Pasadofuturo.com Energia Piramidal Astrologia Nueva Medicina Germanica Leyes Biológicas Reencarnacion Vidas Pasadas Origen Humanidad Venta Piramides Energeticas
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Diciembre Intensivo
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Enero Intensivo
.
Dr Jesus Yeo Nueva Medicina Germanica Leyes Biologicas NMG Hamer Biodecodificacion Guadalajara Jalisco Mexico Consultas Medicas Salud
Piramides Energeticas Pasadofuturo.com Energia Piramidal Venta Compra Salud Meditacion
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Mexico Jalisco Guadalajara Formacion Profesional Medicina Salud Virtual Virtuales Internet
Skype Guadalajara Jalisco Mexico Nueva Medicina Germanica Leyes Biologicas 5LB NMG Consultas Gabriela Rebeca Macias Lira Asesoria Terapia

Nueva Medicina Germanica Hamer NMG 5 Leyes Biologicas 5LB Salud Pasadofuturo.com
Nueva Medicina Germanica Hamer NMG 5 Leyes Biologicas 5LB Salud Pasadofuturo.com

75 Preguntas sobre la Nueva Medicina
1 - 25
Nueva Medicina Germanica Ryke Geerd Hamer Preguntas 01-25 NMG

Esta sección fue tomada del antiguo blog de la Nueva Medicina de "GNM" y contiene las 75 preguntas más comunes que se hacen sobre las 5 Leyes Biológicas. Veamos la introducción de su autor:

"Me gustaría analizar en este artículo algunas de las frases, pensamientos e ideas, que surgen en la mayoría de personas que aprenden por primera vez algo sobre la Nueva Medicina. En algunos casos, estas ideas surgen por una mala comprensión del tema, derivada de una deficiente explicación o de una lectura o reflexión superficial sobre el asunto o del prejuicio inducido adrede por las falsedades, omisiones selectivas, medias verdades o tergiversaciones inteligentemente vertidas en algún artículo propagandístico contra la Nueva Medicina. Espero aportar algo de luz sobre el tema".

1) "Hamer no ha descubierto nada nuevo, desde hace tiempo se sabe que el estrés puede causar enfermedades".

Este argumento es muy frecuente, incluso entre médicos y profesionales de la salud. En realidad, el Dr. Hamer nunca ha dicho que su descubrimiento consista en afirmar que el estrés causa enfermedades. De hecho, la Nueva Medicina niega que el estrés cause enfermedades.

Lo que afirma la Nueva Medicina es que las enfermedades son causadas por conflictos biológicos. Y que los conflictos biológicos, en su primera fase (Fase Activa), se manifiestan con síntomas vegetativos (referidos al sistema nervioso vegetativo) de estrés, como son: manos frías, pies fríos, pérdida de apetito, dificultad para dormir, etc. En otras palabras, el estrés es una consecuencia del conflicto biológico.

Por supuesto, no todo estrés supone un conflicto biológico, ya que se puede tener estrés por causas físicas, o por causas psicológicas, no relacionadas a un conflicto biológico. Pero si hay conflicto biológico, hay estrés (en la Fase Activa del conflicto).

2) "Que el cáncer puede ser causado por un conflicto es absurdo, porque los niños también hacen cánceres y no tienen conflictos".

Esto es falso por varias razones:

a) En ese argumento se usa el término "conflicto" en el sentido corriente de la palabra, no en el sentido que Hamer le da, que es como conflicto biológico. ¿Cómo sabe la persona que hace tales afirmaciones que los niños no tienen conflictos biológicos, si ni si quiera sabe lo que es un conflicto biológico y cómo se produce?

El conflicto biológico puede tenerlo cualquier ser viviente, según su grado de complejidad evolutiva. Niños, adultos, ancianos, animales, etc. pueden experimentar conflictos biológicos en la medida en que sufran un shock causado por la privación súbita e inesperada de la satisfacción de alguna necesidad biológica propia de la especie de ese ser vivo (reproducción, sociabilidad, contacto, nutrición, sexualidad, etc).

El Dr. Hamer ha demostrado que los niños sufren conflictos biológicos haciéndoles tomografías cerebrales a bebés recién nacidos y a niños de todas las edades. Todos tienen el Foco de Hamer cerebral en la zona concreta del cerebro que se corresponde con su lesión orgánica.

Cualquier investigador que no esté convencido del asunto, puede reproducir el trabajo de Hamer y comprobar si en los cánceres infantiles hay o no un Foco de Hamer cerebral. Es así de sencillo. Pero, para esto debe conocer primero qué es un Foco de Hamer, cómo se diferencia de un artefacto (que en algunos casos produce la máquina con la que se hace la tomografía), y qué es un conflicto biológico. Debe conocer bien la Nueva Medicina para poderla someter a prueba.

b) Pero aún si tomamos el término conflicto, no como se usa en la Nueva Medicina, sino en el lenguaje corriente, el argumento que analizamos sería igualmente falso.

Decir que los niños "no hacen conflictos" o "siempre están felices" demuestra un desconocimiento manifiesto de los traumas psicológicos y de otros conflictos emocionales que pueden sufrir los niños, y de las consecuencias psicológicas, físicas y hasta sociales que tales problemas ocasionan.

Cualquier psicólogo infantil, psiquiatra infantil o trabajador social refutaría la afirmación de que los niños "no hacen conflictos" (en sentido psicológico) y se reiría de tal aseveración. Esto lo puede corroborar cualquiera de los lectores preguntándole a un especialista: ¿los niños pueden sufrir conflictos y traumas?

Es importante saber que la Nueva Medicina no señala que cualquier tipo de trauma o de conflicto causará una enfermedad. Por el contrario, especifica que los únicos conflictos que pueden causar enfermedad son los conflictos biológicos (como los descubre y define Hamer), no otro tipo de conflictos (estrés, preocupaciones, etc.).

3) "No creo que esa persona tenga conflictos y que eso explica su cáncer, ya que ella es una persona bastante feliz y que no se preocupa por tonterías".

Este comentario se escucha sobre todo en la gente común que ha "escuchado" hablar de la Nueva Medicina alguna vez. Si esta persona conociera la Nueva Medicina sabría que:

a) No señala que la felicidad evita el cáncer. La afirmación de que la persona es feliz es irrelevante. Hay gente muy feliz, pero que tienen un conflicto biológico en un área concreta de su vida. Y es ese conflicto específico y no la ausencia de felicidad general la que puede generar el cáncer.

b) Lo anterior explica también que existen personas amargadas, infelices, complicadas, resentidas, etc. que a pesar de su estado emocional negativo y hostil, no tienen cáncer. La razón es la misma: si no tienen el conflicto biológico correspondiente, da igual que sean felices o no, cordiales o desagradables, rencorosos o amorosos... nada de esto tiene relevancia causal para la generación del cáncer.

Ciertamente, una persona resentida, introvertida, que acostumbre a reprimir sus emociones, que viva en una conflictividad permanente con sus semejantes, etc. tiene más probabilidad de sufrir conflictos biológicos, y por tanto, de "enfermarse" más. Pero esta probabilidad es en términos generales; en el caso concreto, el cáncer dependerá de la aparición previa de un conflicto biológico específico y concreto según el órgano afectado.

4) "Lo que Hamer ha descubierto es extraordinario y demuestra que la enfermedad es una enseñanza, un maestro, algo que Dios pone en nuestro camino para evolucionar y crecer espiritualmente".

Estas afirmaciones, aunque son efectuadas de buena fe por algunos partidarios de la Nueva Medicina, son incorrectas tomadas literalmente. Y más específicamente, no están relacionada con la Nueva Medicina ni su contenido científico. Esto se hace evidente si se analizan las siguientes razones:

a) La Nueva Medicina no es una religión. Por lo tanto, ella no se refiere a los temas de la espiritualidad o la trascendencia del ser humano, por más importantes que estos sean para muchas personas. Sus bases están en la Biología evolutiva, no en la Teología.

b) Según la Nueva Medicina, la enfermedad tiene un sentido biológico, un sentido que se explica si se toma en cuenta la evolución de los seres vivos, sus necesidades biológicas, la forma de satisfacer esas necesidades y los comportamientos asociados a la satisfacción de tales necesidades. Por ejemplo: un tiburón tiene un comportamiento innato que le permite satisfacer sus necesidades específicas y que se expresan en los síntomas y signos de la enfermedad, y en su relación con el conflicto biológico.

Eso es todo. Si alguien quiere ver allí la mano de Dios, Yaveh, Jehová, de la Inteligencia Universal, de la materia, etc. es asunto personal de cada quien, y en última instancia un asunto filosófico existencial, y no tiene que ver directamente con la Nueva Medicina como ciencia empírica. De allí que no tiene sentido rechazar la Nueva Medicina por motivos religiosos ni existenciales.

Desde un punto de vista humano, se podría considerar que la enfermedad ha sido una lección positiva para determinadas personas en algunos casos. Hay personas que han pasado por una enfermedad grave, se han curado, y a partir de allí su vida ha cambiado para bien. Muchas de estas personas consideran a su enfermedad como un "maestro", como una situación que les dio muchas enseñanzas, la cual agradecen.

Este fenómeno es ciertamente muy interesante, y debería ser estudiado por psicólogos y médicos, y hasta por filósofos. Y quizás desde una visión humanista y ética, sea deseable que la enfermedad ayude a reflexionar a la persona sobre aspectos de su vida que antes daba por descontado, ya que mucha gente reflexiona sólo cuando pasa por momentos difíciles, no en el día a día.

Personalmente, soy partidario de aprender constantemente de los problemas y desafíos de la vida; sea que se trate de enfermedades, problemas sentimentales, laborales, etc. y de mantener siempre una actitud de reflexión y autocrítica que nos ayude a ser cada día mejor con nosotros mismos y nuestros semejantes.

Pero la anterior reflexión; por muy humana, digna y necesaria que sea; en nada se relaciona científicamente con la Nueva Medicina, ya que ella no dice que el paciente debe considerar a la enfermedad como un maestro divino, sino solo le explica el origen conflictual de la enfermedad, y lo que debe resolver. Si la persona considera que esa enfermedad es una oportunidad de crecimiento que le dio Dios, pues bien; eso ya es una cuestión personal, de filosofía de vida, de actitud espiritual ante el mundo, que incluso puede darle fuerzas y fe para participar activamente en su tratamiento. Pero no es indispensable esta creencia para comprender y usar la Nueva Medicina.

En otras palabras, y para ser más explícito, lo anterior no significa que los asuntos filosóficos, religiosos, metafísicos o existenciales no sean importantes o relevantes. Por el contrario, considero que la reflexión filosófica es parte inherente del ser humano; y la creencia existencial o metafísica en Dios, sea que se fundamente desde la razón como hacen algunos; o desde la mera fe como hacen la mayoría de las personas religiosas, o la no creencia en Dios (o la creencia de que Dios no existe), es un tema personal y una opción existencial individual muy íntima que cada quien es libre de adoptar, según su propia conciencia y filosofía de vida.

Sólo que nada de esto afecta la existencia y actuación de las 5 Leyes Biológicas, cuya existencia puede ser comprobada empíricamente y reproducida científicamente; y no mediante discursos retóricos, filosóficos o reflexiones metafísicas.

5) "Las investigaciones científicas donde se relaciona la depresión con la aparición del cáncer, han demostrado que no hay una relación causal entre ambas condiciones. Por tanto, Hamer está equivocado".

Lo primero que hay que decir, es que como comúnmente ocurre con las investigaciones de la medicina convencional, existen estudios contradictorios sobre la relación entre la depresión y el cáncer, o ciertos tipos de cáncer. En algunos trabajos se ha encontrado un incremento del "riesgo" de padecer cáncer de mama en personas depresivas.

En ese estudio se menciona, como parte de la conclusión: "Por otra parte, a pesar de que el estudio es meramente descriptivo, sus resultados nos pueden llevar a reflexionar sobre una posible asociación entre la existencia previa de depresión y el posterior diagnóstico de neoplasia de mama, sobre todo si se tiene en cuenta que, tanto el cáncer de mama como la depresión, son dos entidades que están aumentando alarmantemente en los últimos años".

Menciono esto solo para evitar el dogmatismo de pensar que existen respuestas categóricas en este tipo de estudios, que como dije, dan respuestas contradictorias.

Según la Nueva Medicina, es correcto que la depresión NO causa cáncer. En ningún lado las investigaciones del Dr. Hamer han señalado que la depresión cause cáncer u otra enfermedad. Por el contrario, el cáncer y otras enfermedades, incluyendo la depresión, son causadas por conflictos biológicos. Es decir, tanto el cáncer como la depresión tienen en común el poder ser efectos de conflictos biológicos.

El conflicto biológico y el Foco de Hamer que se produce en el lado derecho de la Corteza Territorial en el cerebro es lo que causa un desbalance bioquímico que causa los síntomas depresivos, pero tal desbalance puede ser la consecuencia de un conflicto biológico, no psicológico.

6) "Está científicamente demostrado que la radiación puede causar cáncer. Y eso también ocurre con muchas sustancias cancerígenas".

Ciertamente, está demostrado un aumento del riesgo de padecer cáncer en personas expuestas a ciertos tipos de radiación (especialmente, radiación ionizante). La radiación, ionizante o no, causa efectos directos sobre los tejidos corporales.

La Nueva Medicina no niega el efecto directo de la radiación sobre los tejidos, que es un hecho físico, sino la interpretación médica que se le da a tal evento. Muchos cánceres aparecen muchísimos años después de la exposición radiactiva.

Por ejemplo, en una investigación se demostró que los tumores sólidos se desarrollaron únicamente 20 años después de la exposición a la radiación atómica en 1945 (J. Cairns, Cancer: Science and Society, W.H. Freeman, San Francisco, 1978.)

Otro investigación crucial fue una sobre casos de cáncer de seno, en pacientes que habían tenido tuberculosis, los cuales se desarrollaron solo 15 años después de haber sido tratados con radiación de rayos X en los años 50 (J.D. Boice and R.R. Monson, J. Natl. Cancer Inst. 59 (1977),823-835).

En cuanto a las sustancias cancerígenas, lo único que se ha podido demostrar es una relación estadística entre ciertas sustancias y algunos cánceres, basada en estudios epidemiológicos, pero no se ha podido probar una relación directa de causa-efecto, reproducible en todos los casos en el ser humano. Además, los cánceres atribuidos a "sustancias cancerígenas" aparecen, al igual que en el caso de la radiación, muchísimo tiempo después de la exposición al pretendido carcinógeno.

Un ejemplo: una investigación científica demostró que la aparición de cáncer de pulmón, que desarrollaron los trabajadores de una fábrica japonesa de gas mostaza, se produjo 30 años después de que dicha fábrica fuera cerrada en 1945.

Sobre los llamados "carcinógenos", en un artículo se señala: "Aunque en los últimos años se ha aprendido mucho acerca del inicio y desarrollo de cáncer, todavía es difícil establecer relaciones claras de causa y efecto para posibles carcinógenos. Una dificultad para identificar carcinógenos específicos es su prolongado periodo de latencia, comúnmente de 15 a 40 años entre la exposición y la manifestación de la enfermedad. No obstante, los investigadores redoblan sus esfuerzos para advertirnos acerca de los carcinógenos potenciales. Debido a la estrecha relación entre carcinogenicidad y mutagénesis se usan algunas pruebas de corto plazo sobre mutagenicidad como pruebas de tamizaje para la carcinogenicidad. Sin embargo, actualmente ninguna de estas pruebas es suficiente para hacer un juicio definitivo acerca de la carcinogenicidad. La evidencia más concreta generalmente proviene de los estudios epidemiológicos realizados con seres humanos".

En otras palabras, las investigaciones sobre sustancias cancerígenas no permiten hacer afirmaciones tajantes y categóricas, como la hacen algunos científicos, sobre su poder causal en la aparición de ciertos tipos de cánceres. Que se adopte como una hipótesis de trabajo puede ser razonable; que se asuma como un hecho incontrovertible cuando no lo es, es anti-científico y dogmático.

El hecho científico que sí se ha comprobado es que todos los supuestos carcinógenos, sean mutagénicos o no, ya que no todos lo son (lo cual es un dato a tener en cuenta a la hora de examinar críticamente la teoría de la mutación genética del cáncer) tienen un periodo de latencia extremadamente largo (H.C. Pitot, Fundamentals of Oncology. Fourth ed. Marcel Dekker, Inc., New York, 2002).

Esta teoría de la mutación genética del cáncer, actualmente en boga, no puede explicar por qué después haber sido expuesto a dosis suficientes del pretendido carcinógeno, la aparición del cáncer solo se produciría después de años o décadas de haber sufrido dicha exposición (B. Vogelstein and K.W. Kinzler, The multistep nature of cancer, Trends Genet. 9 (1993), 138-141). Esta extraña y excesiva "latencia" es incompatible con esa teoría, sobre todo si se toma en cuenta que los efectos de las mutaciones, cuando se producen, son inmediatos.

Ante todos estos hechos científicos, surgen la siguientes preguntas críticas para un investigador de la Nueva Medicina:

a) Entre la exposición a la radiación o sustancia cancerígena y la aparición del cáncer, ¿no pudo existir un conflicto biológico que explicara el cáncer? Esta no es una pregunta para ser respondida solamente de forma teórica, sino que su respuesta debe ser ante todo experimental. Al existir un periodo de latencia tan largo, no se descarta la posibilidad que en ese tiempo la persona haga algún tipo de conflicto biológico específico. De allí surge la siguiente pregunta:

b) ¿Se descartaron en esas investigaciones la existencia de conflictos biológicos? Sabemos que la respuestas es NO, porque los investigadores desconocen la existencia de los conflictos biológicos.

c) En el caso de las radiaciones, ¿se valoró el efecto que el miedo que genera la propaganda que relaciona el cáncer con la radiación pudo tener en las personas afectadas? El miedo no causa cáncer, pero si sensibiliza al paciente para hacer de conflictos biológicos.

d) ¿Se estudió la condición socio-económica de las personas expuestas a la radiación? ¿Existe algún común denominador entre ellas, a parte de la exposición a la radiación?

e) ¿Qué siente una persona que "sabe" que al estar expuesta a dosis grandes de radiación padecerá un cáncer en los próximos años?

Todas las anteriores preguntas son absurdas y ridículas para un médico convencional; quien para estudiar las causas del cáncer sólo valora lo que actúa externamente sobre el organismo, pero no toma en cuenta la psique ni el cerebro como factores causales; pero son esenciales para un médico de la Nueva Medicina, quien toma en cuenta simultáneamente la psique, el cerebro y el órgano; y que no se impresiona por una relación estadística entre la radiación y el aumento del cáncer, si previamente no ha examinado en detalle la psique y el cerebro del paciente concreto y específico.

Se podría demostrar la relación entre radiación y cáncer de la siguiente forma: tomar un grupo de pacientes cuyo cáncer sea atribuido exclusivamente a la exposición radiactiva. Luego, examinar si tienen o no el Foco de Hamer correspondiente a su enfermedad. Si no lo tienen, la causa no es conflictual y allí no se cumpliría la Nueva Medicina. Habría que concluir, necesariamente, que la única causa es efectivamente la radiación, no un conflicto biológico.

Pero si todos los anteriores pacientes tuvieron el Foco de Hamer y el conflicto correspondiente, entonces no se podría afirmar que la radiación es la causa. Habría que explicar la incidencia de cáncer en casos de radiaciones, tomando en cuenta los factores que rodean la exposición radiactiva. Por ejemplo: miedo de las personas por padecer cáncer; situación socio-económica específica de esas personas; etc., y que propician conflictos biológicos. Esta prueba científica para valorar la radiación no se debe realizar en los órganos regidos por el Mesodermo Nuevo, cuyos órganos pueden experimentar proliferaciones celulares luego de una lesión externa, ya que parte de la función del Mesodermo Nuevo es la reparación de las lesiones.

Por ejemplo, la Nueva Medicina ha verificado que algunos tipos de "cánceres" como la leucemia (la leucemia no es un cáncer, sino la Fase de Reparación de la médula ósea, producto de un conflicto de desvalorización previo y resuelto, o producto de la destrucción química o radiactiva de la médula ósea) pueden ser provocadas por factores externos independientes de los conflictos. Esto puede ocurrir, como dije, en los órganos regidos por el Mesodermo Nuevo, que ante una agresión externa (química, radiactiva, etc.), manifiestan una proliferación celular reparativa en Fase de Curación. Por ejemplo: un callo óseo, una proliferación del tejido conjuntivo, etc.

Esta proliferación celular se detiene espontáneamente una vez que la reparación del daño previo esté completada, como por ejemplo: un callo óseo no prolifera infinitamente, sino que se detiene espontáneamente. Por tanto, aún en estos casos de "proliferaciones celulares" no conflictuales, la valoración del proceso según la Nueva Medicina es completamente diferente al de la medicina convencional.

7) "La medicina de Hamer se basa en muertes de personas".

Esto se repite críticamente por toda suerte de propagandistas contra la Nueva Medicina. Pero ¿cuál es la evidencia de esta afirmación?

Cuando se indaga en esta pregunta, nos encontramos con que la "evidencia" que se da a favor de esta categórica afirmación es meramente una evidencia anecdótica o casos aislados no documentados e incontrastables. Generalmente, se afirma que "X" paciente fue tratado por la Nueva Medicina y luego falleció. Y se pretende, con esta simplista relación temporal y sin conocer los detalles específicos del caso concreto, probar la falsedad de la Nueva Medicina. Por supuesto, para hacer creíble tal manipulación se usan imágenes dramáticas, visualmente impresionantes, con el fin de que el lector quede emocionalmente impactado y suspenda su juicio crítico y sus ganas de indagar por sí mismo en los detalles del caso concreto.

Pero un lector crítico no se conformaría con tal simplista aseveración, ni se impresionaría con las técnicas de propaganda y desinformación con las que quieren manipularlo emocionalmente, sino que se preguntaría:

a) ¿Fue cierto que la persona se trató con la Nueva Medicina? ¿Cuál es la evidencia de eso? ¿Qué médico la trató? ¿Qué experiencia tiene ese médico en la Nueva Medicina? ¿Usó correctamente ese médico los principios de la Nueva Medicina?

Es evidente que incluso un médico que conozca la Nueva Medicina puede aplicar mal, en un caso concreto, los principios de su propia práctica, con lo que la culpa (en caso de existir) sería de él, no necesariamente de la teoría o técnica que practica. Sería tanto como condenar a la toda la cirugía por el solo hecho de que, en un caso concreto, una persona falleció en una operación quirúrgica. Se toman casos aislados y se convierten, falazmente, en una generalización absoluta y categórica.

b) ¿Qué tan grave estaba la persona cuando se trató con la Nueva Medicina? ¿Había posibilidades reales de curación? ¿Era un caso terminal? ¿Había sido previamente tratado el paciente con quimioterapia? ¿Qué efectos produjo la quimioterapia? Si la persona obtuvo resultados positivos con la quimio, ¿por qué decidió comenzar el tratamiento con la Nueva Medicina? ¿Estaba desahuciada la persona o no?

En la Nueva Medicina se considera que la mayoría de los casos son potencialmente curables, pero esto a condición de que la persona sea tratada desde el comienzo por un experto y no que se auto trate leyendo un libro o página web, y se aplique con rigor sus sugerencias terapéuticas. Por ejemplo: que el paciente no entre en pánico, que no se adopten medidas terapéuticas cuyos efectos sean peores que la enfermedad, que se usen medicamentos y terapias eficaces que ayuden al organismo a recuperar la salud y no que lo destruyan, etc.

Si una persona está desahuciada, si está en pánico total, si está físicamente destruida por los efectos avanzados de su enfermedad y/o de un tratamiento agresivo y mutilante, las probabilidades de curación son muy pocas, y solo excepcionalmente podría curarse. Ni la Nueva Medicina ni ninguna otra terapia podría ser de ayuda ni prometer curaciones en casos como estos.

Pero estos detalles y matices son omitidos por algunos, ya que su finalidad no es indagar si la Nueva Medicina es correcta o no, sino desacreditarla a toda costa.

c) ¿Qué medicamentos recibió? ¿Fue tratada con morfina? ¿En qué dosis? ¿Fue obligada a recibir algún tratamiento en contra de su voluntad? ¿De qué murió exactamente la persona? ¿De las consecuencias biológicas de un cáncer o de otras causas como el efecto secundario de algún medicamento?

Muchos pacientes mueren por los efectos secundarios de los medicamentos, y en general como consecuencia del tratamiento médico convencional. Según un estudio del Journal of American Medical Association, realizado en el año 2000, las muertes por causas iatrogénicas (por intervención médica), constituyen la tercera causa de muerte sólo en los Estados Unidos.

Una recopilación más reciente y actualizada, efectuada por la revista de divulgación médica Discovery Dsalud, concluye que ya las causas iatrogénicas son la primera causa de muerte.

Conociendo y teniendo presente estos datos y hechos, un lector crítico e interesado en buscar la verdad, sea cual sea, incluirá ese factor en el análisis de la muerte de cualquier paciente. Ya no será manipulado con una afirmación acrítica, simplista y categórica según la cual "ese paciente murió por culpa de la Nueva Medicina", sin haber verificado previamente los detalles del caso concreto y comprobado las causas efectivas de muerte.

Sin examinar todos los detalles con exactitud, que permitan conocer con precisión y exhaustivamente un caso concreto, no se puede hacer un juicio responsable y riguroso sobre qué ocurrió. Es como si se culpara de asesinato a una persona que amenazó a otra, pero sin aportar las evidencias forenses, balísticas (de ser el caso) y físicas que demuestran más allá de toda duda razonable quien fue el autor del crimen.

Pero la mala intención de los que repiten esta afirmación, basándose en evidencia anecdótica y casos aislados no documentados ni contrastables independientemente, con fines solamente propagandísticos para desacreditar la Nueva Medicina, puede ser comprobada cuando le se presenta evidencia anecdótica o testimonios aislados a favor de la Nueva Medicina.

Al presentarle estos casos, no lo tomarán en cuenta, la rechazarán por "anecdótica", atacaran a la página o persona que presenta el caso, tergiversarán la información, etc.

Esto demuestra el doble discurso, característico de las personas deshonestas, como vemos con frecuencia en algunos políticos inmorales o gente con intereses espurios, que miden con una vara lo que le conviene y con otra lo que no le conviene, aún cuando se trate del mismo asunto. Usan la evidencia anecdótica contra la Nueva Medicina, pero no le dan ningún valor a dicha evidencia cuando es usada a su favor. La razón de esto es que su objetivo no es descubrir la verdad del asunto, sino desacreditarlo. No tienen dudas ni curiosidad sobre la cuestión, sino una firme e inamovible convicción negativa sobre la materia. Han dado el veredicto definitivo mucho antes de que comience el juicio. Por este motivo serán extremadamente crédulos de cualquier cosa, por falsa que sea, si es en contra de la Nueva Medicina; pero serán hipercríticos de cualquier evidencia que puedas presentarle a favor y usarán todo tipo de tácticas discursivas para rechazarla.

Es muy sospechoso también que nunca critiquen la cantidad de muertes que se producen por la intervención médica convencional. Se refieren únicamente a sus éxitos, pero se omite o minimiza la importancia de sus fracasos, con lo que se da una idea unilateral y sesgada de la cuestión. Tampoco critican los fraudes, errores estadísticos y metodológicos de algunas estudios médicos. Esto se debe a que su interés no es conocer la verdad ni difundirla, sino hacer propaganda de una solo visión del tema y condenar y estigmatizar a priori cualquier otro punto de vista.

En un artículo sobre técnicas de desinformación se lee: "Por otra parte, algunas palabras y expresiones no admiten réplica ni razonamiento lógico: son los llamados adjetivos disuasivos, absolutamente contundentes, maximalistas, que obligan a someterse a ellas y excluyen el matiz y cualquier forma de trámite inteligente. Su contundencia emocional eclipsa toda posible duda o ignorancia, principios estos de cualquier forma razonable de pensamiento".

Tenga esto presente cuando lea sobre temas controvertidos, y en especial sobre la Nueva Medicina. Podrá captar con absoluta precisión cuando quieren manipularlo mediante adjetivaciones disuasivas, emocionalmente cargadas, que lo predisponen en contra del tema para que no pueda pensar de forma sosegada y objetiva. Ese lenguaje se dirige a sus emociones, no a su razón.

Por eso es importante que el lector fomente el hábito de la duda metódica (suspensión de la opinión mientras se investiga a fondo un tema), que tolere la incertidumbre temporal mientras realiza la indagación sistemática y exhaustiva de los pros y contras de un tema analizado, que evite los juicios categóricos, lapidarios y superficiales basados en información insuficiente, defectuosa o no concluyente. Este hábito nos protege del dogmatismo y del autoengaño y fanatismo que trae consigo, a la misma vez que nos permite examinar sin prejuicios los méritos de las pruebas presentadas a favor y en contra del tema, reconsiderar críticamente nuestra posición ante nuevos elementos y aproximarnos progresivamente a la verdad. Y aún así, después de realizado todo este proceso intelectual laborioso y arduo, muchas veces tenemos que conformarnos con una opinión provisional, coherente con los elementos de juicios que tenemos por el momento, pero nunca dogmática y rara vez definitiva.

8) "Hamer promete que su Nueva Medicina cura todas las enfermedades".

Esta afirmación es radicalmente falsa. Hamer nunca ha dicho tal cosa. La Nueva Medicina no cura las enfermedades, quien cura la enfermedad es el propio organismo, con la ayuda y colaboración de un médico experimentado. La Nueva Medicina lo que hace es descubrir los mecanismos de curación y remisión espontánea de la enfermedad, y procura inducirla en cada paciente. Que se tenga éxito o no en cada caso es otro asunto.

Hamer ha señalado que, en principio, toda enfermedad producida por un conflicto biológico es curable. Luego, toda enfermedad causada por conflictos biológicos, que son la mayoría, son potencialmente curables. Pero de este hecho no se deduce que todos los pacientes se curarán. Por otro lado, cada paciente es diferente, aunque su enfermedad sea la misma, lo que supone individualizar la terapia, tanto a nivel psíquico, cerebral y orgánico, que son los tres niveles que siempre tiene en cuenta la Nueva Medicina.

De allí que ante una misma enfermedad, unos se curarán y otros no. Ello depende de todos los factores intervinientes en el caso concreto.

9) "He escuchado que la Nueva Medicina se basa en el dolor y que sus seguidores se alegran con el sufrimiento, ya que el Dr. Hamer cree que el dolor es bueno".

Esto es una tergiversación maliciosa. El dolor, biológicamente entendido, no es ni bueno ni malo. La Nueva Medicina descubre que la gran mayoría de los dolores se producen después de la solución del conflicto biológico, en la Fase de Curación. Por tanto, un dolor producido en esta fase es motivo de alegría, y sólo en ese contexto se puede considerar "bueno", ya que es un signo de que la persona solucionó el conflicto, con lo que la enfermedad está en proceso de reparación, lo que no significa que está todavía curada.

Un ejemplo lo encontramos en el cáncer de hueso. Durante la Fase Activa del conflicto de desvalorización se produce una necrosis o descalcificación ósea, llamada metástasis osteoclástica cuando aparece después de ser diagnosticado un cáncer previo. Si el conflicto se resuelve, las necrosis óseas son "rellenadas", mediante la proliferación de células osteoblásticas (llamada metástasis osteoblásticas si previamente se ha diagnosticado un cáncer, por ejemplo de próstata), y eso produce un dolor, a veces excesivo e insoportable, ya que se edematiza e hincha la membrana que recubre el hueso llamada periostio, que es muy sensible. Este dolor indica que el conflicto se resolvió, y es por ello que puede ser motivo de alegría u optimismo, y no por el dolor o el sufrimiento en sí.

El sentido biológico del dolor de hueso durante la Fase de Curación es mantener el hueso inmóvil, evitar que la persona se mueva debido al dolor, y con ello reducir las probabilidades de una fractura patológica, que es muy probable, ya que el hueso que se está recalcificando está debilitado por las necrosis previas causadas en la Fase Activa del conflicto. Si se logra llegar al final de la Fase de Reparación, sin que el paciente reactive el conflicto o haga otros (lo que ocurre con frecuencia, ya que el dolor intenso, constante e insoportable puede propiciar nuevos conflictos biológicos), el hueso quedará fuertemente recalcificado y más sólido que antes.

Entonces, no es el dolor en sí, ni el sufrimiento como tal, como tendenciosamente se ha querido presentar con fines desinformativos, el motivo de "alegría", sino la constatación de que el proceso de enfermedad ha entrado en curación biológica a partir de la solución del conflicto. Resolver el conflicto es la condición necesaria, aunque a veces no suficiente para la curación.

Hay que aclarar que el proceso de curación no es sinónimo de estar curado. La Fase de Curación es un proceso que lleva a la curación, pero que puede verse interrumpido por varias razones. En la Fase de Curación pueden darse complicaciones que pongan en riesgo la vida del paciente. Por ejemplo: nuevos conflictos inducidos por el pánico, el dolor o los síntomas; edema cerebral muy grande que cause complicaciones cerebrales; inflamaciones en los órganos que causen problemas mecánicos, etc. Por este motivo la Fase de Curación debería, en el mejor de los casos, ser supervisada por un médico experto que pueda salirle al paso mediante procedimientos médicos de todo tipo, incluyendo medicamentos, cirugía, etc, que permitan controlar y evitar las complicaciones de la Fase de Curación.

10) "¿Por qué hay gente que tiene un conflicto y no se enferma? ¿No convierte este hecho en inverificable a la Nueva Medicina, ya que si se enferma es porque hizo un conflicto y si no se enferma es porque no lo hizo?".

Estas preguntas tienen mucho interés ya que permite aclarar los malos entendidos fundamentales:

a) Toda persona que hace un conflicto biológico tiene simultáneamente una imagen cerebral (Foco de Hamer), que puede ser observada en una tomografía cerebral sin contraste (TAC); y también una lesión orgánica.

b) Por tanto, una persona que haga un conflicto biológico siempre estará "enferma" en la Fase Activa del conflicto. Pero eso no implica que los signos y síntomas de dicha enfermedad en el plano orgánico sean evidentes y diagnosticables al comienzo de dicha "enfermedad", especialmente por un médico que desconozca la Nueva Medicina y no sepa donde buscar.

Ante esta afirmación que acabo de hacer, algún lector crítico podría objetar: "entonces, si no hay signos ni síntomas manifiestos de enfermedad, ¿cómo saber si la persona está enferma o no? No se puede saber si la persona está enferma o no; con lo que no se puede verificar ni refutar lo que postula la Nueva Medicina".

En realidad, esta afirmación de nuestro lector crítico imaginario es totalmente equivocada ya que, si bien es cierto que en algunos casos, como el día siguiente en que la persona sufrió el conflicto, no se puede detectar su enfermedad en el nivel orgánico, que es el único que toma en cuenta la medicina convencional para el diagnóstico y la terapia, si se pueden detectar, y por tanto, contrastar (confirmar o refutar) algunos hechos que la Nueva Medicina predice que tienen que estar en los otros dos niveles (psicológico y cerebral) en caso de un conflicto biológico:

1) La persona debe tener un Foco de Hamer en la zona del cerebro correspondiente al conflicto biológico. Y esto se puede constatar desde el mismo momento en que la persona sufre el shock conflictual biológico. Esto permite una verificación de forma completamente objetiva.

2) La persona puede presentar síntomas vegetativos que son clínicamente constatables: manos y pies fríos, pérdida de apetito en mayor o menor grado; dificultades para dormir, estrés en mayor o menor grado, ritmo cardiaco acelerado, entre otras manifestaciones.

3) A nivel de la psique, la persona está constantemente, con mayor o menor intensidad, pensando en torno al conflicto, cómo resolverlo, etc. Este es un pensamiento casi obsesivo, en el sentido de que se instala en la psique de la persona y le cuesta dejar de pensar en él.

A nivel orgánico, la lesión orgánica solo es detectable a las semanas o meses de permanecer en conflicto activo. Y esta detectabilidad orgánica; que se puede verificar por radiografías, tomografías, exámenes sanguíneos, etc; a su vez depende de varios factores:

a) Del tipo de tejido al que pertenezca el órgano correspondiente. Si es un órgano del Endodermo o del Mesodermo Antiguo se producirá una proliferación celular que será visible a las pocas semanas. Si es del Ectodermo o del Mesodermo Nuevo se producirá una pérdida celular que generalmente es asintomática.

b) La intensidad y duración del conflicto. Si el conflicto es muy débil en intensidad, tardará más tiempo en hacerse visible la sintomatología. Un conflicto de más tiempo tendrá una sintomatología mayor que uno de menor tiempo de duración (suponiendo, en ambos casos, que la intensidad del conflicto es la misma).

c) Desde el punto de vista de los síntomas del paciente, en muchos casos la Fase Activa pasa desapercibida, ya que el paciente no siente nada, aunque objetivamente se pueda demostrar alguna alteración en el plano orgánico, o lo siente muy levemente y no acude al médico. Esto ocurre con frecuencia en las enfermedades del Ectodermo y en las del Mesodermo Nuevo, en las cuales en la Fase Activa del conflicto hay ulceración o necrosis de órganos que no producen síntomas importantes o que causen un malestar evidente en el paciente.

En estos casos, si el paciente resuelve el conflicto, es allí cuando sentirá con más fuerza los síntomas (de Fase de Curación), ya que durante esta fase el paciente tiene dolores, inflamación, fiebre, cansancio, malestar general, infecciones, etc. y la enfermedad le es diagnosticada, aunque en realidad lo que le fue diagnosticado es la Fase de Curación, consecutiva a la solución de un conflicto que pasó desapercibido.

En resumen, la enfermedad no aparece por arte de magia, sino que es un proceso biológico que se desarrolla y manifiesta en el tiempo. La Nueva Medicina es contrastable objetivamente desde el mismo momento en que se sufre el conflicto biológico; y esto se puede efectuar inmediatamente en el nivel psicológico (mediante una anamnesis del conflicto) y a nivel cerebral mediante una tomografía computada sin contraste. A nivel orgánico solo podrá detectarse cuando haya transcurrido cierto tiempo desde la aparición del conflicto biológico (ya que es el tiempo necesario para que se produzca la modificación orgánica), y tomando en cuenta los factores antes mencionados, que condicionan el tiempo de la manifestación de dicha patología.

En conclusión, es falso que "hayan personas que hacen conflictos (biológicos) sin que se enfermen". Que el médico o la propia persona no haya sabido identificar los signos (orgánicos) o no haya sentido los síntomas (por no haberse desarrollado suficientemente la enfermedad) no implica que no esté enferma, ni que tal enfermedad sea indetectable, usando los criterios objetivos de la Nueva Medicina. Simplemente se requiere de alguien que sepa qué buscar y dónde buscar, y sobre esos criterios contrastar objetivamente si se cumple o no la Nueva Medicina.

Lo que sí hay son personas que pasan por alguna tragedia o hecho que externamente parece muy dramático, muy doloroso (la pérdida de un ser querido; quedar en bancarrota, etc.), pero no han hecho un conflicto biológico. No se han dado las condiciones para la existencia de un DHS, y por tanto para que surja un conflicto tal como se define en la Nueva Medicina.

Así mismo, hay personas que aparentemente no han pasado por ningún hecho grave (a juicio de un observador externo), pero que subjetivamente ha constituido un importante DHS para la persona, y ha generado un conflicto biológico.

11) "¿Está la NMG en contra de las estadísticas? ¿Por qué la critica tanto el Dr. Hamer?"

La Nueva Medicina no está en contra de las estadísticas, sino de las manipulaciones que con ellas se hacen en la medicina convencional. Las estadísticas son una rama de las matemáticas, que bien usadas permiten hacer inferencias útiles usando para ello el cálculo de probabilidades. Pero en sí mismas no nos dicen mucho si no existe una teoría de fondo que permita interpretar los datos; por lo que si esa teoría de fondo es equivocada, las conclusiones e interpretaciones basadas en ella usando las estadísticas probablemente también serán equivocadas.

Ahora bien, dado que en la Nueva Medicina existen 5 Leyes Biológicas que son reproducibles y contrastables en todos los casos (que estén comprendidos en tales leyes), no tiene sentido usar estadísticas para establecer relaciones causales. En otras palabras, donde la relación de causa-efecto es reproducible en el 100% de los casos, no tiene sentido el empleo del cálculo de probabilidades y de las estadísticas para establecer la causa del fenómeno. Si se postula que A causa B en todos los casos, ¿qué sentido tiene preguntar qué probabilidad hay de que A cause B? Por otro lado, esta relación causal directa y precisa que establece la Nueva Medicina permite también su eventual refutación, si se consigue un caso exhaustivamente investigado en que A no cause B. De allí que la contrastación empírica (verificación o refutación) sólo puede hacerse mediante un estudio exhaustivo, riguroso y completo de cada paciente, y no mediante retórica, estadísticas o especulaciones teóricas o filosóficas.

12) "¿Qué visión se tiene en la Nueva Medicina sobre otras terapias y propuestas alternativas?"

Es importante comprender que en la actualidad existen tres tipos de medicina:

a) La medicina convencional: es la medicina oficialmente "reconocida". Se basa en hipótesis, y no ha descubierto ni una sola ley natural aplicable a las enfermedades. Las únicas leyes naturales que conoce son provenientes de otras ciencias autónomas y auxiliares, como la Química, la Genética o la Física. Pero la medicina convencional, en tanto "ciencia", no ha descubierto por sí misma ninguna ley propia. No conoce la causa de la mayoría de las enfermedades, salvo las causadas por traumatismos, envenenamientos y otros casos excepcionales, y se basa en estadísticas para establecer relaciones causales (factores de riesgo) en la enfermedad. Confía dogmática y acríticamente en las revistas médicas y no es comprobable ni refutable en casos individuales. Toma en cuenta solamente (o principalmente) los órganos, y descarta (o minimiza) la influencia causal de la psique y del cerebro en las enfermedades.

Sobre las revistas médicas hay que decir que es una actividad habitual y correcta en ciencia la publicación trabajos e investigaciones en revistas especializadas, ya que eso permite dar a conocer los trabajos y que éstos sean sometido a escrutinio científico por otros investigadores, que es lo que se denomina "revisión por pares o "peer review". Esta actividad tampoco se debe entender ingenuamente o de forma acrítica, sobre todo tomando en cuenta que existen estudios experimentales que demuestran como el prejuicio de los "revisores" afecta lo que se publica o no en las revistas científicas; y como algunos sesgos y errores de las revistas científicas más prestigiosas pueden dar resultados engañosos o equivocados. Los expertos también se equivocan y el consenso mayoritario no es garantía de verdad, sobre todo cuando dicho consenso se produce sobre la base de un paradigma falso o incompleto.

Por otra parte, no siempre la motivación de los científicos es exclusivamente la búsqueda de la verdad, sino muchas veces también lo es la búsqueda de prestigio, de financiamiento, de reconocimiento, etc., algo que propicia con cierta frecuencia el fraude científico dentro de la medicina.

Estos hechos deben hacernos muy críticos de los "consensos científicos" como criterio absoluto de verdad, especialmente en el área de la medicina donde existe una gran influencia de la industria farmacéutica, que no son organismos de beneficencia, en el financiamiento de estudios científicos a favor de ciertos medicamentos, lo cual crea serios conflictos de intereses y promueve el delito y la corrupción de la medicina, situaciones éstas que no son nada propicias a la búsqueda desinteresada de la verdad, que es el norte de la ciencia. En resumen, son correctas y válidas las referencias a revistas médicas, pero no hay que sacralizarlas hasta el punto de perder el sentido crítico respecto de ellas.

No hay que ser paranoico, pero tampoco tan ingenuos para pensar que no existen intereses económicos importantes que puedan influenciar considerablemente la actividad de los investigadores médicos y de las publicaciones científicas, que eventualmente puedan propiciar la traición al genuino y noble objetivo de la ciencia: la búsqueda desinteresada de la verdad.

b) Las medicinas llamadas alternativas o complementarias: en este concepto se incluyen todo tipo de terapias, técnicas y procedimientos no aceptados por la medicina convencional. Existen muchos tipos de ellas, algunas totalmente incompatibles y contradictorias entre sí, y que van desde prácticas inverosímiles como la curación por la fe hasta propuestas más plausibles como la fitoterapia.

Comparte con la medicina convencional el hecho de que no conoce ni una sola ley natural que pueda contrastarse empíricamente. Acepta muchas de las hipótesis de la medicina convencional, como la de las metástasis, y añade algunas suposiciones adicionales según el tipo de medicina, como por ejemplo: la existencia del "cuerpo energético" y su influencia en la enfermedad.

Como aspecto positivo, la mayoría de estas terapias tienen una visión holística o integral del paciente, ya que toman en cuenta su estilo de vida, su psiquismo, y otros factores descartados por la medicina convencional. Esto hace que tales terapias sean consideradas más humanas por muchos pacientes.

c) La Nueva Medicina, la cual se basa en 5 Leyes Biológicas naturales, que son reproducibles y científicamente contrastables en pacientes individuales. Considera a la enfermedad como una proceso que se entiende a la luz de la evolución biológica de los seres vivos, y que tiene un sentido biológico (finalidad) que es necesario comprender para poderla curar.

No acepta dogmas de ninguna especie ni se arrodilla reverencialmente ante las últimas hipótesis publicadas en revistas médicas, aunque se tomen en cuenta con prudencia y se examinen con sentido crítico, sobre todo tratando de contrastar la verdad de tales hipótesis, cuando sea pertinente, en la experiencia clínica. Se aceptan todos los hechos científicos rigurosamente comprobados por cualquier ciencia empírica, aunque se puedan cuestionar y criticar las hipótesis que se formulen para explicar tales hechos, y deriva todas sus conclusiones de la evidencia empírica obtenida del estudio exhaustivo de cada paciente en el triple nivel (psique-cerebro-órgano) a la misma vez que individualiza la terapia según los requerimientos objetivos del estado real del paciente.

Estas 5 Leyes Biológicas son la base de toda terapia, ya que ninguna terapia puede funcionar al margen o en contradicción con las leyes de la naturaleza. Esto significa que cualquier tipo de terapia, cuya eficacia haya sido comprobada clínica o experimentalmente, puede ser usada siempre que se tome en cuenta el contexto de las 5 Leyes Biológicas, ya que de lo contrario se estaría actuando ciegamente al desconocer el proceso integral que se desarrolla en la enfermedad y que determinan su curso evolutivo.

13) "¿Qué significa que la enfermedad tiene un sentido biológico?"

El sentido biológico se explica en la 5ta Ley Biológica. Que la enfermedad tiene un sentido biológico significa sencillamente que los síntomas y signos de la enfermedad tienen por finalidad ayudar a resolver el conflicto biológico. Solo eso. Ni más ni menos, que ese programa sea efectivo o no en un caso concreto, es otra historia. Esto ya se refiere a la eficacia de ese sentido, no al concepto del sentido mismo. Estas finas matizaciones y distinciones son esenciales para comprender la Nueva Medicina, porque se confunden los conceptos y eso impide captar conceptualmente el tema.

La principal incomprensión que se produce cuando se aborda por primera vez el tema del conflicto biológico, se debe a lo que a mí me gusta llamar el "sesgo antropomórfico", según el cual, el ser humano tiende a interpretar las cosas atribuyéndoles cualidades humanas, o asumiendo al ser humano como el centro del tema analizado, o creyendo que si el asunto estudiado no es aplicable al ser humano y a su visión de las cosas o a sus intereses, es falso o no existe.

Ese sesgo antropomórfico es, en mi experiencia, el principal elemento que impide comprender el sentido biológico que postula la Nueva Medicina, me estoy refiriendo a la compresión del tema, no a si se está de acuerdo o no con él, que sería otro asunto. Yo puedo estar en desacuerdo con algo que comprendo perfectamente bien; pero en muchos casos, también estamos en desacuerdo con cosas que comprendemos mal y con las que, de haber entendido bien el asunto, quizás estaríamos de acuerdo después de todo. Por otro lado, lo lógico sería que, antes de estar de acuerdo o no con algo, lo entendamos bien y en sus justos términos, y no en los términos impuestos por nuestros prejuicios o interpretaciones arbitrarias.

Cuando la gente escucha hablar de "sentido biológico", o del "sentido de la enfermedad", inmediatamente se imagina lo siguiente:

1) Que la enfermedad es buena.
2) Que eso del sentido es absurdo, ya que si fuera así la gente no moriría de la enfermedad.
3) Que la enfermedad tiene un sentido, porque Dios así lo decidió.
4) Que eso del sentido es falso, ya que la naturaleza no tiene sentido y los seres vivos han surgido por azar y sin sentido alguno.
5) Que el único que sentido que tiene la enfermedad es destruir al cuerpo.
6) Que el sentido tiene que ser perfecto e infalible, o de lo contrario no existe.

La lista de afirmaciones similares sería interminable. Pero el común denominador de todas ellas es que son completamente irrelevantes respecto del sentido biológico que descubre y explica la Nueva Medicina en las enfermedades (o programas especiales). Reflejan la interpretación de la persona que hace tales afirmaciones, e incluso su ideología o creencias, no lo realmente planteado por la Nueva Medicina.

¿Qué es lo que realmente plantea la Nueva Medicina sobre el sentido biológico?

a) Que los síntomas y signos de la enfermedad ayudan en general a la solución de conflicto biológico, en el caso de las enfermedades que afecten órganos endodérmicos, ectodérmicos y del Mesodermo Antiguo; o a prevenir el mismo tipo de conflicto biológico en el futuro cuando éste se solucionó, en el caso de enfermedades que afectan órganos del Mesodermo Nuevo.

b) Esto no es una interpretación o una "visión" de la enfermedad, sino un hecho empírico que se puede demostrar objetivamente:

Por ejemplo, un adenocarcinoma de estómago es causado por un conflicto biológico de no poder digerir la presa, se entiende por presa el objetivo, la meta deseada, alguna objeto que se quiera "atrapar", como una casa, una herencia, etc. Durante la Fase Activa del conflicto se produce un tumor en el estómago derivado de las células que producen ácido y pepsina (una enzima digestiva), las partes del jugo gástrico que ayudan a digerir los alimentos. Este tumor es hipersecretor, es decir, secreta una mayor cantidad de sustancias que permiten digerir la presa, lo cual, en caso de lograrse, resolvería el conflicto de "no poder digerir la presa".

14) "¿Qué dice la Nueva Mediicna sobre otras investigaciones que señalan que los microbios son causantes del cáncer?"

La idea de que los microbios son causantes del cáncer existe en una variedad de teorías alternativas, pero también como hipótesis dentro de la propia medicina convencional. Por supuesto, una lectura cuidadosa de todas estas hipótesis convencionales y alternativas, nos revela algunos hechos evidentes:

a) Muchas de esas hipótesis son contradictorias entre sí, por lo que no pueden ser todas verdaderas al mismo tiempo. En especial, algunos señalan a los virus como agentes causales del cáncer; otros a los parásitos; otros a los hongos, etc. Y casi todas ellas pretenden que su explicación es la única válida, o al menos la más válida, para explicar el origen del cáncer. No pueden estar todas en lo cierto.

b) Todas estas hipótesis tienen en común el desconocimiento de las 5 Leyes Biológicas.

c) Como consecuencia de lo anterior, estas hipótesis no toman en cuenta el Foco de Hamer en el cerebro, que puede causar complicaciones graves en la Fase de Curación, y el conflicto biológico. Su terapia es esencialmente incompleta.

d) Incurren en el mismo error que la medicina convencional: creer que la enfermedad existe solo en el órgano y que su curación está solo en el órgano. Aún en el supuesto de que estas terapias funcionaran (algo que no parece probable, dado que los microbios no son la causa del cáncer como luego veremos), estarían tratando solamente el órgano afectado, pero no su correlación cerebral ni psicológica.

El rol de los microbios en las enfermedades y en el cáncer ha sido descubierto en su amplio contexto biológico sólo a partir del descubrimiento de las Leyes Biológicas. Los microbios intervienen durante la Fase de Curación, y pueden actuar sobre úlceras con el fin de rellenarlas mediante una proliferación celular que eventualmente forme un "tumor" (en el caso del virus del papiloma humano y el cáncer de cuello de útero); pero también pueden intervenir en los tumores (adenocarcinomas) con la finalidad de eliminarlos, reducirlos o caseificarlos (los hongos y micobacterias en los tumores del Endodermo y del Mesodermo Antiguo).

Es por este motivo que en muchos cánceres se puede constatar la presencia de varios tipos de microbios. Pero deducir a partir de este hecho que la causa del tumor es el microbio, implica sacar una conclusión falsa, a la que se llega solamente si se desconocen las 5 Leyes biológicas.

15) "¿Qué pruebas científicas avalan la Nueva Medicina? Mi doctor dice que no hay evidencias científicas a favor de ella, y que no está oficialmente reconocida".

Una cosa es la evidencia científica (que se obtiene aplicando el método científico al objeto que se quiere estudiar) y otra cosa es la aceptación o reconocimiento oficial de una teoría por parte de la comunidad científica. Por supuesto, lo lógico e "ideal" sería que la comunidad científica aceptara las teorías en función de la evidencia científica; pero no siempre es ese el caso, como veremos. Teniendo en cuenta esta distinción, que no es evidente para todo el mundo y mucha gente, incluyendo científicos, la confunden, se puede afirmar que hay evidencia científica a favor de la Nueva Medicina, aunque ésta no esté todavía reconocida oficialmente por la comunidad científica.

De esta distinción entre evidencia científica de una teoría y su reconocimiento o no por parte de la comunidad científica (distinción que es sutil, pero crucial) se deduce lo siguiente:

1) Es posible que una teoría sea correcta y que haya evidencia científica que la respalde, pero a pesar de ello no sea aceptada o reconocida oficialmente por la comunidad científica, e incluso que sea violentamente rechazada por ésta. Algunos ejemplos históricos lo prueban:

a) El caso de Alfred Wegener, geofísico y meteorólogo alemán, quien formuló una teoría de la deriva continental, y fue rechazado y repudiado en su momento por la comunidad científica. En un artículo se señala: "La teoría fue recibida de manera uniformemente hostil, y en ocasiones incluso violenta, en buena parte por la inexistencia de una explicación convincente sobre el mecanismo de la deriva continental en sí. A partir de 1950 las ideas de Wegener ganaron rápida aceptación gracias al desarrollo de las modernas técnicas de exploración geológica, en particular del fondo oceánico. Reformulada a partir de recientes descubrimientos, la teoría de la deriva continental se encuentra hoy totalmente consolidada".

¿Qué puede llevar a una comunidad de científicos a recibir de manera "uniformemente hostil y violenta" una teoría alternativa que demostró ser correcta? ¿No es la función de un científico buscar la verdad, así sea contraria a sus prejuicios o a sus teorías firmemente establecidas? Se podría pensar, que dado que no existían las técnicas modernas de exploración geológica, era explicable la actitud de estos científicos. Sin embargo, eso no justifica actuar de forma "hostil y violenta" (conducta bastante anti-científica), ya que si no hay suficiente evidencia de algo, lo razonable es dudar de ello (suspender la opinión) e investigar a fondo para confirmar o refutar la teoría; y no rechazar dogmáticamente y de manera agresiva o usando tácticas anti-científicas (retórica, juegos de palabras, trucos semánticos, propaganda, manipulaciones, intimidaciones, insultos, etc.) la teoría alternativa en cuestión o a sus defensores científicos.

La soberbia, el prejuicio y la creencia ciega y acrítica en que se posee siempre la verdad y la razón en ciertos asuntos, tiende a generar actitudes intolerantes y fanáticas. Esto incapacita emocional e intelectualmente a la persona para reconocer y ponderar objetivamente la evidencia contraria a sus creencias, como lo ha demostrado la Psicología, que son ajenas al noble y humilde ideal de la ciencia de buscar permanentemente la verdad, sea cual sea. Y precisamente son los científicos quienes deberían estar más conscientes de sus prejuicios, y como ellos interfieren o pueden interferir, en la búsqueda de la verdad.

b) Otro ejemplo en el campo de la medicina lo encontramos en Ignaz Semmelweis, médico húngaro quien demostró que con la esterilización podía prevenirse la fiebre puerperal; y que ante tal situación fue recibido con violento rechazo por parte de sus colegas médicos. En un artículo se menciona: "Defendió con vigor su descubrimiento y la salud de sus pacientes, "hay que terminar con la matanza", escribió. Pero la resistencia y hostilidad de sus colegas fueron grandes. El mismo fue amenazado. Lleno de amargura dejó la clínica, su mente se alteró, y su vida terminó en un asilo... por una septicemia".

En otro artículo se señala: "Pero los médicos, envidiosos de su éxito, se declararon ofendidos de que se les achacara esas muertes y se juzgaron humillados por la obligación de lavarse las manos. Además, el espíritu corporativista de los médicos le hizo notar a Semmelweis su condición de extranjero, obligándole a renunciar".

¿Por qué el Dr. Semmelweis obtuvo resistencia y hostilidad de parte de sus colegas, e incluso llegó a ser amenazado, si estaba haciendo un aporte positivo a la medicina? ¿No se estaban resistiendo y oponiendo esos "científicos" a algo que podía ayudar a salvar a las personas? ¿Por qué la envidia y el espíritu corporativista de los médicos fue más importante para ellos que la búsqueda de la verdad y el deseo de ayudar a sus pacientes? ¿Es eso una actitud científica y racional? ¿Se repite eso en la actualidad, al estar más "corporativizada" la investigación médica? Juzgue el lector.

c) Otro ejemplo es el del científico Julius Robert Mayer, quien en 1842 enunció por primera vez el principio de conservación de la energía. En otro artículo se lee: "Se dice que el principio de la conservación de la energía, que es uno de los principios más generales de la Física, fue establecido por "dos médicos y un cervecero". Uno de los médicos fue Julius Robert Mayer, quien lo enuncia por primera vez en 1842. Sus observaciones están asociadas al color de la sangre y al contenido de oxígeno de la misma. Su trabajo de investigación es rechazado por los científicos alemanes de su época, por lo que el malestar asociado hace que por un tiempo deba estar en un hospital psiquiátrico".

Curioso que un descubrimiento tan importante para la Física y la ciencia haya sido rechazado por los científicos alemanes hasta el punto de causarle trastornos mentales.

d) Otro ejemplo más reciente es el de la científica Barbara McClintock, quien demostró la existencia de genes móviles, pero que en su momento fue rechazada y ridiculizada. En un artículo se comenta: "La idea de la existencia de genes móviles, que McClintock desarrolló después de estudiar decenas de generaciones de maíz híbrido, fue rechazada por absurda, y su autora fue condenada al ostracismo durante décadas, hasta que a principios de 1980 las nuevas técnicas de la Biología Molecular demostraron que tenía razón. Recibió el premio Nobel en 1983, cuarenta años más tarde de su crucial descubrimiento, siendo la segunda mujer, tras Marie Curie, que recibió un Nobel de ciencia en solitario".

Curioso que científicos entrenados para el análisis de temas complejos califiquen de "absurdo" un descubrimiento, que como se demostró después, era verdadero. Esto demuestra que lo verdaderamente absurdo era la actitud de los científicos que rechazaron esa investigación. ¿Por qué tales científicos, en vez de precipitarse en calificar de "absurdo" ese trabajo, no suspendieron el juicio mientras investigaban más a fondo el asunto? ¿Por qué apresurarse en emitir veredictos tan categóricos, defendiendo lo falso y evitando que la verdad saliera a la luz? ¿Qué los motivó a oponerse y rechazar tan irracionalmente la verdad, pero creyendo que tenían razón? ¿Donde quedó la autocrítica, la sensatez, la prudencia y la honestidad intelectual? ¿Cuál cree el lector que es el motivo que indujo a la "comunidad científica" de ese entonces a atacar la verdad, con retórica y calificativos como "absurdo"? ¿Qué concluye el lector de estos hechos?

Existen muchos ejemplos más que en la historia de la ciencia (¿y en el presente?) demuestran que el prejuicio, el dogmatismo, la soberbia, la falta de autocrítica, y los intereses creados pueden servir de poderosos móviles que en el nombre de la ciencia busquen tapar u ocultar importantes descubrimientos científicos potencialmente beneficiosos para la humanidad. Dado que en casi todas las áreas la mediocridad es la regla, y la genialidad la excepción, no es de sorprender que tales actitudes existan también entre los científicos. Quizás por esto fue que Einstein dijo: "Los grandes espíritus han encontrado siempre una oposición violenta de la mediocridad. La última, no puede entender cómo un hombre no se somete inconscientemente a los prejuicios hereditarios, sino que honestamente y con coraje usa su inteligencia".

2) Es posible también que una hipótesis o teoría falsa o incorrecta sea aceptada por la comunidad científica como verdadera. Un ejemplo de ello lo encontramos en el infeliz caso de Hwang Woo-suk, científico coreano cuyo prestigio y admiración por parte de sus colegas de la comunidad científica se desplomó al descubrirse que había cometido fraude. En una noticia se señala: "Si existe algo llamado el "sueño coreano", seguramente estaba personificado en Hwang Woo-suk. En el pico de su popularidad era considerado un héroe nacional. Sus colegas lo catalogaban como un pionero en su campo; los políticos recompensaban sus avances con dinero en efectivo; miles de personas se suscribían a un grupo online de devotos del genio; algunos hasta decían que estaba realizando el trabajo de Dios".

Es interesante notar como sus colegas lo consideraban una pionero en su campo, lo cual facilitaba la aceptación de su trabajo de una forma más acrítica y crédula. Hasta que no se descubrió el fraude, el trabajo de Woo-Suk era aceptado por la comunidad científica en base a una evidencia inventada. ¿Existirán otros casos similares en la actualidad cuyo fraude no haya sido aun descubierto? ¿Es posible que actualmente la comunidad científica acepte hipótesis y teorías que en un futuro se demostrarán como completamente falsas, pero que investigadores científico pioneros ya lo hayan señalado sin ser escuchados?

Otro ejemplo es el del científico noruego Jon Sudbo, quien falsificó varios estudios sobre el cáncer. En otra noticia se señala: "Las autoridades sanitarias noruegas le retiraron las licencias para ejercer de médico y dentista el pasado 21 de noviembre después de que el científico admitiera haber falsificado varios estudios sobre el cáncer oral publicados en las revistas The Lancet, The New England Journal of Medicine y The Journal of Clinical Oncology".

Adviértase que fue el propio científico el que admitió el fraude. Esto es importante enfatizarlo, ya que los revisores de las "prestigiosas revistas" (The Lancet, etc.) no fueron capaces de detectar el error, y publicaron sus artículos en varias ocasiones, y en varias revistas. ¿Dónde quedó el rigor de la "revisión por pares"? ¿Por qué publicaron algo fraudulento? ¿Por qué el fraude no fue detectado, sino hasta el momento en que el propio científico confiesa el fraude? ¿Existirán otros artículos científicos que en la actualidad sean fraudulentos, pero cuyo fraude no haya sido descubierto o "confesado" todavía?

Depositar una fe ciega y acrítica en las publicaciones científicas, y confundir lo que en ellas aparece con lo "científicamente comprobado" o con la "ciencia verdadera" o como la "última palabra" en materia científica, no sólo es una actitud extremadamente ingenua y conservadora, sino que refleja una profunda ignorancia tanto de la historia de la ciencia, como de las debilidades humanas y los intereses no científicos. Por ejemplo: corporativos, económicos o de búsqueda de prestigio personal, que se esconden detrás muchas actividades científicas.

Las publicaciones y revistas científicas son útiles y necesarias; y lo allí publicado debe ser tomado en cuenta, con sentido crítico y sin dogmatismo; y su pretensión de que se publiquen trabajos de calidad es una exigencia razonable y necesaria para depurar la investigación científica de errores, sesgos y mala calidad. Ellas deben ser un instrumento que optimice la investigación científica, no en un fin en sí mismo.

Convertirlas en el bastión exclusivo de la verdad, en oráculos cuasi-religiosos de lo que es verdadero o falso en la ciencia, en el último jurado de lo que es científico o no lo es, es una actitud irracional, acrítica y anti-científica. Aún cuando ningún científico admite expresamente que tiene una fe ciega en las revistas científicas o que sean el máximo tribunal de sus creencias científicas, es fácil comprobar que muchos sí las consideran así con solo dialogar un poco con ellos: sus argumentos siempre se basan, expresa o tácitamente, en que lo único científico es lo que ha sido publicado en una revista científica; y no admitirán nunca como científicamente válido lo no publicado allí. Ante esto uno se pregunta:¿creen o no tales científicos en la autoridad de las revistas científicas como máximo jurado de la cientificidad? ¿Sustituyen las revistas científicas a su capacidad de pensar por sí mismos? ¿Es esa la actitud propia e ideal de un científico verdadero? El lector podrá sacar sus conclusiones.

3) Por supuesto, el hecho de que uno o varios científicos sean rechazados, ridiculizados y difamados por sus colegas no prueba necesariamente que sus teorías son correctas. Al fin y al cabo, también hay personas que fueron ridiculizadas y sostenían teorías falsas.

El punto clave en esto es comprender que la verdad o falsedad de una teoría no se determina por el veredicto ni la aceptación de la comunidad científica, ni por el consenso mayoritario, ni por ser ridiculizado o no. La única forma de saber si una teoría científica es correcta o no, es sometiéndola a contrastación empírica, independientemente de si es aceptada o no por la mayoría de científicos en un momento dado.

Pero en concreto, ¿qué evidencia científica existe a favor de la Nueva Medicina? Es importante comprender que la Nueva Medicina postula en cada enfermedad (a nivel psíquico, cerebral y orgánico) un buen número de hechos comprobables. Si la persona tiene dos o más enfermedades, la cantidad de hechos comprobables aumenta considerablemente.

Estos hechos comprobables incluyen el tipo de conflicto biológico, la localización exacta del Foco de Hamer en el cerebro para cada enfermedad, la formación histológica que se forma en cada enfermedad según su hoja embrionaria, la crisis epileptoide, etc.

Toda verificación de la Nueva Medicina tiene por finalidad contrastar si en cada caso todos estos hechos se cumplen o no en cada paciente. Por este motivo, con dos o tres pacientes tomados al azar y que cada uno tenga varias enfermedades, se podrían contrastar cientos de los hechos que la Nueva Medicina predice que deben estar en cada caso y en cada enfermedad.

Este tipo de investigación se ha llevado a cabo por científicos independientes, algunos de gran prestigio profesional en sus respectivas áreas. Entre ellos se puede mencionar:

1) La investigación llevada a cabo por el equipo del Dr. Georg Birkmayer (en alemán su primer nombre es Jörg), un catedrático de medicina, cancerólogo y químico de prestigio, y autor de diversos trabajos científicos, quien en 1988 verificó la Nueva Medicina en siete pacientes tomados al azar, los cuales tenían varias enfermedades cada uno, encontrándose correcta la Nueva Medicina en todos los casos examinados.

2) La investigación efectuada por el Dr. Willibald Stangl, presidente de la Asociación de Oficiales Médicos de Austria, probó la Nueva Medicina en 250 casos tomados al azar. El resultado: 100% de concordancia con los descubrimientos del Dr. Hamer. Una reciente carta del Dr. Stangl manifiesta algunas reflexiones sobre el Dr. Hamer y la Nueva Medicina.

3) La investigación realizada en Bélgica en 1990 ante un grupo de médicos.

4) La verificación realizada en 1992 con 24 pacientes, cada uno con cuatro o cinco enfermedades, en la clínica universitaria de Gelsenkirchen, dirigida por el Dr. E. A. Stemmann, quien ha intentado desarrollar una teoría sobre la neurodermitis y el asma, basada en la Nueva Medicina y sin hacer referencia alguna al Dr. Hamer.

5) La verificación realizada en la Universidad de Trnava en 1998, en siete pacientes, donde se analizaron 20 enfermedades a la luz de la Nueva Medicina y se corroboró su veracidad. Esta investigación contó entre sus supervisores al vice-rector representativo de la sección de Investigación, el matemático Dr. Josef Miklosko. Él ha sido observador internacional en diversos asuntos políticos y ex vice-primer ministro de Checoslovaquia.

Se han realizado otras investigaciones más, por diversos grupos médicos a lo largo del mundo.

Si bien estas verificaciones no han sido tomadas en cuenta por la comunidad médica y científica, ellas demuestran que usando el método científico se puede contrastar si se cumplen o no los hechos objetivos y reproducibles que la Nueva Medicina predice que deben existir en cada caso de enfermedad. El Dr. Hamer ha pedido por años que estas investigaciones se lleven a cabo a gran escala y de forma pública. Incluso, ha invitado a científicos y representantes de sociedades médicas a observar el protocolo de verificación, sin que estos científicos muestren interés alguno por dicha verificación. Al parecer, la comunidad científica no está dispuesta por el momento a aceptar esa invitación y llevar a cabo la contrastación, lo que permitiría disipar las dudas (a los que la tienen), empíricamente y de una vez por todas, sobre si la Nueva Medicina es correcta o no.

La búsqueda del conocimiento es responsabilidad de cada persona, y no hay que esperar cómoda y arrogantemente a que alguien "me demuestre" tal o cual cosa. Si estamos interesados en buscar la verdad, hagamos el esfuerzo de buscarla por nosotros mismos y de ser capaces de pensar con mente abierta pero de forma rigurosa, crítica y honesta con nuestros propios medios y no en base a la autoridad o al consenso mayoritario que predomine en un momento dado.

Tampoco juzguemos como verdadero lo que es meramente "plausible" o "probable", ya que existen cosas probables que son falsas en el caso concreto. No confundamos lo falso con lo "implausible" o lo "improbable", ya que pueden existir cosas que pueden parecer improbables pero que sean ciertas cuando se examinan en detalle, como se demostró en los ejemplos anteriores donde la comunidad científica calificó de "absurdos" o "ridículos" diversos estudios e investigaciones que eran correctos.

16) "En algunas páginas he leído que la Nueva Medicina no es una terapia, sino un teoría que explica la enfermedad".

Este punto hay que explicarlo bien para evitar malos entendidos:

1) La Nueva Medicina sí contiene una terapia e indicaciones precisas para realizarla y es completa en sí misma, en el sentido de que con ella se puede realizar tanto el diagnóstico como la terapia.

2) Si por "terapia" se entiende, como lo hace mucha gente, el hecho simplista de "dar medicamentos para curar una enfermedad", pues en este sentido no es una "terapia". Las enfermedades las cura el propio organismo, al solucionar el conflicto biológico definitivamente. En este punto, los medicamentos y otras intervenciones médicas pueden, y en muchos casos deben, usarse como coadyuvantes al proceso de curación, para aliviar síntomas, dolores, complicaciones, etc.

La Nueva Medicina con sus 5 Leyes Biológicas ofrece un modelo explicativo de la enfermedad y de su evolución, incluyendo su eventual remisión, si se dan las condiciones para ello, y ese modelo permite explicar la aparición de la enfermedad y también su curación. Este contexto es la base de cualquier terapia y de cualquier tratamiento que se quiera realizar con éxito. Las diversas terapias (convencionales o alternativas) pueden usarse si han demostrado ser eficaces, pero a condición de que se usen en el contexto de las 5 Leyes Biológicas y tomando en cuenta el concepto amplio que la Nueva Medicina tiene de la terapia y sus indicaciones generales, que es diferente al concepto común, meramente químico y mecánico, de "terapia".

Por eso, la idea de terapia en la Nueva Medicina es completamente diferente a como se usa el concepto comúnmente, y esa distinción es importante para comprender que la Nueva Medicina sí tiene una terapia o tratamiento propio, aunque no en el sentido generalizado y simplista del término.

17) "¿Por qué hay personas que se han curado con métodos alternativos (ej: nutricionales, etc.) sin haber tomado en cuenta y sin conocer la Nueva Medicina? ¿No prueba esto que la Nueva Medicina es simplemente una teoría alternativa más?"

Sobre las curaciones producidas por tal o cual terapia, o en tal o cual caso, no se puede dar una respuesta precisa si no se examina el caso en sus detalles concretos. Lo demás sería simplemente especular a través de generalidades o prejuicios. Por ejemplo: un médico convencional dogmático o prejuiciado diría, aunque no tenga pruebas exhaustivas del caso específico, que la enfermedad no existió y que fue "mal diagnosticada". Esta es una posibilidad, pero mientras no se compruebe no se puede afirmar como un hecho cierto y comprobado en el caso específico. El que algo sea posible no significa que esa sea la explicación real y verdadera del caso concreto.

Para efectos de mi comentario a la pregunta planteada, partiremos del supuesto de que sí se produjo una curación inexplicable para la medicina convencional de alguna enfermedad después del tratamiento alternativo.

La Nueva Medicina conoce algunos hechos que podrían explicar estas curaciones, sin que éstas se atribuyan a la terapia alternativa:

a) La mayoría de las enfermedades aparecen durante la Fase de Solución del conflicto. En principio, estas enfermedades están destinadas a remitir por sí solas, si no hay recidivas del conflicto o si no hay alguna interrupción artificial de la Fase de Curación, por ejemplo: mediante terapias agresivas o que bloqueen la evolución natural de la Fase de Curación. Esto explica por qué la mayoría de las enfermedades tienden a remitir por sí solas.

b) Algunos medicamentos convencionales tienen la propiedad de interrumpir la Fase de Curación y alargar la enfermedad, o propiciar mediante sus efectos secundarios nuevos conflictos biológicos, o la reactivación del que ya existía.

Dado que muchas terapias alternativas tienden a darle prioridad a lo "natural", o a intervenciones "no agresivas", o cosas similares, esto trae como consecuencia que en ciertos casos la adopción de tales métodos evite las complicaciones antes mencionadas que el medicamento convencional hubiera causado. Esta visión no está exenta de riesgos y tiene una contra cara: si el paciente necesitaba una medicamento determinado, y no se le dio, sino que se sustituyó por algo "natural" que no tenga la misma eficacia, se le estaría causando un perjuicio más que un beneficio. Por supuesto, esto solo puede ser evaluado caso por caso.

c) Algunas enfermedades y su tratamiento convencional propician por su propia dinámica nuevos conflictos biológicos. Por ejemplo: en casos de una sintomatología intensa, o cuando la enfermedad es considerada "grave" y el diagnóstico y/o pronóstico es hecho en forma brutal e insensible.

En cambio, muchos médicos alternativos aparentemente tienen un mejor trato para con sus pacientes. No acostumbran a dar diagnósticos insensibles ni pronósticos fatalistas, y a veces prometen curar la enfermedad. Al ser partidarios de una visión "holística", toman en cuenta las emociones, el estilo de vida, las relaciones interpersonales, etc. del paciente y tratan ese aspecto también como parte importante de la "terapia".

Esto puede hacer que sin ser plenamente consciente del mecanismo exacto que está operando (por desconocer la Nueva Medicina), el médico alternativo esté resolviendo conflictos biológicos, o evitando que surjan nuevos al darle esperanzas al paciente. Esto por sí sólo es terapéutico, y puede producir en ciertos casos "curaciones", sin necesidad de asumir que la curación se produjo por la terapia alternativa en sí misma considerada.

Por supuesto, no siempre este será el caso, ya que el paciente puede tener una Fase de Curación intensa que por sí misma cause serias complicaciones (ej: a nivel cerebral) y ninguna esperanza o promesa del médico alternativo será de ayuda si no trata médicamente la complicación que se le avecina. Para ello lo ideal sería que conociera la Nueva Medicina; de lo contrario, ¿cómo sabe la magnitud de la posible complicación que el Foco de Hamer puede causar en el paciente concreto, si ni siquiera sabe lo que es un Foco de Hamer?

d) Lo anterior no implica ni insinúa que las terapias alternativas sean inútiles o ineficaces. Pero tampoco que sean útiles o eficaces por sí mismas. Si son eficaces o no, es algo que solo puede ser resuelto aplicando el método científico; y aquí no vamos a hacer ningún juicio o evaluación sobre las terapias alternativas.

En todo caso, funcionen o no, hay que tomar en cuenta las 5 Leyes Biológicas y en ese contexto deberían no solamente ser evaluadas, sino también usadas todo tipo de técnicas o terapias que puedan ayudar al paciente, optimizando así las probabilidades de éxito.

18) "La revista alemana Der Spiegel refiere una investigación por las autoridades alemanas, señalando que de 50 pacientes con cáncer que habían estado bajo el cuidado de Hamer, solo 7 sobrevivieron".

Es curioso que esto lo citen personas que a la misma vez y sin percatarse de la inconsistencia (o encubriéndola, para arteramente engañar a los demás), exigen evidencia científica a favor de la Nueva Medicina, pero citan evidencia no científica contra ella.

Sobre el reporte de Spiegel, habría que hacerle algunas preguntas y observaciones críticas:

a) Der Spiegel, aunque es una revista importante e influyente, no es una revista científica especializada. Por ese motivo su reportaje fue periodístico, basado en fuentes gubernamentales (autoridades alemanas), no en la investigación científica llevada a cabo por médicos para evaluar la Nueva Medicina.

Este punto es importante, sobre todo para desenmascarar la hipocresía y doble discurso de los que citan esta fuente. Si no es una revista científica especializada, ¿por qué la citan como evidencia contra la Nueva Medicina, a la misma vez que afirman que no hay publicación positiva sobre la Nueva Medicina en revistas científicas y que por tanto no es científica? Si le pagas con la misma moneda y le citas una revista, o incluso alguna verificación que sí ha sido realizada por científicos, donde se publiquen hechos a favor de la Nueva Medicina, "moverán el marco" y te dirán que eso nada prueba porque la revista no es científica...

Usan fuentes no científicas para sacar conclusiones erradas pretendidamente científicas (ej: que la Nueva Medicina no ayuda a curar o que es falsa); pero sin aplicar la misma vara si es a favor de la Nueva Medicina. Dicho de forma más simple: si cae cara, gano; y si cae sello, pierdes.

Y es que esta actitud consistente en "usar una doble vara de medir en sus análisis críticos", es característica típica y absolutamente previsible en cierto tipo de personas, por lo que no debe sorprender a nadie tal actitud.

b) ¿Qué autoridad alemana en específico señaló eso? ¿Se permitió que el Dr. Hamer diera su versión del asunto o solo se planteó lo que unilateralmente decían las "autoridades alemanas"? En el periodismo serio se acostumbra a que todos los interesados den su versión, planteen sus argumentos y ofrezcan las pruebas de su punto de vista. Esto para evitar el sesgo y la información tendenciosa.

c) ¿Fueron los 50 pacientes una muestra representativa de la terapia de la Nueva Medicina?

d) ¿En qué estado estaban los 50 pacientes? ¿Estaban desahuciados?

e) Por último, y lo más importante: lo que Der Spiegel omitió señalar, es que también una autoridad alemana (el Fiscal público de Wiener-Neustadt en Austria), tuvo que admitir en un juicio contra el Dr. Hamer, que según los documentos en su poder habían sobrevivido 6,000 de 6,500 pacientes con cáncer terminal, después de cinco años de tratamiento con la Nueva Medicina. "Cuando el Dr. Hamer fue arrestado, la policía buscó sus archivos de pacientes. Subsecuentemente, un fiscal se vio forzado a admitir durante el juicio, que después de 5 años, 6,000 de 6,500 pacientes casi todos con cáncer "terminal" estaban aún vivos. Y así, irónicamente, fueron sus oponentes los que proveyeron las estadísticas actuales probando el notable índice de éxito de la Nueva Medicina".

¿Por qué no menciona esto Der Spiegel? ¿Por qué sólo se menciona la información en contra? ¿Por qué suprime información a favor de la Nueva Medicina, aun cuando proviene de una fuente equivalente: una autoridad alemana? Al parecer, la autoridad alemana solo es un fuente fiable cuando da cierto tipo de información.

Dejando de lado estas inconsistencias o dobles discursos, es cuando menos curioso que se usen pacientes fallecidos para refutar tal o cual medicina o terapia. Sin explicar en detalle los casos concretos, la gravedad de la enfermedad, el estado del paciente, los medicamentos empleados y en qué dosis, qué médico en concreto la trató, etc; o para descalificar y difamar al médico tratante, sobre todo si se tiene en cuenta que la medicina convencional produce actualmente más muertes al año que cualquier otro tipo de terapia.

Usando la misma "lógica" según la cual el que un paciente muera demuestra la falsedad de una terapia o el carácter de "asesino" de un médico, tendríamos entonces que condenar a la medicina convencional; o culpar de asesinato a los médicos convencionales que trataron a Pavarotti, Rocío Durcal, Roció Jurado, Soraya, (por mencionar sólo unos pocos artistas famosos fallecidos debido al cáncer) por no haber curado a estas personas, que además tenían el dinero suficiente para tratarse con la mejor terapia que la medicina convencional les pudo ofrecer... pero que, sin embargo, lamentablemente fallecieron. ¿Fue por mala praxis de los médicos tratantes? ¿O por la ineficacia terapéutica de la medicina convencional? Juzgue el lector.

Por supuesto, si presentas algún paciente curado con tal o cual terapia, te pedirán como prueba hasta la huella dactilar de la cuñada del paciente... Se puede ver que la evidencia anecdótica de casos individuales la usan selectiva y tendenciosamente, según convenga.

La Nueva Medicina puede ser contrastada científicamente en cualquier momento. Si es falsa, es fácil demostrarlo. Sólo basta tomar cualquier número de pacientes tomados al azar, y encontrar un caso que la refute. Un caso que estando comprendido en sus Leyes Biológicas, no las confirme. La propaganda a favor o en contra no cambia este hecho y distrae la atención del tema de fondo: contrastar científicamente y de manera oficial la Nueva Medicina.

19) "¿Por qué tanta insistencia que en que la Nueva Medicina sea verificada oficialmente? Hay muchas terapias alternativas, y está la medicina convencional, y las personas tienen derecho a elegir qué alternativa emplear para recobrar su salud".

Es cierto que cada persona tiene el derecho a emplear tal o cual procedimiento para mantener o recuperar su salud. Este es un derecho básico, que ha sido incluso reconocido legalmente en muchos países. Nadie ha discutido ese derecho, o al menos no lo hacemos nosotros. Cuando se insiste en la verificación oficial de la Nueva Medicina, no se hace para cuestionar el derecho de las personas de tratarse con la terapia que ella elija, ni para forzarla autoritariamente a usar la Nueva Medicina u otra terapia.

De lo que se trata es que la comunidad científica lleve a cabo a gran escala una verificación científica de la Nueva Medicina, para que se convenza de su veracidad, o de su falsedad si la logra refutar experimentalmente. La razón de esto es obvia: con la Nueva Medicina las personas tienen objetivamente mayores probabilidades para realizar un diagnóstico exacto y un tratamiento eficaz y rigurosamente individualizado. Ante esto, las personas tendrán un elemento de juicio adicional a la hora de decidir qué terapia emplear.

La verificación oficial de la Nueva Medicina confirma y refuerza el derecho de las personas a elegir su terapia; esta vez con una medicina basada en leyes naturales que son contrastables en cada caso. Si las personas ignoran su existencia, sus alternativas estarían reducidas y su capacidad de decisión estaría limitada.

Lo ideal es que las personas decidan qué terapia emplear, pero que se informen bien y de manera exacta cuál es la terapia que están eligiendo y qué esperan de ella. Y lo hagan con razones fundadas y con conocimiento de causa, y no solamente en base a la fe o a la esperanza que le inspire tal o cual doctor. No es que la fe o la esperanza no sea importante, sino que se requiere también una fundamentación sólida o razonable de que la terapia en cuestión es efectiva y ofrece posibilidades ciertas de curación o mejoría. No todas las personas tienen fe, pero aun así tienen el mismo derecho a la salud que cualquier otro ser humano.

20) "La Nueva Medicina es absurda, ya que no toma en cuenta factores como la nutrición, la alimentación, el estilo de vida, etc. en el origen de la enfermedad. Solo cree que la enfermedad es psicológica".

Esta afirmación es falsa. La Nueva Medicina toma en cuenta los tres niveles del ser humano: la psique, el cerebro y los órganos. Si bien es cierto que el DHS empieza en la psique, sus efectos, impacto y evolución se produce en los tres niveles.

La Nueva Medicina no "cree" que la enfermedad sea "sólo" psicológica, pero tampoco cree que sea sólo orgánica. La enfermedad es siempre en los tres niveles (psique, cerebro y órgano), y su tratamiento se extiende a esos tres niveles.

La alimentación es esencial para una buena salud, y sus alteraciones (mala alimentación, desnutrición) pueden causar efectos directos como enfermedades por estados carenciales: beri beri, pelagra, etc.; o indirectos induciendo conflictos biológicos, como por ejemplo: causar un conflicto de "morirse de hambre" si la persona no tiene qué comer, lo que le afectaría el hígado.

Lo que sí niega la Nueva Medicina es que la enfermedad; que no sea por estado carencial, traumatismo o envenenamiento; se produzca sólo y directamente por una mala alimentación, al margen de la psique y del cerebro. Y esto se niega por el hecho de que hasta el momento, en todos los casos examinados en detalle nunca se ha encontrado un solo caso de enfermedad (de las comprendidas en las 5 Leyes) en la que no participen los tres niveles, y cuyo inicio haya sido el DHS.

Así mismo, una correcta alimentación es necesaria para afrontar con éxito algunas fases de curación. Por ejemplo, en casos de tuberculosis es importante asegurar un suministro adecuado de proteínas. Y en otras enfermedades en Fase de Curación hay que valorar y adecuar la alimentación a los requerimientos propios de esa Fase Curativa y del paciente en concreto.

El estilo de vida (noción amplia y a veces ambigua) también es importante, ya que ella determina las situaciones que eventualmente podrían propiciar ciertos conflictos biológicos o evitar otros, y por tanto aumentar las probabilidades de padecer ciertas enfermedades y no otras; algo que la medicina convencional interpreta como "factores de riesgo".

En resumen, ninguno de estos elementos queda excluido de la Nueva Medicina, sólo que su importancia es relativa y se contextualiza en el marco más amplio de las 5 Leyes Biológicas.

21) "La Nueva Medicina induce al consumo del cigarrillo, porque dice que el cigarrillo no causa cáncer".

Este argumento es un sofisma: encierra un serio error de lógica, que lleva a una conclusión falsa, y con la cual se pretende engañar a las personas y predisponerlas contra la Nueva Medicina.

Del hecho de que se afirme que el cigarrillo no causa cáncer no quiere decir que la Nueva Medicina induzca a su consumo, entre otras razones porque el cigarrillo contiene una serie de sustancias (alquitrán, nicotina) que ejercen directamente un efecto tóxico sobre el organismo y pueden generar directamente algunas enfermedades (bronquitis obstructiva, adicciones). Este simple hecho es suficiente para desaconsejar el consumo del cigarrillo.

En conclusión, la Nueva Medicina reconoce los efectos nocivos del consumo de cigarillo y no induce a su consumo, ni al consumo de ningún otro tipo de sustancia como drogas. De hecho, desaconseja enérgicamente el consumo de tales sustancias adictivas, especialmente de las drogas. Toda persona debería conocer esto y evitar así caer en adicciones, previniendo con ello los efectos psicológicos, cerebrales y orgánicos que tales sustancias causan en el organismo.

22) "¿Por qué el Dr. Hamer dice que las metástasis no existen?"

Las metástasis, entendidas como la aparición simultánea o consecutiva de otros tumores en pacientes con cáncer, existen. Lo que refuta la Nueva Medicina es la hipótesis de las metástasis que tiene la medicina convencional. En otras palabras, la Nueva Medicina no niega el hecho de las metástasis, sino que refuta la explicación que sobre ese hecho da la medicina convencional, que asocia el hecho a la hipótesis, como si fueran lo mismo.

23) "El cáncer de seno se cura, usando métodos convencionales, en el 80% al 90% de los casos. ¿Cómo explica la Nueva Medicina eso?"

Lo primero que hay que decir es que en Oncología la curación se entiende en el sentido de "curación clínica", entendida como la supervivencia de la persona dentro de los cinco años siguientes al diagnóstico de cáncer. Es decir, curación no supone para los oncólogos que la persona venció el cáncer y que puede olvidarse del asunto porque está sana.

Es importante conocer bien lo anterior, ya que eso explica la paradoja de que "se ha avanzado mucho en la curación del cáncer", como dice la propaganda que vemos en prensa, pero casi no conocemos a nadie curado de cáncer con tratamientos convencionales. ¿Cuántas personas con cáncer conoce el lector que no hayan fallecido tarde o temprano de esa enfermedad? ¿Qué porcentaje se "curó"? No le pido que piense en un caso aislado, sino en el conjunto de personas con cáncer que usted ha conocido y el balance entre los curados y los fallecidos.

El cáncer de seno tiene la particularidad de que no afecta a un órgano vital, y por sí mismo no produce la muerte. Lo que hace que las pacientes con cáncer de seno mueran son las metástasis, inducidas básicamente por el shock causado por la sospecha de padecer cáncer o por el diagnóstico de cáncer como tal. Los efectos secundarios de la agresividad de los tratamientos convencionales contra el cáncer también pueden inducir nuevos conflictos biológicos.

Sabiendo esto, y si se evitan esos nuevos conflictos biológicos, no hay razón alguna para que la paciente muera de cáncer. Aún si la persona ha sido tratada con métodos convencionales, y en tanto logre sobreponerse a dicha agresión "terapéutica" y no haga nuevos conflictos biológicos, se podrá curar permanentemente del cáncer. No "recaerá". Pero para ello, debe conocer y comprender a fondo las Leyes Biológicas.

24) "La medicina convencional puede curar la mayoría de casos de Leucemia mediante un trasplante de médula ósea. ¿Cómo explica eso la Nueva Medicina?"

Primero debemos aclarar algunas cosas:

a) La leucemia no es un cáncer, sino un conjunto de signos y síntomas de la Fase de Reparación de la médula ósea.

Su causa fundamental es un conflicto biológico de intensa desvalorización de sí mismo. Excepcionalmente puede ser generada por cualquier cosa que destruya gravemente la médula ósea, como radiaciones, quimioterapia, etc. Pero en todo caso, su presencia indica que el organismo intenta reparar una lesión previa de la médula ósea.

2) En la medicina convencional los hechos anteriores se desconocen. Y se estima que la leucemia es un tipo de cáncer que afecta la producción de glóbulos blancos (causando un aumento excesivo de ellos en forma de glóbulos blancos inmaduros, también llamados leucoblastos) debida a una degeneración cancerosa de las células madres o precursoras que producen la sangre.

En consecuencia, el tratamiento debe consistir en eliminar ese exceso de glóbulos blancos inmaduros, para lo cual se usa casi siempre la quimioterapia, la cuál tiene un potente efecto destructivo en la médula ósea, ya que allí las células se dividen con mucha rapidez. La quimioterapia logra efectivamente reducir esa cantidad de glóbulos blancos en sangre, precisamente porque destruye la médula ósea. De allí que la quimioterapia cause, como efectos secundarios, inmunodeficiencia y otros trastornos sanguíneos derivados del daño a la médula ósea.

La radioterapia también es usada con fines similares de destruir la médula ósea "dañada".

En cuanto al trasplante de médula, su premisa básica es que una médula ósea sana que se trasplante al paciente, puede permitirle a éste recuperarse de la "degeneración cancerosa" que ha sufrido en su propia médula ósea, y eventualmente eso le permitirá producir glóbulos blancos normales o sanos.

En la Nueva Medicina se conocen varias cosas al respecto:

a) La proliferación celular de la médula ósea en la leucemia se producirá únicamente durante la Fase de Curación. Una vez terminada esta fase, la cantidad de glóbulos blancos volverá a la normalidad, desaparecerán los glóbulos blancos inmaduros y se producirán solo glóbulos blancos sanos o maduros, ya que el organismo habrá reparado la médula ósea afectada, quedando esta reparada completamente, haciendo innecesario por tanto la fase leucémica de curación.

b) No es el transplante de médula ósea el que causa que el número de glóbulos blancos vuelva a la normalidad y desaparezcan las células inmaduras, sino la finalización de la Fase de Curación.

c) Si la dosis de quimioterapia (o radioterapia) no fue lo suficientemente destructiva para la médula ósea, ésta se recuperará perfectamente, aunque con cierto retraso. En caso contrario, el paciente fallecerá de diversas complicaciones (con o sin transplante de médula ósea) y sufrirá de "recaídas" de su enfermedad, ya que por cada dosis de quimioterapia el organismo tendrá que reparar nuevamente la médula ósea, con los síntomas típicos de la leucemia. Es por este motivo que es frecuente hablar de "remisión" y posterior "recaída" de muchos pacientes con leucemia.

d) Lo anterior no significa que la leucemia no presente riesgos reales. Por el contrario, durante la Fase de Curación se pueden presentar diversas complicaciones (a nivel del psiquismo, del cerebro y del hueso) que solo puede ser tratadas en cada caso por un médico experimentado y que conozca estas interrelaciones a la perfección.

En conclusión, si bien la leucemia es una Fase de Curación de una lesión previa de la médula ósea, ello no implica que se deba dejar sin tratamiento. Por el contrario, debe ser tratada en los tres niveles (psique-cerebro-órgano) según las particularidades de cada paciente y usando todos los métodos terapéuticos eficaces que estén al alcance y que no causen destrucción en el organismo. Todo esto en el contexto de las Leyes Biológicas y el conocimiento de la causa y evolución de la leucemia según estas leyes.

Los pacientes con leucemia se curan totalmente en muchos casos, aún después de un tratamiento agresivo, precisamente porque ya están en Fase de Curación, y sus complicaciones les son tratadas médicamente a tiempo. Y si la "terapia" convencional no ha sido lo suficientemente devastadora para ellos, como para causarles la muerte debido a efectos secundarios, se "curarán de su cáncer". Con el conocimiento de la Nueva Medicina y su aplicación por médicos experimentados y bien equipados con aparatos para cuidados intensivos (que son imprescindibles en casos graves), la tasa de superviviencia de pacientes leucémicos podría aumentarse considerablemente, sin necesidad de trasplante de médula ósea ni de terapias farmacológicas agresivas.

Por supuesto, cada caso es individual y la indicación terapéutica de cada caso sólo podrá valorarla un médico experimentado, quien es el único con el conocimiento técnico y científico necesario, y la experiencia suficiente para dar indicaciones terapéuticas o prescribir alguna terapia médica a los pacientes.

25) "La Nueva Medicina es una teoría más, ni más verdadera ni más falsa que otras medicinas alternativas, ya que "todo es posible" en materia de salud y enfermedad".

En realidad no "todo es posible", ya que las posibilidades están restringidas por leyes naturales. Ahora bien, es cierto que nuestro conocimiento de las leyes naturales puede ser falible e imperfecto, lo que debe hacernos no dogmático, y permitirnos estar siempre abiertos a que nuevos fenómenos corrijan el "mapa" de lo que considerábamos hasta ese momento ser una ley natural inmutable.

Un ejemplo podríamos encontrarlo en la Física, en la llamada Ley de Conservación de la Energía, que es una de las leyes físicas más importantes e irrefutables de la ciencia. Sin embargo, en el contexto de la mecánica cuántica, algunos investigadores han aceptado que dicha ley puede ser violada temporalmente. En un artículo se señala: "Sí, la conservación de la energía puede ser violada, pero la naturaleza asegura que eso se de siempre dentro de los límites de incertidumbre. En otras palabras, la energía debe ser devuelta, y los libros puestos derechos rápidamente. Pero el hecho de que pueda ser violada es importante, y aunque nunca puede ser observado directamente, sí tiene importantes consecuencias".

Según ese artículo, en el contexto de la mecánica cuántica es claro que la conservación de la energía puede ser violada temporalmente, aún cuando ese hecho sólo pueda observarse indirectamente (no directamente). Esto tiene importantes consecuencias no solo en Física, sino también implicaciones filosóficas, en lo que respecta a la comprensión e interpretación del Universo. 

Mi punto al citar este ejemplo es mostrar que aún leyes naturales consideradas inviolables, pueden en ciertos momentos y ante ciertos fenómenos, ser sujetas a reevaluación y a reformulación. En realidad, según mi punto de vista, no es la naturaleza la que se refuta a sí misma, sino que nuestro conocimiento, modelo cognoscitivo o "mapa" sobre ella es frecuentemente parcial, limitado, falible e imperfecto. Esto implica que siempre es posible aprender más de la naturaleza, y que nuestros conocimientos e ideas acerca de ella estarán frecuentemente sujetos a nueva revisión o replanteamiento. Este solo hecho hace injustificado el pretender dogmatizar amparándose en nuestro conocimiento actual.

Pero lo anterior no significa poner en pie de igualdad a toda teoría, ni tampoco que no pueda afirmarse nada con cierta firmeza. La Nueva Medicina propone 5 Leyes Biológicas que hasta el momento no han sido refutadas en los casos en que se ha sometido a contrastación empírica. Esto no puede afirmarse de ninguna otra medicina (ni convencional, ni alternativa), las cuáles se basan frecuentemente en hipótesis, conjeturas y suposiciones, y donde la evidencia empírica (casi siempre restringida a la eficacia de medicamentos) sólo confirma dichas conjeturas en forma de estadísticas, no en todos los casos.

En consecuencia, colocar a la Nueva Medicina en un plano de igualdad con otras teorías demuestra un desconocimiento de lo que ella plantea, o un deseo de no reconocerla. Y aún cuando es teórica y lógicamente posible que futura evidencia empírica la refute (lo que obligaría a la reformulación de sus leyes, e incluso al abandono de alguna de ellas), el hecho es que eso no ha ocurrido hasta este momento.

En resumen, no es correcto afirmar que la Nueva Medicina es "una teoría más", lo que implica colocarla en un plano de igualdad frente a otras teorías médicas. La Nueva Medicina es claramente superior a otras teorías médicas, aunque solo sea por el hecho de que puede ser contrastada, y por tanto confirmada o falsada, de una forma más rigurosa y precisa en casos individuales.

 

Pasadofuturo.com Temas Recomendados Buenos
Temas Recomendados:
Pasadofuturo.com Temas Recomendados Buenos
 
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Ojo Vista
Terapeutas Graduados, Certificados y Recomendados
 
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Estudio Clases Particulares Presenciales Cursos Seminarios Formacion Estudiar Ciudad Mexico Escuela Formacion Octubre Intensivo
Escuela de las Leyes Biológicas en Ciudad de México
 
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Articulos Pasadofuturo Andy
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Estudio Online Pasadofuturo.com Formacion Escuela Curso Seminario Clases Virtuales Internet
Escuela Virtual de las Leyes Biológicas por Internet
Piramides Energeticas Energia Piramidal Venta Compra Pasadofuturo.com Salud Meditacion Comprar Vender Mexico
Venta de Pirámides Energéticas Salud y Meditación
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Oido Humano Audicion
Todos los Detalles sobre el Oído Humano
Nuevo Novedades Pasadofuturo.com Temas Recomendados
Lo Más Visto en los Últimos 30 Días:
Pasadofuturo.com Mas Visto Paginas Visitadas Visitas
1
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Tabas Organos Conflictos
2
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Organos Ectodermo Corteza Cerebral
3
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Descarga Gratuita Gratis Libros
4
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Organos Mesodermo Nuevo Corteza Cerebral
5
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Tabas Organos Conflictos
6
Piramides Energeticas Energia Piramidal Venta Compra Pasadofuturo.com Salud Meditacion Comprar Vender Mexico

Visitas por Países
en este Momento



Pasadofuturo.com Facebook Siguenos Contacto

website security

SSL Sitio Seguro Pasadofuturo.com HTTPS Seguridad Internet

Páginas Vistas por Países

Free counters!

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Noviembre Intensivo

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Noviembre Intensivo

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Mexico Jalisco Guadalajara Formacion Profesional Medicina Salud Virtual Virtuales Internet

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Mexico Jalisco Guadalajara Formacion Profesional Medicina Salud Consultas

Piramides Energeticas Pasadofuturo.com Energia Piramidal Venta Compra Salud Meditacion

Suscribete Boletin Semanal Pasadofuturo.com Gratis Suscripcion Gratuita