamer) pudo haber descubierto los Focos de Hamer con sólo mirar en la tomografía. Para descubrirlos, tendría que haber hecho lo que hizo el Dr. Hamer: examinar en detalle si cada enfermedad se corresponde con alguna imagen específica en el cerebro. Al hacer esto descubrió que, efectivamente, en todos los casos sin excepción cada tipo específico de órgano y de enfermedad se corresponde con un Foco de Hamer ubicado en una zona específica y concreta del cerebro.

Y no solo esto, sino que el Foco de Hamer se modificaba, pasaba de tener "anillos concéntricos" a formar un edema cerebral, según el estado, fase y evolución del conflicto biológico que experimentaba la persona.

De todo lo anterior se deduce que preguntar a un radiólogo su "opinión experta" sobre los Focos de Hamer es equivalente a preguntarle a un cazador de elefantes su opinión experta de "cazador" sobre la mejor forma de cazar tiburones; o en preguntarle a un médico internista cómo tratar la diabetes en un gato. La analogía está en que se le consulta al experto su opinión sobre un asunto que no conoce y no es de su experticia o área de especialidad; y que sólo está relacionado en apariencia con ella.

Un radiólogo nunca podrá determinar, observando en una tomografía, que lo que está viendo es un Foco de Hamer y no un artefacto, ya que no conoce los Focos de Hamer, y por tanto no puede diferenciarlos de los artefactos, que también existen. ¿Qué otra cosa podría decir el radiólogo, sino que es un artefacto? ¿Cómo podría decir: "sí, no hay duda, es un Foco de Hamer"? ¿Cómo lo distingue? Ya sabemos que no puede.

Ahora surge la pregunta:¿puede un médico de la Nueva Medicina confundir un artefacto con un Foco de Hamer? ¿Qué criterios tiene para distinguirlos?

Respecto de la primera pregunta, la respuesta es que sí puede confundirlos, si es que no está bien entrenado, si no tiene la suficiente experiencia o por error humano. Respecto de la seguda pregunta, hay que señalar que el Foco de Hamer en Fase Activa se presenta en forma de anillos concéntricos; en cambio, los artefactos que produce la máquina, y que son artificiales, pueden tener diversas configuraciones dependiendo de la causa que lo genere, existiendo medidas técnicas para evitarlos o corregirlos. Y una de estas configuraciones de los artefactos es en algunos casos la de círculos concéntricos. Especialmente en artefactos por error de estabilidad, de tipo técnico.

Es por este motivo que los radiólogos, al ver anillos concéntricos en el cerebro, pensarán siempre que se trata de artefactos de la máquina, y nunca de algo diferente. Por eso, no pueden ser convencidos mostrándoles una imagen, aunque sí demostrándole la correlación empírica entre ciertas enfermedades y el respectivo Foco de Hamer ubicado en el lugar, que corresponde a ese órgano en concreto.

De la misma manera que un médico convencional no se guía solo por un síntoma o signo en un órgano para diagnosticar una enfermedad, signo que puede corresponder a varias enfermedades, sino que buscará otros indicios que confirmen o refuten su presunción inicial; así mismo, un médico que conozca la Nueva Medicina no se guiará única y exclusivamente por el Foco de Hamer como herramienta diagnóstica infalible, sino que tomará en cuenta y hará el diagnóstico del paciente en los tres niveles: psique, cerebro y órgano. Este hecho pone de manifiesto que el diagnóstico de la Nueva Medicina es mucho más completo y exhaustivo que el de la medicina convencional, ya que además del diagnóstico corporal, se debe añadir el diagnóstico de la psique y el diagnóstico del cerebro.

En conclusión:

1) Los Focos de Hamer existen, están en el cerebro y son observables.

De esta afirmación se deducen dos observaciones empíricas:

a) Si a un mismo paciente se le toman dos o más tomografías cerebrales usando máquinas diferentes, presentará el Foco de Hamer siempre en el mismo lugar del cerebro.

b) Si usando una sola máquina, se rota o gira la cabeza del paciente, el Foco de Hamer rodará o girará con la cabeza del paciente, ya que dicho foco se encuentra en el cerebro.

2) Su localización está determinada por el tipo de conflicto específico, y se corresponde con una enfermedad concreta. Esto puede ser contrastado empíricamente, observando mediante experimentación si ante una enfermedad concreta, existe o no existe en el cerebro en una zona concreta el Foco de Hamer, correspondiente al órgano afectado.

Cualquier otra discusión es meramente académica o teórica, pero sin valor empírico alguno. Si los Focos de Hamer no están en el cerebro, sería muy fácil refutar la Nueva Medicina: encontrar una enfermedad en donde no aparezca en el cerebro el Foco de Hamer correspondiente, en el lugar donde tiene que estar.

3) Los Focos de Hamer durante la Fase Activa del conflicto, en la cual aparecen con forma de anillos concéntricos, son interpretadas por los radiólogos como artefactos. Estos también existen; pero a diferencia de los Focos de Hamer, no están localizados en un lugar concreto del cerebro que se corresponde siempre con un órgano determinado; y pueden también tener formas diferentes a los de simples anillos concéntricos, según la razón que genere dicho artefacto.

Por cierto, hay que señalar que ha medida que ha ido mejorando la tecnología de las máquinas de tomografía, muchos artefactos que antes se observaban ya no se observan o sólo en muy raros casos.

4) Los Focos de Hamer durante la Fase de Curación no presentan más la forma de anillos concéntricos, sino la forma de un edema cerebral. En este punto ya nadie los confunde con "artefactos" y no se plantea esa discusión, sino que son diagnosticados (cuando por casualidad son vistos) como un edema cerebral, y en los casos más graves, como un tumor cerebral. Este sólo hecho también refuta la afirmación de que "los Focos de Hamer son artefactos de la máquina", ya que esa discusión solo podría presentarse en el caso de los Focos de Hamer que están en la Fase Activa del conflicto.

5) La naturaleza exacta de los Focos de Hamer (qué tipo de fenómeno es), se desconoce en la actualidad. Sólo se ha constatado su existencia, su correlación con un conflicto biológico específico, sus diversas formas según la fase evolutiva del conflicto y su correspondencia con un órgano también específico. Pero no se ha formulado, aún que sepamos, ninguna teoría que explique su naturaleza.

6) Los Focos de Hamer también son visibles en los órganos compactos (huesos, hígados, etc.) pero sólo al comienzo de la Fase Activa. En estos casos hay una correlación exacta entre el Foco de Hamer en el cerebro correspondiente al órgano afectado (ej: el hígado), y el Foco de Hamer visible en dicho órgano. Esto añade un elemento más que puede ser contrastado empíricamente: si hay una correlación o no entre el Foco de Hamer cerebral y el Foco de Hamer orgánico.

Esto último es muy importante, ya que cuando una persona sufre un DHS, aparece inmediatamente en el cerebro el Foco de Hamer; pero en el órgano no se encontrará la lesión inmediatamente, sino cuando haya pasado un cierto tiempo que de lugar a manifestarse físicamente en el órgano los síntomas correspondientes o mediante pruebas radiológicas, serológicas, etc.

En estos casos, la correlación cerebro-órgano puede determinarse al constatar la existencia de un Foco de Hamer en el órgano y en el cerebro, simultáneamente y con la misma configuración de anillos concéntricos.

7) Durante la Fase Activa del conflicto los Focos de Hamer son observables mediante una Tomografía Axial Computarizada (TAC) del cerebro sin medios de contraste. Excepcionalmente, pueden observarse mediante una resonancia magnética nuclear en los casos de conflictos que han durado activos mucho tiempo. En Fase de Curación pueden observarse por tomografía cerebral sin contraste o con contraste, y también por resonancia magnética nuclear.

8) La existencia de los Focos de Hamer tiene una importancia no solo diagnóstica, sino también terapéutica, ya que permite anticiparse antes de la solución del conflicto y tomando en cuenta la duración de éste y otras variables, a las posibles complicaciones, y efectuar el tratamiento médico adecuado.

9) Desde un punto de vista diagnóstico, los Focos de Hamer permiten hacer, en el contexto de un examen exhaustivo en los tres niveles del paciente, un diagnóstico diferencial bastante riguroso, más exacto y completo que el de la medicina convencional.

10) Es importante entender que los círculos concéntricos que representan Focos de Hamer en la Fase Activa y que están en el cerebro, por las razones antes indicadas, no significa que en el cerebro anatómicamente existan círculos concéntricos. Estos círculos son la imagen que en la tomografía produce algún proceso que se está llevando a cabo a nivel cerebral (en caso de conflicto biológico), y cuya naturaleza (¿bioeléctrica?, ¿electromagnética?, ¿electrofisiológica?) se desconoce actualmente; pero esa imagen no necesariamente significa que en el cerebro hayan células formando círculos concéntricos. De la misma manera que la imagen que usted ve en su TV cuando observa un juego de fútbol no significa que si abre el televisor y lo revisa por dentro encontrará una balón o una portería; pero la imagen que observa del jugador corriendo y pateando a portería no sólo es un "artefacto" creado accidentalmente por el televisor, sino que depende existencialmente también de lo que el jugador real haga en el juego. Hay un hecho real y objetivo que sucede, y que puede ser "captado" y "transmitido", de forma fiel o no, exacta o no, directa o indirecta, a través de un aparato de TV.

El Foco de Hamer, presumiblemente involucra algún tipo de alteración electromagnética en el cerebro, y es esta alteración la que se manifiesta o se "capta" en forma de círculos concéntricos en la tomografía cerebral.

En todo caso, es esencial distinguir el hecho de la hipótesis que lo explica o interpreta:

a) El hecho es que el Foco de Hamer se encuentra siempre en un lugar específico del cerebro, según el tipo de órgano. Al ser esta una afirmación fáctica, es susceptible de ser confirmada o refutada empíricamente.

b) La hipótesis actual es que dicha imagen es generada por una ruptura del campo electromagnético del cerebro. Si esta hipótesis es correcta o no, no lo sabemos todavía. Pero esto en nada modifica el hecho mencionado en el aparte (a), que algo ocurre en el cerebro en un lugar específico y que puede ser captado.

11) La existencia de los Focos de Hamer si bien es un nuevo hecho descubierto por el Dr. Hamer, no es esencial para la existencia e incluso aplicación de la Nueva Medicina. Dado que la enfermedad se produce y evoluciona sincrónicamente en los tres niveles de psique-cerebro-órgano, conociendo a fondo cualquiera de esos niveles, se puede deducir limpiamente los otros dos niveles.

Como se ha dicho, en 1981 el Dr. Hamer descubrió la 1ra Ley Biológica sin tener idea de la existencia de los Focos de Hamer. Si bien muchas cosas se han descubierto desde ese tiempo hasta la actualidad, el hecho es que la Nueva Medicina no se reduce ni se agota en los Focos de Hamer, sino que éstos son parte integrante, pero no su esencia.

De lo anterior se colige que:

a) Aún cuando los Focos de Hamer no hubiesen sido descubiertos, o no fueren observables con la tecnología actual, esto sólo afectaría la contrastación del plano cerebral; pero no afecta para nada el plano de la psique (DHS y conflicto biológico) y al plano orgánico (constatable por radiografías, estudios serológicos, etc.); ni afectaría sustancialmente las 5 Leyes Biológicas. Aunque si reduciría un poco la precisión diagnóstica en casos difíciles o donde no haya todavía manifestación orgánica; y también en algunos casos, la probabilidad de éxito terapéutico.

b) Un verdadero terapeuta de la Nueva Medicina no se reducirá a "leer" tomografías cerebrales haciendo alarde de diagnósticos infalibles; sino que tomará en cuenta toda la dimensión del paciente, su nivel psíquico, su estado cerebral y también su estado orgánico; con las complejidades y particularidades de cada uno de estos niveles, y teniendo en cuenta la individualidad propia de cada ser humano.

 

6. Bulimia: causas y tratamiento según la Nueva Medicina.

Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Según la medicina convencional, la bulimia es: "una enfermedad en la cual la persona come en exceso o tiene episodios regulares de ingestión excesiva de alimento y siente una pérdida de control. La persona afectada utiliza luego diversos métodos, tales como vomitar o consumir laxantes en exceso, para prevenir el aumento de peso." Lo que es característico de la bulimia es que la persona come en exceso, pero al mismo tiempo, para prevenir el aumento de peso, intenta vomitar o expulsar lo ingerido.

Sobre las causas de la bulimia en la medicina convencional, se señala que: "se desconoce la causa exacta de la bulimia, pero los factores genéticos, psicológicos, traumáticos, familiares, sociales o culturales pueden jugar un papel. La bulimia probablemente se debe a más de un factor". En otras palabras, en medicina convencional, no se conoce la causa de esta enfermedad; sólo se especula con factores  que "pueden" jugar un papel en su origen.

En la Nueva Medicina se han descubierto las causas de esta enfermedad, y esto puede ser verificado en cualquier número de pacientes, tomados al azar, que efectivamente padezcan bulimia. Al igual que la anorexia, la bulimia solo aparece en constelación cerebral, cuando un paciente tiene dos conflictos biológicos activos y específicos, cada uno en un hemisferio cerebral diferente:

a) Un conflicto biológico de miedo con asco o repulsión, que durante la Fase Activa provoca hipoglucemia (disminución de glucosa en sanfre por insuficiencia de glucagón).

El miedo con asco o repulsión se refiere a cualquier situación que haya provocado un DHS con intenso asco y repugnancia a la persona. Por ejemplo: el observar con pánico una algún animal al que se le tiene un intenso asco; o en el caso de un niño, ser obligado a comer un alimento que el niño considera repugnante. Los ejemplos son infinitos, lo esencial es que la persona haya tenido una intensa sensación de asco, rechazo y repugnancia en el momento del DHS.

b) Un conflicto biológico de injusticia o rencor en el territorio, el cual provoca durante la Fase Activa una úlcera de la curvatura menor del estómago y duodeno.

A nivel cerebral, en todos los casos en que se produce una bulimia, tanto en diestros como en zurdos, se pueden observar los Focos de Hamer ubicados en los siguientes relés cerebrales:

Nueva Medicina Germanica Hamer Ectodermo Corteza Cerebral Territorial Lobulo Temporal Constelacion Ezquizofrenica Bulimica Bulimia Estomago Glucagon

El ser diestro o zurdo, mujer u hombre, sólo es importante a los efectos de saber:

1) La secuencia de los conflictos.
2) El contenido de cada conflicto.

Pero a nivel cerebral, todos los casos de bulimia presentan los Focos de Hamer en la misma localización.

Mecanismo de la Bulimia

Ya hemos dicho que lo característico de la bulimia es que el paciente ingiere grandes cantidades de alimentos para luego vomitarlos. Es decir, se busca:

1) Ingerir alimentos en exceso.
2) Expulsarlos, mediante el vómito provocado.

La causa de este mecanismo es desconocida en la medicina convencional. En la Nueva Medicina se conoce la causa: el paciente ingiere grandes cantidades de alimentos porque la hipoglucemia (disminución de glucosa en sangre por insuficiencia de glucagón) produce la necesidad biológica de comer (frecuentemente dulces: caramelos, helados, etc.) para contrarrestar la deficiencia de glucosa (azúcar) en el organismo; mientras que la úlcera de estómago produce un estímulo a vomitar, ya que el estómago es incapaz de absorber la ingesta excesiva de alimentos.

Resumiendo:

- Ingesta excesiva de alimentos: provocada por la hipoglucemia.
- Estímulo de vomitar o expulsar el alimento excesivo, provocado por la úlcera de estómago que dificulta la correcta absorción del alimento ingerido en exceso.

Bulimia y Anorexia

Si a la anterior situación se le agrega un conflicto biológico que afecte el hemisferio izquierdo, el paciente tendrá también anorexia nerviosa, tal como lo hemos explicado en este artículo, combinada con la bulimia, lo que ocurre con cierta frecuencia; y es lo que explica que en las páginas o videos informativos sobre la bulimia se trate el tema desde la perspectiva de su combinación con la anorexia.

Cuando el paciente tiene simultáneamente anorexia y bulimia, es porque tiene una doble constelación esquizofrénica: la constelación que causa específicamente la anorexia nerviosa con la constelación que causa específicamente la bulimia, que puede ser producto de tres conflictos biológicos específicos, aunque pueden haber más, y de hecho frecuentemente así ocurre.

La terapia causal consiste en identificar con precisión, en cada caso específico, los conflictos biológicos correspondientes y solucionarlos. De lograr esto, se puede curar totalmente la bulimia y la anorexia. Para lograrlo no hay fórmulas universales, sino que debe examinarse las circunstancias específicas de cada paciente, a fin de elaborar una estrategia terapéutica acorde con su situación particular.

Los últimos descubrimientos de la Nueva Medicina han sido en el campo de las llamadas enfermedades mentales, emocionales y trastornos de personalidad o para usar una expresión más amplia: enfermedades psiquiátricas. Pero la comprensión de estas enfermedades sólo es posible si previamente se conocen los fundamentos de las 5 Leyes Biológicas.

Esta es la razón por la cual la Psiquiatría conoce perfectamente los síntomas de muchas enfermedades mentales, pero tiene serios problemas al momento de identificar sus causas, y sobre todo, al momento de tratarlas eficazmente (de curarlas). Esto por supuesto también es válido, con algunas excepciones, para la medicina convencional en general.

En consecuencia, la Nueva Medicina debería ser estudiada también por psiquiatras profesionales, porque podrían ayudar mucho más eficazmente a sus pacientes a resolver muchos de sus "transtornos mentales o emocionales".

 

7. Anorexia nerviosa según la Nueva Medicina.

Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Según la medicina convencional, la anorexia nerviosa es: "un trastorno alimentario que implica limitar la cantidad de alimento que una persona come, ocasionando inanición y una incapacidad para permanecer en un peso corporal mínimo considerado normal para su edad y estatura. Las personas con este trastorno pueden tener un gran miedo a aumentar de peso, incluso cuando están con peso insuficiente. El hecho de no consumir suficiente alimento o hacer demasiado ejercicio ocasiona pérdida de peso severa."

Sobre las causas, lo más que nos puede decir la medicina convencional es que: "no se conocen las causas exactas de la anorexia nerviosa. Muchos factores probablemente estén implicados. La genética y las actitudes sociales hacia la apariencia corporal pueden jugar un papel. Algunos expertos han sugerido que los conflictos dentro de una familia pueden contribuir a este trastorno alimentario."

La Nueva Medicina ha descubierto las causas de esta enfermedad: la anorexia nerviosa es una constelación cerebral, una situación en la que existen dos o más conflictos activos en ambos hemisferios cerebrales, lo que ocasiona una sintomatología psicológica típica según el tipo concreto de constelación (cada constelación produce una determinada enfermedad mental, emocional o trastorno de la personalidad).

En la anorexia nerviosa, la combinación de conflictos es: sentido de injusticia, rencor en el territorio combinado con un conflicto cualquiera en la zona territorial del hemisferio izquierdo. En la mujer zurda sería un conflicto de pérdida de identidad, equivalente a no saber qué posición ocupar en un grupo, no tener un sentido de pertenencia, no saber qué decisión o resolución tomar (conflicto de indecisión), no saber a donde ir. Este conflicto es frecuente en las adolescentes cuando no se sienten integradas a un grupo, muchas veces por razones estéticas, se consideran feas en comparación con otras o no se sienten integradas por ese motivo o por no ser populares dentro del grupo. Pero también el querer ser delgadas a toda costa por considerarse un valor social deseable puede provocar un conflicto de identidad (respecto del propio cuerpo), que en las zurdas provocará un FH en el hemisferio derecho en la zona del estómago, creando el primer eslabón de esta constelación anoréxica.

A nivel cerebral, los Focos de Hamer aparecen como en el siguiente gráfico. En la derecha, el FH correspondiente a la curvatura menor del estómago y duodeno; y en la izquierda un FH correspondiente a cualquiera de los relés de la zona territorial del hemisferio izquierdo.

Nueva Medicina Germanica Hamer Ectodermo Corteza Cerebral Territorial Lobulo Temporal Constelacion Ezquizofrenica Anorexica Anorexia Estomago

A esta constelación pueden añadirse, y eso frecuentemente ocurre, otros conflictos tales como conflictos de separación (ej: del grupo), pero tales conflictos no son esenciales para causar la anorexia.

La terapia causal consiste en identificar exactamente cada conflicto y resolverlos en forma práctica. Al resolver uno de ellos desaparecen los síntomas de la anorexia; pero idealmente hay que resolver ambos para evitar que el conflicto que sigue activo cause  los síntomas orgánicos correspondientes durante la Fase Activa del programa especial.

Si el conflicto de identidad está generado o mantenido en parte por la creencia de la mujer en los valores sociales que favorecen la delgadez, el examen crítico de tales valores puede ayudar a romper el conflicto (aunque esto es difícil) y puede usarse en la terapia.

Pero téngase en cuenta que la anorexia nerviosa no es causada por los pensamientos errados de la persona; sino que los pensamientos propios y típicos del anoréxico son consecuencia de la constelación. Sin embargo, la constelación no ocurre en el vacío, sino en individuos que poseen una cierta cultura, una escala de valores, una perspectiva del mundo, que pueden propiciar o mantener ciertos conflictos como los de identidad. De allí que, en algunos casos, pueda ser útil trabajar sobre este aspecto, si una solución práctica no es posible o  no es duradera.

Un cambio de perspectiva, como que se muestre lo inútil o arbitrario de ciertos valores, casi siempre promovidos por la TV, puede romper un conflicto de identidad que se base en la creencia de que tales valores son deseables y deben seguirse a ultranza; y que por tanto, al no satisfacerlos, puede promover conflictos biológicos.

Aunque la constelación anoréxica es posible en los hombres, es más frecuente en las mujeres, por lo que he enfatizado la secuencia de conflictos posibles sólo en el caso de la mujer. Los que conocen la Nueva Medicina pueden fácilmente reconstruir la secuencia de conflictos correspondientes a los hombres.

 

8. VIH positivo y SIDA según la Nueva Medicina.

Blog Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

Nota introductoria: este artículo viene a ser la actualización del artículo que hace varios meses atrás publicamos sobre el SIDA. Como quiera que desde la publicación de ese artículo han salido a la luz algunos nuevos datos relevantes, he decidido incorporarlos todos en un sólo artículo, de forma tal que los lectores tengan toda la información unificada. He agregado algunas correcciones, adiciones y modificaciones importantes al artículo original para facilitar su comprensión.

Trataremos de explicar el SIDA desde el punto de vista de las Leyes Biológicas. Agregaremos también algunas observaciones personales al respecto, basadas en nuestro conocimiento del tema. También remitimos al lector a la literatura del Dr. Hamer para profundizar más en los aspectos relacionados con el SIDA y el rol de los microbios en general. Antes de entrar en el tema es conveniente primero hacer algunas aclaraciones conceptuales.

El SIDA es el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Es un estado patológico del organismo en el cual se presentan cuadros de severa inmunodeficiencia y la aparición de infecciones oportunistas o cánceres poco frecuentes (o ambas cosas). El diagnóstico también se puede hacer por el sólo hecho de tener un recuento de células CD4 por debajo de 200. Aunque no existan infecciones oportunistas o cánceres; por supuesto, todo esto a condición de que la persona sea previamente VIH positiva.

El VIH es el Virus de la Inmunodeficiencia Humana. El consenso mayoritario entre la comunidad científica es que este virus es la CAUSA del SIDA. En otras palabras, cuando hay SIDA es porque previamente se ha sido infectado por el VIH; pero no toda persona infectada con el VIH tiene SIDA, ya que puede estar infectada con el virus, pero no desarrollar todavía el cuadro clínico de inmunodeficiencia y la aparición de infecciones oportunistas o cánceres poco frecuentes. En los casos de personas infectadas con VIH, pero sin SIDA, se habla de "portador sano".

Como el lector ya sabrá, según esta visión el SIDA es una enfermedad incurable. Aunque recientemente, el caso de Andrew Stimpson ha causado gran revuelo, ya que se ha sido considerado por algunos como el único hombre curado de SIDA; lo que refuta la versión del SIDA como enfermedad incurable. Es de destacar que en esa nota de prensa también se menciona: "destacaron que hasta el momento se han conocido muchas anécdotas de personas que han vencido el SIDA, pero la evidencia de este caso parece ser conclusiva."

Adicionalmente a esto, el Dr. Luc Montagnier, quien en el 2008 recibió el premio Nobel de medicina por haber "descubierto" el VIH, ha recientemente declarado que el organismo puede, por medios naturales, librarse espontáneamente del VIH.

Hay que aclarar entonces, que si bien la teoría de que el VIH es la causa del SIDA es la aceptada por la mayoría de la comunidad científica, existe un grupo de científicos disidentes quienes han elaborado otro modelo explicativo, tanto del VIH como del SIDA. No niegan los hechos clínicos y de laboratorio, no son "negacionistas del SIDA", como se ha querido estigmatizarlos para descalificarlos, pero cuestionan su origen, causas, mecanismos y tratamiento.

Un pequeño porcentaje de científicos de este grupo disidente ha también cuestionado la existencia del VIH, aunque sin negar el SIDA como enfermedad; sobre la base de diversos argumentos científicos, en los que se incluyen una crítica de las fotografías presentadas por la medicina convencional y la virología; ofreciendo una explicación científica alternativa a dichas fotografías.

Pero en el tema del SIDA hay algunos eslabones que no pueden ser suficientemente explicados, ni por los partidarios de la versión mayoritaria u oficial, ni por los disidentes. La explicación científica de los disidentes es necesaria para entender muchos aspectos del SIDA, pero no es suficiente. Hay que complementarla necesariamente con los descubrimientos de la Nueva Medicina.

EL VIH Y el SIDA según la Nueva Medicina

El origen del diagnóstico VIH positivo ¿por qué hay gente que sale positiva en los tests del VIH?:

El primer hallazgo original de la Nueva Medicina ha sido la explicación científica de lo que causa la condición "VIH positivo", vale decir lo que hace que una persona aparezca positiva en los tests del SIDA (ELISA, Western Blot), y que se interpreta erróneamente por la medicina convencional como evidencia de que el virus se encuentra ya en el organismo.

Este hallazgo original del Dr. Hamer consiste en lo siguiente: en cada caso de un paciente diagnosticado como "seropositivo al VIH" o "VIH positivo", el Dr. Hamer encontró que todos estos pacientes habían tenido un conflicto biológico de cualquier tipo, pero frecuentemente de pérdida de territorio, en donde el olor del esmegma del prepucio funcionaba como un raíl.

Raíles son todas las circunstancias que han acompañado al DHS; tales circunstancias pueden ser un olor determinado, un color, un sonido determinado, una palabra o cualquier otro estimulo sensorial que la persona perciba en el instante del shock conflictivo o DHS. El cerebro asocia ese estímulo o raíl con la causa del conflicto, y eso hace que cada vez que se presenta dicho estímulo el cerebro reactive automáticamente el conflicto original. Estos "raíles", también llamados "pistas" o "tracks", explican el mecanismo de las alergias.

De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española, el esmegma es la "secreción de las glándulas prepuciales"; y el prepucio es la "Piel móvil que cubre el glande del pene". En la siguiente imagen pueden ver un pene con prepucio y uno sin prepucio (circuncidado):

Pene Prepucio Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

El esmegma solo se produce en los hombres que no han sido circuncidados, ya que la circuncisión consiste precisamente en cortar el prepucio que recubre el glande (cabeza del pene), puesto que las glándulas prepuciales son las encargadas de producir el esmegma. Esto implica que entre los hombres circuncidados, en tanto mantengan relaciones sexuales restringidas a ese grupo, no será posible o al menos será muy difícil ser diagnosticado de VIH positivo, ya que no será posible tener un raíl asociado con un esmegma inexistente.

Quizás esto explique por qué algunos estudios científicos han concluido que la circuncisión es un factor que previene el contagio del VIH. Por ejemplo, según un artículo:  "La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la agencia de Naciones Unidas contra el SIDA (ONUSIDA) dijeron que la circuncisión debería ser añadida a las intervenciones actuales para reducir la difusión del VIH." Y más adelante se agrega: "tres pruebas en África mostraron que la circuncisión reducía a la mitad la tasa de infección de VIH en hombres heterosexuales."

En otra noticia, publicada en la edición digital de El Mundo, se escribe: "los hombres circuncidados tienen un riesgo hasta seis veces menor de contagiarse con el virus del SIDA que aquellos varones que no lo están. Así de claro lo deja un nuevo estudio que afirma además que el motivo se debe a la eliminación del prepucio y no al estilo de vida, como se había deducido de anteriores investigaciones."

Por supuesto, todas estos datos científicos no pueden comprenderse correctamente si se ignora el hallazgo del Dr. Hamer sobre el raíl del esmegma y su influencia causal en la positividad de los tests del VIH. No es la circuncisión por sí misma la que protege del "VIH", sino el hecho de que la circuncisión impide la formación del esmegma, y en consecuencia, se excluye la posibilidad de que el esmegma pueda ser un raíl en un conflicto biológico cualquiera. Y como quiera que ese raíl es la causa de la formación de anticuerpos, que se interpretan por la medicina convencional como anticuerpos contra el VIH, la ausencia de tal raíl implicará que las personas sean negativas en los tests del VIH.

Sin embargo, un hombre circuncidado puede ser "VIH positivo" si recibe los anticuerpos anti-esmegma por vía externa. Por ejemplo, mediante una transfusión de sangre que contenga dichos anticuerpos o si hace un DHS en donde se encuentre como raíl el olor del esmegma de otro hombre. La circuncisión solo impediría que pueda haber un raíl relacionado con el propio esmegma o con el esmegma (inexistente) de otro hombre circuncidado. Y es por esto que tales estudios sobre la circuncisión y el SIDA no pueden apreciarse o interpretarse correctamente por la medicina convencional, y muy posiblemente arrojen resultados contradictorios si se intentan replicar.

Como hemos dicho, las glándulas prepuciales son las encargadas de producir el esmegma. Esas glándulas también pueden ser afectadas por un conflicto biológico específico, concretamente el conflicto masculino de "no poder penetrar a la mujer por falta de lubricación o estrechez vaginal", que en Fase Activa del conflicto provoca una proliferación de las células prepuciales productoras de esmegma cuyo sentido biológico es justamente aumentar la producción de esmegma para facilitar la penetración del pene en la vagina. En Fase de Curación, si están presente los microbios correspondientes (hongos o micobacterias como el bacilo de Koch), hay una reducción necrótica, por necrosis caseificante, de esas células extras que crecieron durante la Fase Activa.

En las personas VIH positivas se encuentra entonces un conflicto biológico de territorio, o de otro tipo, en donde el olor del esmegma se convierte en un raíl. Algunos ejemplos que ilustran esta situación serían los siguientes:

- Un hombre descubre a su mujer, en su propia casa, teniendo relaciones sexuales con otro hombre, y percibe el olor del esmegma de ese otro hombre (su rival) en el momento en que hace el DHS (por la infidelidad).

- Una mujer ha sido sexualmente abusada por su padrastro, sufriendo por ello un DHS con conflicto de frustración sexual y un raíl del esmegma, ya que frecuentemente recuerda el olor del esmegma en el pene sucio de su padrastro.

- Un hombre, desde su niñez o adolescencia, ha sido sexualmente abusado y violado de forma habitual por su hermano mayor, sufriendo por ello un conflicto de desvalorización con inmunodeficiencia y descalcificación ósea durante la Fase Activa; ese hombre todavía recuerda el olor del esmegma del pene de su hermano, que está fuertemente asociado al doloroso recuerdo traumático de los continuos abusos sexuales.

- Una prostituta se acuesta con un hombre a quien rechaza profundamente, y cuyo olor del esmegma le provoca un intenso asco, generándole un DHS con conflicto de asco-rechazo e hipoglucemia.

- Un hombre, que formando parte de una pareja homosexual, durante uno de sus actos sexuales habituales con su pareja, y percibiendo el olor del esmegma de su compañero, hace un DHS. Por ejemplo, de rencor en el territorio, con hepatitis en Fase de Curación.

- Un hombre homosexual está "fijado" al olor del esmegma de su compañero, olor que le gusta mucho; al descubrir la infidelidad de su compañero, debido a la promiscuidad que es frecuente entre algunos homosexuales, sufre un DHS con conflicto de separación de su pareja con afectación de la piel. Separación que asocia a la pérdida de contacto con el olor del esmegma de su compañero, al no podrá seguir sintiendo y disfrutando de ese olor peculiar. En rigor, este paciente tiene una "pérdida de contacto" con el esmegma de su compañero, lo que se traduce en un conflicto de separación con un raíl asociado al esmegma, y la positividad en el test del VIH.

- Un hombre homosexual descubre a su pareja (hombre) con otro hombre durante una relación sexual donde el olor del esmegma de ambos hombres (o de uno de ellos) está en el ambiente, en el momento en que hace un DHS por haber encontrado a su pareja in fraganti. Se puede ver que, entre los hombres homosexuales no circuncidados, que son la mayoría y en los cuáles hay frecuentemente conductas de promiscuidad sexual, hay más probabilidades de hacer un DHS en donde el olor del esmegma esté presente, por lo que no es extraño que el diagnóstico de seropositivo sea tan común entre homosexuales.

Es absolutamente necesario entender que el raíl, en este caso el olor del esmegma, es el estímulo externo predominante o distintivo que percibe la persona en el momento exacto del shock psíquico conflictivo (DHS), no antes ni después, ya que los raíles originales se forman solo en el momento del DHS, por lo que siempre hay que remontarse al momento exacto del shock emocional (DHS). El cerebro asocia el raíl con el origen del DHS, de forma tal que cada vez que se presenta nuevamente el mismo raíl en el ambiente o cuando la persona lo recuerda, se produce una recaída del conflicto. En el caso del raíl del esmegma, un aumento de los anticuerpos anti-esmegma y, por tanto, de la positividad en los test del VIH.

El raíl es un mecanismo ancestral que funciona como una señal de alarma. Por ejemplo: "aléjate de ese estimulo, la última vez que lo tuviste cerca sufriste un conflicto, no te acerques a él otra vez". Si un animal sufre un DHS donde el raíl es el rugido de un león, cada vez que vuelva a escuchar, así sea a mucha distancia, se pondrá alerta y posiblemente escapará inmediatamente sin esperar que el león se acerque, lo que favorece su supervivencia. En este sentido los raíles son un mecanismo arcaico y ancestral de supervivencia.

Técnicamente, y como se ilustra en los ejemplos anteriores, la persona VIH positiva es alérgica al esmegma que produce el prepucio masculino; y a partir de ese momento desarrolla anticuerpos que son los que las pruebas del VIH detectan, y que es lo que se interpreta, erróneamente por la medicina convencional, como "VIH positivo". En otras palabras, los tests del VIH (ELISA, Western Blot) no son más que tests que detectan la presencia de anticuerpos formados como consecuencia de una alergia (raíl) contra el esmegma del prepucio.

VIH positivo sería equivalente a ser alérgico al esmegma del prepucio, a tener un raíl relacionado con el esmegma. Hay un par de excepciones:

1- Es posible que una persona VIH positiva transfiera, por vía sanguínea, los anticuerpos a otra persona. En este caso, esta última persona también será VIH positiva, porque tiene los anticuerpos también. Pero posiblemente, según el Dr. Hamer, esta persona será "VIH negativa" al cabo de algunos meses o un año, ya que no tiene el raíl del esmegma, sólo los anticuerpos que adquirió por vía sanguínea de otro persona y que eventualmente desaparecerán con el tiempo.

2- También es posible que la madre VIH positiva transmita, mediante la leche materna, los anticuerpos a su bebé. En este caso el bebé será VIH positivo por algún tiempo. Después de ese tiempo, si se repite la prueba o test, el resultado aparecerá "negativo".

Muy probablemente, la primera excepción mencionada es lo que explique lo que ocurrió con Andrew Stimpson, mencionado en el comienzo de este artículo. Como se indicó en el artículo de la BBC sobre este caso: "después de 14 meses, los médicos le hicieron otra prueba y los resultados dieron negativo". 

Este hallazgo del Dr. Hamer explica también por qué se considera que el VIH es contagioso. En realidad, lo que se "contagia" o se transfiere son los anticuerpos anti-esmegma. Si una persona es portadora de tales anticuerpos podrá eventualmente transferirlos a otra persona, quien también será considerada "VIH positivo" (temporalmente).

Estas excepciones nos permiten hacer un clasificación de los anticuerpos en:

1) Anticuerpos activos: aquellos que produce el propio organismo, como ocurre cuando hay un conflicto con un raíl del esmegma o con otra alergia. Estos anticuerpos podrían desaparecer si el paciente deja de reactivar el conflicto, si deja de exponerse a la situación que activa el raíl; lo cuál es infrecuente ya que el raíl generalmente forma parte del entorno de la persona y por eso la mayoría de alergias son crónicas. 

2) Anticuerpos pasivos: aquellos que se reciben de otra persona y que hacen que el receptor sea temporalmente "positivo" en los tests. Después de un tiempo, más o menos un año, la persona ya no tendrá tales anticuerpos y aparecerá "negativa" en los tests.

En el caso de los anticuerpos anti-esmegma (anticuerpos contra el VIH, en la teoría oficial) los anticuerpos activos se originan como una reacción alérgica del organismo ante el olor del esmegma, cuando éste es parte de un conflicto biológico. Dado que se trata de un raíl, casi siempre presente en el entorno de la persona, ésta cae continua e involuntariamente en el raíl. Por ejemplo: cada vez que tiene un acto sexual; cuando se recuerda la situación que le causó el DHS; cuando mira la cara de la persona con quien tuvo el DHS; cuando percibe el olor del esmegma de otra persona, etc. Esto hace que siempre tenga los anticuerpos "anti-esmegma" y siempre aparezca como "positiva" en los tests correspondientes.

En resumen, si una persona es VIH positivo:

a) Ha tenido, algún tiempo antes de ese diagnóstico, algún conflicto biológico donde el olor del esmegma es un raíl.

b) Sin tener el raíl anterior, ha recibido externamente los anticuerpos de parte de otra persona, como ha ocurrido con muchos hemofílicos o con los bebés de madres VIH positivas.

En este esquema, el virus VIH, que el Dr. Hamer al igual que otros investigadores como Roberto Giraldo, Eleni Papadopulos o Stefan Lanka, consideran que no existe; o al menos que no hay evidencia científica de su existencia, no es la causa de la positividad de los test del SIDA. En consecuencia, tampoco puede ser la causa del SIDA.

Este descubrimiento original del Dr. Hamer destruye definitiva y comprobablemente el fundamento de la teoría vigente sobre el VIH como causa del SIDA, y de la condición de "seropositivo" como una sentencia de muerte. Lamentablemente, este descubrimiento es desconocido aún por los investigadores disidentes de la teoría oficial del SIDA. Y la razón es obvia: ¿cómo iban a descubrir que un raíl, relacionado con el olor del esmegma, causaría la positividad en los tests del VIH, si el concepto de "raíl" presupone el de conflicto biológico, y éste a su vez el de DHS, y todo ello implica las Leyes Biológicas?

Una posible objeción que podría plantearse a este hallazgo empírico del Dr. Hamer es que hay evidencia científica de que los tests del VIH pueden reaccionar "positivo" a distintos factores. Es decir, que hay muchos factores que pueden producir un resultado "positivo" en los tests del VIH, por lo que afirmar que sólo el raíl del esmegma puede causarlo es simplista e incluso inverosímil.

Efectivamente, esta objeción tiene un cierto fundamento, ya que los tests sanguíneos en general y los del VIH en particular no son perfectos, y pueden causar "falsos positivos". Sin embargo, dado que este hallazgo del Dr. Hamer no lo conocen los investigadores del SIDA, habría que revisar si los factores mencionados como causa de falsos positivos realmente tienen esa capacidad de generar  por ellos mismos (sin el raíl del esmegma) resultados positivos.

Por ejemplo, situaciones tan variadas como el herpes, la lepra o la tuberculosis, todas ellas asociadas a conflictos biológicos, pueden hacer que una persona aparezca positiva en los tests del SIDA, sin "tener" el VIH. La positividad es causada por una reacción sanguínea que "confunde" los tests. Y esto es admitido por los expertos en SIDA. Es por ello que realizan pruebas de confirmación, con tests como el Western Blot, que según se afirma es mucho más específico que el test de ELISA.

Sin embargo, no siempre las personas con herpes, lepra, tuberculosis, o cualquier otra de las condiciones que  hacen dar falsos positivos a los tests del VIH, aparecen positivo en los tests del SIDA. O sea, se puede tener algunas de estas condiciones y salir negativo en los tests. Esto indica que tales condiciones no son suficientes (al menos no siempre) para dar un resultado positivo en los tests VIH.

Esto puede hacer que nos planteemos lo siguiente: ¿no es posible que estas personas con infecciones comunes (herpes, etc.) que aparecieron positivas en los test del SIDA tengan también el raíl del esmegma? Esta pregunta no pueden responderlas los invetigadores convencionales ni los disidentes, porque ellos no saben lo que es un raíl, por lo que no pueden confirmar o descartar su presencia en el paciente.

Si a esto le añadimos el hecho de que el Dr. Hamer ha encontrado en todos los pacientes VIH positivo que ha examinado el raíl (alergia) del esmegma, excepto en los casos en que el paciente no tiene el raíl, sino los anticuerpos anti-esmegma recibidos por vía externa. Entonces creo que debemos cuestionar también si todas esas condiciones mencionadas como causas de "falsos positivos" operan con independencia del raíl del esmegma.

En todo caso, aún admitiendo que esos factores pueden por sí mismos, en algunas ocasiones, positivizar los tests (ya que éstos no son perfectos), el raíl del esmegma pareciera ser el factor principal y esencial para ser declarado "VIH positivo". De lo contrario, el Dr. Hamer no habría podido descubrir tal cosa en todos sus pacientes.

Y este es el aporte principal del Dr. Hamer en este tema, que produce un cambio profundo en la comprensión del SIDA, y sobre todo, permite que el diagnóstico de "serpositivo" al VIH no sea interpretado como una sentencia de muerte para el paciente.

El SIDA o Síndrome de Immunodeficiencia Adquirida

El SIDA en general se explica por una combinación de conflictos biológicos típicos conjuntamente con factores externos (especialmente fármacos, drogas, estresantes oxidativos, etc.). Dado que muchos investigadores ya han desarrollado en profundidad el aspecto tóxico del SIDA, aquí nos limitaremos a referir los conflictos biológicos más frecuentes en pacientes con SIDA:

1) Conflicto de desvalorización: esto causa inmunosupresión (inmunodeficiencia), a la misma vez que una descalcificación ósea (osteolisis, osteonecrosis) en la Fase Activa del conflicto. Si a esto le añadimos los efectos de los "cocteles" que se usan como medicamentos, que son especialmente nocivos para la médula ósea, nos encontramos con cuadros severos de inmunodeficiencia poco comunes.

La descalcificación o necrosis ósea, señalada por la Nueva Medicina como algo simultáneo a los cuadros de severa inmunodeficiencia, producto del conflicto de desvalorización, es algo que la medicina convencional ha constatado recientemente. En un artículo se señala: "los médicos son cada vez más conscientes de la creciente incidencia de las enfermedades óseas en las personas seropositivas. Tal como lo publicamos en la edición de Verano/Otoño 2001 de BETA cada vez se están observando más deficiencias de minerales óseos (osteopenia, osteoporosis) en hombres, mujeres y niños VIH positivos. Al mismo tiempo, en recientes estudios con adultos y niños portadores del VIH se han detectado índices de osteonecrosis (muerte ósea) inusualmente elevados."

Los médicos convencionales y alternativos, desconocen la causa de la osteonecrosis, y mucho menos la razón por la cuál aparece en personas VIH positivas. En un artículo se señala: "se ha observado osteonecrosis en los huesos de la cadera de algunas personas infectadas por el VIH, pero los médicos no están seguros de la razón por la cual ocurre. No está claro si la osteonecrosis ocurre por causa de la propia infección por el VIH o como un efecto secundario de los medicamentos empleados para tratar esa infección."

Antes de que los médicos convencionales hubiesen realizado esa observación, ya el Dr. Hamer había publicado en 1987 que el conflicto de desvalorización típico de los pacientes con SIDA produce una necrosis ósea. Y en su artículo sobre el SIDA, publicado en 1989, el Dr.Hamer señala: "El virus HIV, si es que existe, ha sido bautizado virus de la deficiencia inmunitaria por quienes lo descubrieron, Gallo y compinches. Con ello se daba a entender, sobre todo, que aquellos que resultaban afectados por esta epidemia mortal del S.I.D.A. sucumbían finalmente a la caquexia y a una panmieloptisis, es decir, que no podían ya producir sangre. Ahora bien, este mismo proceso lo encontramos en el cáncer de hueso o más concretamente en el cáncer anostósico, en las osteolisis del sistema esquelético (agujeros de gruyere), que viene siempre acompañado de panmieloptisis (anemia) y cuyo conflicto es, según la localización del sector del esqueleto afectado, un conflicto de desvalorización específico. La curación de este tipo de conflicto de desvalorización llevaría a la reconstitución de la cal en la osteolisis (recalcificación) con los síntomas correspondientes a la leucemia."

Y más adelante:

"Hay que resaltar que, tanto en el primer caso como en este último (tras el diagnóstico de S.I.D.A., la asociación hecha por el entorno: es un homosexual o un depravado), ha existido una desvalorización y una osteolisis ósea."

Este es el motivo por el que se encuentran enfermedades óseas en los pacientes con VIH. La osteopenia, la osteoporosis y la osteonecrosis son todas formas de descalcificación o pérdida de sustancia ósea, debidas a conflictos de desvalorización en la Fase Activa del conflicto, de diferentes grados e intensidad. Una osteonecrosis se debe a un conflicto intenso y concreto, que afecta casi siempre a un hueso específico; mientras que una osteoporosis se debe a un conflicto de desvalorización más "generalizado", de allí que las lesiones sean más difusas y puedan afectar diferentes áreas del cuerpo a la vez.

La localización de la osteonecrosis nos dice qué tipo de desvalorización específica ha sufrido la persona. En el caso de la descalcificación de la cadera (frecuente en pacientes VIH positivos), el conflicto es una desvalorización causada por "no poder sobrellevar una situación, no poder enfrentarla o superarla". Con frecuencia, tal conflicto se refiere a no poder enfrentar la condición de ser un "paciente con SIDA". Esto también se puede ver en algunos pacientes con cáncer que "han luchado durante años" contra la enfermedad, pero piensan que "no pueden con ella". Por ejemplo, después de recaídas o metástasis. 

También, la localización exacta de la osteonecrosis, qué hueso específico resulta afectado, se corresponde siempre a un Foco de Hamer ubicado en una zona determinada de la Sustancia Blanca del cerebro, según la siguiente cartografía descubierta por el Dr. Hamer:

Cerebro Mesodermo Nuevo Sustancia Blanca Organos Nueva Medicina Hamer 3ra Ley Biologica Sistema Ontogenetico

Si estos pacientes lograran resolver definitivamente su conflicto, se produciría en Fase de Curación una "leucemia", una producción masiva de glóbulos blancos inmaduros: leucoblastos. Sin embargo, la leucemia casi nunca se ve en el SIDA, precisamente porque estos pacientes nunca resuelven realmente tal conflicto, sino que más bien lo intensifican. El sólo hecho de sentirse portadores de una enfermedad "mortal", contagiosa, socialmente estigmatizante, los hace sentirse en el fondo como seres que "no valen nada". Es difícil romper este tipo de convicciones, ya que son reforzadas constantemente por el entorno, la sociedad, los amigos, los medios de comunicación.

Cuando el conflicto de desvalorización es de "leve" intensidad, se afectan los ganglios linfáticos, no los huesos. Esto provoca, en la Fase Activa del conflicto, una necrosis linfática; y en Fase de Solución la aparición de diferentes tipos de linfomas (linfoma de Hodgkin, linfoma no Hodgkin, en sus diferentes clases). Obviamente, pueden combinarse conflictos de desvalorización intenso (que afecta huesos), con una desvalorización más leve (que afecta ganglios), algo que ocurriría por ejemplo si el paciente se siente fuertemente desvalorizado por "no poder con una situación" (lo que le afectaría el hueso de la cadera), a la vez que tiene una leve desvalorización respecto de otro aspecto concreto de su vida, lo que le afectaría un ganglio específico.

2) Conflictos de separación: esto afecta la piel (epidermis), y genera cuadros inflamatorios en Fase de Curación (dermatitis, máculas, pápulas, infecciones cutáneas, etc.) y el envío de factores inflamatorios a la sangre, así como Focos de Hamer cerebrales en Fase de Curación, que son interpretados frecuentemente como complicaciones neurológicas por el VIH o por infecciones parasitarias. También el edema cerebral se interpreta así en casos de conflictos de territorio. Los médicos no pueden explicar qué es lo que inflama el cerebro de estos pacientes y lo atribuyen directamente al VIH o a algunas de las infecciones oportunistas.

Los cuadros de demencia, referidos como encefalopatía por VIH, demencia relacionada con el SIDA, etc. son producto de la combinación de varios conflictos activos simultáneamente. Los cuadros psiquiátricos que en la Nueva Medicina se denominan "constelaciones cerebrales", lo explicaremos en otro artículo próximamente.

3) Conflicto biológico de sentirse manchado, mancillado en la reputación o en la integridad física: esto causa un melanoma en Fase Activa, pero al combinarse con el conflicto activo de separación, genera el llamado Sarcoma de Kaposi (SK). Por eso, el Sarcoma Kaposi es frecuente en pacientes con SIDA, pero el melanoma no. El SK revierte al resolver los conflictos biológicos correspondientes.
Una imagen de un SK típico puede verse aquí:

Sarcoma Kaposi Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

En el caso del SIDA, el SK es muy agresivo porque genera un círculo vicioso: mientras más lesiones de SK aparecen, más manchada, contaminada y separada del grupo/sociedad se siente la persona, con lo cual aparecen más manchas de SK. Y esto genera un pánico adicional, ya que es interpretado como agravamiento y progresión del SIDA, lo que propicia nuevos conflictos biológicos y nuevas enfermedades e incluso "metástasis". Este círculo se puede romper si la persona entiende el mecanismo conflictivo que produce y agrava la enfermedad. Aunque la experiencia demuestra que es muy difícil romper dicho círculo, ya que el paciente está realmente convencido de que tiene SIDA.

4) Conflicto de miedo a la muerte en "balance". El conflicto está suspendido, está activo pero sin mucha actividad, resolviéndose ocasionalmente, lo que da lugar a las infecciones pulmonares por hongos y micobacterias y reactivándose esporádicamente.

El conflicto de miedo a la muerte causa un adenocarcinoma pulmonar en la Fase Activa; y cuando se resuelve el conflicto los nódulos pulmonares se ven reducidos o "caseificados" por microbios especializados, especialmente por micobacterias como el Mycobacterium tuberculosis o el Mycobacterium avium, si están presentes en el organismo o por hongos como el Candida albicans o el Pneumocystis carinii, lo que genera cuadros de infecciones pulmonares.

No es común que estos pacientes estén con un miedo a la muerte intenso y constante, y por eso no vemos muy frecuentemente los adenocarcinomas pulmonares en ellos, ya que a diferencia del cáncer, el pronóstico de los pacientes con SIDA es positivo "si se sigue el tratamiento convencional". Esta creencia los beneficia en el sentido de que no están en una Fase Activa intensa y constante, ya que de lo contrario morirían de cáncer pulmonar.


5) Conflictos de amenaza territorial: se refiere a sentir miedo por una amenaza inminente al propio territorio (ej: algún peligro se aproxima pero no termina de llegar). Durante la Fase Activa causa una úlcera en los bronquios; si el conflicto se resuelve, se produce una inflamación bronquial y un eventual relleno de las úlceras. En presencia de virus, se produce una neumonía por virus (si están presentes en el organismo) y una eventual participación de las bacterias como el neumococo.

Este conflicto generalmente está en "balance" desde el momento del diagnóstico en los pacientes VIH positivos, porque interpretan al SIDA como una "amenaza" a la vida que se aproxima, pero que todavía no llega, ya que la enfermedad puede "controlarse". Pero cualquier síntoma inespecífico que sienta la persona puede ser interpretado como la realización, consumación o materialización, de esa amenaza. El psiquismo de estos pacientes queda dolorosa y permanentemente "marcado" por el tema del VIH/SIDA.

6) Conflictos de frustración sexual. En el caso de mujeres genera úlceras en el cuello del útero en la Fase Activa. Si el conflicto se resuelve, se produce un carcinoma de cuello de útero, generalmente vinculado con el virus VPH o virus del papiloma humano, que se activa en esta Fase de Curación. El virus no causa el cáncer de útero, sino que acelera la proliferación celular una vez que el conflicto se resuelve.

Esto es lo que explica que no toda persona portadora del virus del papiloma humano (VPH) desarrolle la enfermedad. En un artículo se menciona: "si bien un análisis de sangre es suficiente para saber si hay infección con el VPH, el resultado realmente no brinda mucha información. Estar infectado con el VPH no quiere decir que se desarrollarán verrugas genitales, ni tampoco quiere decir que se desarrollará displasia o cáncer."

En otro artículo se señala al respecto del VPH: "la mayoría de las infecciones de VPH aparecen sin síntomas y desaparecen sin tratamiento alguno en el transcurso de unos pocos años. Sin embargo, algunas veces la infección por VPH permanece por muchos años, causando o no anormalidades en las células."

¿Qué es lo que determina que se termine desarrollando un cáncer o no, y que ese cáncer esté relacionado con la acción del VPH? La Nueva Medicina ha descubierto que el cáncer de cuello de útero aparece después de resolver el conflicto biológico de frustración sexual. Y es durante esta Fase de Curación en que puede el VPH realizar su acción, para coadyuvar a la proliferación celular tendiente a rellenar las úlceras de útero que se formaron durante la Fase Activa.

Este conflicto es frecuente en mujeres con o sin SIDA, pero se ve más frecuente en el SIDA porque muchas mujeres que padecen este síndrome son o han sido prostitutas o promiscuas o han sido violadas, por lo que es más frecuente que sus conflictos estén vinculados al tema sexual.

7) Conflicto de desarraigo (sentirse excluido, fuera del medio, "como pez fuera del agua", sentirse completamente sólo o abandonado): durante la Fase Activa se produce una proliferación celular en los túbulos colectores del riñón con "retención de líquidos", en casos graves lo que se diagnostica como insuficiencia renal. En Fase de Curación, por acción de los microbios especializados, se reduce la proliferación celular (e.j. mediante una tuberculosis renal), y desaparece la retención de líquidos y la insuficiencia renal.

Cuando esta situación de retención de líquidos debido a este conflicto de desarraigo se combina con la Fase de Curación de cualquier otro programa especial estamos en presencia de lo que el Dr. Hamer llama un síndrome: conflicto de desarraigo activo + Fase de Curación de cualquier otro conflicto.

Este síndrome es una de las más graves complicaciones clínicas que pueden producirse, ya que los edemas de curación, tanto a nivel del órgano como del cerebro, adquieren proporciones monstruosas que ponen en grave riesgo la vida del paciente. A nivel cerebral, lo que hubiera sido un pequeño edema se transforma en un gigantesco tumor cerebral. A nivel orgánico, lo que hubiese sido una pequeña inflamación se transforma en una inflamación excesiva que puede impedir el funcionamiento del órgano. Si este es vital, causa la muerte del paciente.

Las infecciones, inflamaciones y edemas de curación, e incluso los traumatismos, son exacerbados cuando hay un conflicto de desarraigo activo, ya que el organismo intenta almacenar hasta la última gota de agua o líquido que se encuentre en el organismo; de allí que los edemas e inflamaciones no se reabsorban, sino que más bien se incrementen.

Este conflicto es común en los pacientes con SIDA, ya que el diagnóstico de "VIH positivo" los hace sentirse excluidos de la sociedad debido al estigma asociado al SIDA. Esto agrava las infecciones que durante la Fase de Curación pudieran tener estos pacientes; lo que explica por qué las infecciones en estos pacientes tienden a ser más difíciles de tratar.

También en caso de conflictos de desarraigo en pacientes VIH positivos se diagnostica a veces la afectación renal como una "Nefropatía Asociada al SIDA".

Sin embargo, esta situación puede generarse también por acción de los medicamentos anti-VIH. Según una página web sobre el SIDA:  "un estudio del Hospital King's College de Londres (Reino Unido) ha evidenciado que la insuficiencia renal aguda (IRA) es común entre los pacientes que son nuevos en el tratamiento anti-VIH, dentro de los primeros tres meses tras el diagnóstico. Durante un periodo de ocho años, el 5,7% de los pacientes desarrollaron esta afección en algún momento, pero el riesgo de insuficiencia renal aguda fue más de diez veces mayor durante los tres primeros meses de tratamiento antirretroviral (IRA de inicio temprano) que a partir del sexto mes."

Esto último nos permite hacer una aclaratoria general: existen una serie de sintomatologías que se deben a los efectos secundarios de los medicamentos anti-VIH, así como al grado de estrés oxidativo que padece en general el organismo de los pacientes con VIH y SIDA. Estos síntomas pueden ser interpretados como "síntomas del SIDA", lo cual puede generar un pánico que predisponga a nuevos conflictos biológicos. Como he mencionado, para estos pacientes, el tema del SIDA es su "talón de Aquiles", su psiquismo está muy susceptible y predispuesto a interpretar cualquier síntoma o signo como agravamiento de la enfermedad.

Los conflictos anteriores son los más frecuentes en los pacientes con SIDA, pero no son los únicos. Pueden existir otros conflictos biológicos que se sumen o que aparezcan de primero. En la Nueva Medicina los modelos generales se hacen para efectos didácticos, pero la terapia y la valoración clínica de los casos siempre es individual. No se usa una fórmula general, sino que se interpretan los casos concretos y específicos según las Leyes Biológicas.

Tratamiento del SIDA

El tratamiento del SIDA en la Nueva Medicina, se hace usando los criterios generales para dar tratamiento a cualquier enfermedad. Por supuesto, adaptada al tipo de enfermedad o enfermedades concretas que presente el paciente e individualizando siempre la terapia. En el SIDA se presentan con frecuencia varias enfermedades simultáneamente, por lo que debe ser tratada cada una.

Sería ideal que el paciente comprenda las Leyes Biológicas. Es fundamental que el paciente resuelva definitivamente los conflictos biológicos que tiene en balance. Es importante tratar las complicaciones cerebrales, que en Fase de Curación se presentarán en estos pacientes. Además, sería de gran utilidad utilizar terapias que ayuden a la desintoxicación del organismo, que coadyuven a la eliminación o atenuación de los grandes niveles de estrés oxidativo presente en estas personas. Algunos autores han propuesto una terapia nutricional especial para tratar las deficiencias nutricionales y el estrés oxidativo característicos de estos pacientes.

Cualquier terapia que sea beneficiosa y que se aplique coherentemente con las Leyes Biológicas está permitida tanto en el SIDA como en cualquier otra enfermedad.

El Dr. Hamer ha publicado un libro dedicado exclusivamente al SIDA que puede comprarse escribiendo directamente a la editorial Amici Di Dirk.

Libro SIDA Nueva Medicina Germanica Articulos GNM 2009 NMG Ryke Hamer

 

Pasadofuturo.com Temas Recomendados Buenos
Temas Recomendados:
Pasadofuturo.com Temas Recomendados Buenos
 
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Ojo Vista
Terapeutas Graduados, Certificados y Recomendados
 
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Estudio Clases Particulares Presenciales Cursos Seminarios Formacion Estudiar Ciudad Mexico Escuela Formacion Octubre Intensivo
Escuela de las Leyes Biológicas en Ciudad de México
 
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Articulos Pasadofuturo Andy
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Estudio Online Pasadofuturo.com Formacion Escuela Curso Seminario Clases Virtuales Internet
Escuela Virtual de las Leyes Biológicas por Internet
Piramides Energeticas Energia Piramidal Venta Compra Pasadofuturo.com Salud Meditacion Comprar Vender Mexico
Venta de Pirámides Energéticas Salud y Meditación
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Oido Humano Audicion
Todos los Detalles sobre el Oído Humano
Nuevo Novedades Pasadofuturo.com Temas Recomendados
Lo Más Visto en los Últimos 30 Días:
Pasadofuturo.com Mas Visto Paginas Visitadas Visitas
1
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Tabas Organos Conflictos
2
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Organos Ectodermo Corteza Cerebral
3
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Descarga Gratuita Gratis Libros
4
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Organos Mesodermo Nuevo Corteza Cerebral
5
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Tabas Organos Conflictos
6
Piramides Energeticas Energia Piramidal Venta Compra Pasadofuturo.com Salud Meditacion Comprar Vender Mexico

Visitas por Países
en este Momento



Pasadofuturo.com Facebook Siguenos Contacto

website security

SSL Sitio Seguro Pasadofuturo.com HTTPS Seguridad Internet

Páginas Vistas por Países

Free counters!

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Noviembre Intensivo

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Noviembre Intensivo

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Mexico Jalisco Guadalajara Formacion Profesional Medicina Salud Virtual Virtuales Internet

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Mexico Jalisco Guadalajara Formacion Profesional Medicina Salud Consultas

Piramides Energeticas Pasadofuturo.com Energia Piramidal Venta Compra Salud Meditacion

Suscribete Boletin Semanal Pasadofuturo.com Gratis Suscripcion Gratuita