Pasadofuturo.com Energia Piramidal Astrologia Nueva Medicina Germanica Leyes Biológicas Reencarnacion Vidas Pasadas Origen Humanidad Venta Piramides Energeticas
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Diciembre Intensivo
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Enero Intensivo
.
Dr Jesus Yeo Nueva Medicina Germanica Leyes Biologicas NMG Hamer Biodecodificacion Guadalajara Jalisco Mexico Consultas Medicas Salud
Piramides Energeticas Pasadofuturo.com Energia Piramidal Venta Compra Salud Meditacion
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Mexico Jalisco Guadalajara Formacion Profesional Medicina Salud Virtual Virtuales Internet
Skype Guadalajara Jalisco Mexico Nueva Medicina Germanica Leyes Biologicas 5LB NMG Consultas Gabriela Rebeca Macias Lira Asesoria Terapia

Reencarnación

Reencarnacion Hipnosis Vidas Pasadas Articulos Regresiones Vida Muerte Almas

Artículos
Varios autores

 

Lista de temas de los artículos en esta página:


01. Sobre la Reencarnación. Autor: Jane Roberts.
02. Una historia de mellizos. Autor: Stella Maris Borgeat.
03. Acerca de la Reencarnación. Autor: Claudia Sirito.
04. Planeta Tierra: ¿Punto de encuentro de almas? Autor: Antonia Cantos Altimira.
05. Hay personas que viven en regresión. Autor: Juan José López Martínez.
06.
Lo que usted siempre quiso saber sobre vidas pasadas y no se animaba a preguntar
. Autor: Marcelo H. Beloqui.
07. La mente holotrópica. Autor: Stanislav Grof.
08. Vida después de la muerte. Autor: Elizabeth Kubler-Ross.
09. ¿A qué familia pertenece tu alma? Autor: Marie Lise Labonte.
10. Mi misión. Autor: Matías de Stéfano.
11. La vida después de la muerte. Autor: Johnny McClue.


1. Sobre la Reencarnación.
Autor: Jane Roberts.

Jane Roberts Reencarnacion Hipnosis Vidas Pasadas Articulos Regresiones Vida Muerte Almas

Los individuos

Las existencias de las distintas reencarnaciones nos permiten expandir nuestra conciencia, nuestras ideas, nuestras percepciones y nuestros valores. Rompemos con las restricciones que hemos adoptado, y crecemos espiritualmente en la medida en que aprendemos a liberarnos de concepciones y dogmas que nos limitan. Sin embargo, nuestro ritmo de aprendizaje depende enteramente de nosotros. Tener conceptos limitados, dogmáticos o rígidos sobre el bien y el mal puede frenarnos. Las ideas estrechas sobre la naturaleza de la existencia pueden seguirnos a través de varias vidas, si no elegimos ser flexibles espiritual y psíquicamente.

Estas ideas rígidas pueden actuar verdaderamente como cadenas, que nos forzarían a describir círculos como un cachorro atado a una cuerda. En tales casos, y quizás a lo largo de una serie de existencias, nos podemos encontrar batallando contra los conceptos del bien y del mal y metidos en un círculo de confusión, duda y ansiedad.

A nuestros amigos y conocidos les preocuparán los mismos problemas, ya que atraemos a aquellos que tienen nuestras mismas preocupaciones. Por lo tanto, repito: muchos de nuestros conceptos del bien y del mal están muy distorsionados y ensombrecen la comprensión que tenemos sobre la naturaleza de la realidad. Si damos forma en nuestra mente a una culpa, ésta se volverá real para nosotros, y tendremos que resolverla. Pero muchos de nosotros creamos culpas para las que no existe una causa justificada, y nos cargamos a nosotros mismos con esas culpas sin motivo alguno. En nuestra dimensión de actividad parece haber una terrible variedad de males. Permítanme decirles que aquel que odia un mal se limita a crear otro.

Si odiamos a otra persona, ese odio puede atarnos a ella durante tantas vidas como nosotros permitamos que el odio nos consuma. Nosotros atraemos, en esta existencia y en todas las otras, aquellas cualidades en las que concentramos nuestra atención. Si nos preocupamos intensamente por las injusticias que creemos que nos han hecho, atraeremos más ese tipo de experiencia; y, si continuamos de esa manera, eso se reflejará en nuestra siguiente existencia, si bien en el período entre vidas hay un "tiempo" para la contemplación y la comprensión.

Aquellos que no aprovechen en esta vida las ventajas de tales oportunidades, normalmente tampoco lo harán cuando ésta acabe. La conciencia debe expandirse. Debe crear. Debe volverse del revés para hacerlo. No existe nada a excepción de nosotros mismos que nos pueda forzar a comprender estas cuestiones o a hacerles frente. Por lo tanto, es inútil decir: "Cuando termine esta vida analizaré mis experiencias y corregiré mis acciones". Eso sería como si un hombre joven dijera: "Cuando sea viejo y me retire, usaré todas las capacidades que estoy desarrollando ahora". El escenario para nuestra próxima vida lo preparamos ahora. Los pensamientos que tenemos hoy se convertirán, de una manera u otra, en el tejido de nuestra próxima existencia. No existen palabras mágicas capaces de convertirnos en sabios, de llenarnos de comprensión y compasión, y de expandir nuestra conciencia.

Nuestros pensamientos y la experiencia cotidiana contienen las respuestas. Cualquier éxito en esta vida, cualquier capacidad los habemos desarrollado en las experiencias pasadas. Nos corresponden por derecho. Habemos trabajado para desarrollarlos. Si miramos a nuestro alrededor a nuestros parientes, amigos, conocidos y compañeros de trabajo, también veremos qué tipo de personas somos, pues estamos atraídos hacia ellos, como ellos lo están hacia nosotros, a través de similitudes internas muy básicas.

Si examinamos nuestros pensamientos durante cinco minutos algunas veces al día, varias veces al mes, tendremos una impresión correcta del tipo de vida que hasta ese momento nos habemos preparado para la próxima existencia. Si no estamos contentos con lo que descubrimos, será mejor que empecemos a cambiar la naturaleza de nuestros pensamientos y sentimientos... No existe una ley que diga que en cada vida debemos encontrar a aquellos que hemos conocido antes. Sin embargo, debido a la naturaleza de la atracción, sucede así a menudo.

Cuando tu mente consciente ordinaria y en vigilia se adormece en el estado de sueño, viajas en otras dimensiones. Estás preparando tu propio camino. Cuando mueres, vas por esos caminos que has preparado ya. Existen varios periodos de adiestramiento que varían, de acuerdo con el individuo.

Debes entender la naturaleza de la realidad, antes le que puedas moverte bien dentro de ella. En la realidad física estás aprendiendo que tus pensamientos poseen realidad y que tú creas la realidad que conoces. Cuando abandonas esta dimensión, entonces te concentras en el conocimiento que has ganado. Si todavía no comprendes que puedes crear tu propia realidad, entonces regresas y de nuevo aprendes a manipular una y otra vez los resultados de tu propia realidad interna, cuando la encuentras objetivizada. Te enseñas a ti mismo la lección, hasta que por fin la has aprendido; luego empiezas a aprender cómo manejar la conciencia que es tuya, correcta e inteligentemente. Luego puedes formar imágenes para beneficio de otros y conducirlos y guiarlos. Luego agrandas constantemente el alcance de tu entendimiento.

Tú determinas el tiempo entre reencarnaciones. Si estás muy cansado, entonces te tomas un descanso. Si eres sabio, tomas tiempo para digerir tu conocimiento y planear tu siguiente vida, de la misma manera que un escritor planea su próximo libro. Si tienes demasiadas ligas con esta realidad o si eres demasiado impaciente o si no has aprendido lo suficiente, entonces puedes regresar con demasiada rapidez. Siempre queda esto como decisión del individuo. No existe la predestinación. Las respuestas se encuentran detrás de ti mismo entonces, como están dentro de ti ahora.

Las familias

Hay varias razones que nos hacen nacer en nuestra familia actual. Puede ser que después de la muerte nos encontremos con una relación emocional muy fuerte con una personalidad de una vida pasada. Por ejemplo, si estamos casados y la relación con nuestro compañero no es verdadera, podría suceder que encontremos una esposa o un marido de otra vida esperando por nosotros.

A menudo, los miembros de un grupo (militares, eclesiásticos, grupos de cacería) establecen relaciones de familia en otra vida para resolver viejos problemas de una manera nueva. Las familias deben ser consideradas como una Gestalt de actividad psíquica; poseen identidad subjetiva, por más que ningún miembro particular del grupo sea consciente de ello.

Las familias tienen propósitos subconscientes comunes, aún cuando sus miembros individuales estén persiguiendo esas metas sin conocimiento consciente. Estos grupos se establecen con antelación, por así decirlo, en los períodos entre existencias físicas. A veces, un grupo de cuatro o cinco individuos se plantea un reto concreto y asigna a sus distintos miembros los diferentes papeles de una obra y posteriormente desarrollan esos papeles en una existencia física.

El ser interno es siempre consciente de los mecanismos ocultos de estas Gestalts familiares. Aquellos que han estado estrechamente vinculados por lazos emocionales prefieren permanecer unidos por relaciones físicas más o menos estrechas que pueden continuar durante muchas vidas. Sin embargo, siempre se recomienda establecer nuevas relaciones para evitar formar en las reencarnaciones familias limitadas, de crecimiento cerrado. Muchas de ellas forman organizaciones físicas que realmente son manifestaciones de grupos internos.

He hablado anteriormente de lo que sucede cuando se tienen conceptos rígidos sobre el bien y el mal. No hay más que una manera de evitar este problema: sólo la verdadera compasión y el verdadero amor conducen al entendimiento de la naturaleza del bien, y sólo estas cualidades sirven para aniquilar los conceptos erróneos y distorsionados sobre el mal.

Simplemente, ocurre que, si creemos en el concepto del mal, éste se hace realidad en vuestro sistema y siempre lo vamos a encontrar manifestado. Por consiguiente, esa creencia nuestra en él nos parecerá sumamente justificada. Si seguimos acarreando estos conceptos a través de las sucesivas generaciones, a través de las encarnaciones, entonces estamos ampliando su realidad.

Permítanme intentar arrojar algo de luz sobre lo que estoy intentando decir. Ante todo, el amor siempre debe ir acompañado de libertad. Si un hombre dice que nos ama, pero niega nuestra libertad, normalmente lo odiaréis. No obstante, sus palabras harán que no justifiquemos nuestra emoción. Este tipo de enredo emocional puede conducir por sí mismo a otros enredos continuos que duran varias vidas.

Si odiamos el mal, debemos tener cuidado con nuestra concepción del término. El odio es restrictivo: estrecha el campo de nuestra percepción. Es realmente un cristal oscuro que ensombrece la totalidad de nuestra experiencia. Él hace que cada vez encontremos más y más cosas que odiar, y que llevemos esos elementos odiados a nuestra propia experiencia.

Si por ejemplo, odiamos a uno de nuestros padres, nos resultará relativamente fácil odiar a cualquier padre, porque en su cara veremos y proyectaremos siempre al que nos ofendió originalmente. En las vidas siguientes podemos también vernos empujados hacia una familia y encontrarnos enredados en las mismas emociones, ya que el problema son las emociones en sí y no los elementos que parecen provocarlas.

Si odiamos la enfermedad podemos atraer una vida siguiente de enfermedades, pues es el odio el que las ha atraído hacia nosotros. Si nosotros expandimos nuestro sentido del amor, o de la salud y de la existencia, en esta vida y en otras estaremos atraídos hacia esas cualidades, porque es en ello en lo que nos concentramos. Una generación que odie la guerra no traerá la paz. Una generación que ame la paz traerá la paz.

El morir con odio hacia una causa o una persona es una gran desventaja. Ahora tenemos todo tipo de oportunidades para recrear nuestra experiencia personal por caminos más benéficos, y para cambiar nuestro mundo. En nuestra próxima vida vamos a trabajar con esas aptitudes que son nuestras ahora. Si ahora insistimos en hacer crecer el odio en nuestro interior, es muy probable que continuemos haciendo lo mismo. Por otro lado, esos chispazos de verdad, intuición, amor, alegría, creatividad y realización conseguidos ahora seguirán siendo nuestros más adelante al igual que lo son ahora.

A lo largo de vuestra vida interpretamos a nuestra propia manera la realidad que vemos y eso tiene cierto efecto sobre nosotros y, a su vez, sobre los demás. El hombre que odia prejuzga la naturaleza de la realidad de acuerdo con su propia y limitada comprensión.

El odio

En este capítulo sobre la Reencarnación pongo énfasis en el tema del odio porque sus resultados pueden ser desastrosos. Un hombre que odia siempre se justifica a sí mismo, ya que nunca odia algo que reconozca como bueno. Por lo tanto, cree ser justo en su odio, pero el odio es en sí mismo una afirmación muy fuerte que lo seguirá durante sus vidas sucesivas, hasta que aprenda que el único destructor es el propio odio.

Me gustaría dejar claro que tampoco se gana nada odiando al odio, pues se cae en la misma trampa. Lo que hace falta es confiar plenamente en la naturaleza de la vitalidad, y tener fe en que todos los elementos de la experiencia se utilizan para un bien mayor, aunque no podamos percibir la manera en que el "mal" se transmuta en creatividad. Aquello que amamos también formará parte de nuestra experiencia en esta vida y en otras.

El concepto más importante que debemos recordar es que nadie nos impone la experiencia de determinada vida, sino que ella se conforma fielmente de acuerdo con nuestras emociones y creencias. El gran poder de la energía del amor y la creatividad resulta evidente en el mero hecho de nuestra existencia. Ésta es una verdad olvidada muy a menudo: que la combinación de la conciencia y la existencia continúan y absorben aquellos elementos que nos parecen tan destructivos a nosotros.

El odio es poderoso si creemos en él. Sin embargo, aunque odiemos la vida, continuaremos existiendo. Cada uno de nosotros ha concertado citas que habemos olvidado, citas que, por así decirlo, hemos concertado antes de nacer en esta existencia. En muchos casos, los amigos que hacemos eran nuestros íntimos mucho antes de que los encontráramos en esta vida presente. Esto no quiere decir que todas nuestras amistades actuales hayan sido conocidos nuestros, y ciertamente no implica un disco aburrido que se repite y se repite, ya que cada encuentro es nuevo en sí mismo a su manera. Si recordamos lo que dije sobre las familias, comprenderemos que también los pueblos y las ciudades pueden estar compuestos por los habitantes pasados de esos mismos pueblos y ciudades, transportados con experiencias e historiales nuevos con los que el grupo intenta distintas experiencias.

Bien, a veces también hay variaciones, como por ejemplo que los habitantes de cierta ciudad de Idaho podrían ser los mismos habitantes renacidos que vivieron, digamos, en 1632 en una pequeña aldea irlandesa.

Algunas personas que quisieron viajar del Viejo al Nuevo Mundo podrían renacer en el Nuevo. Debemos recordar también que las capacidades adquiridas en nuestras vidas pasadas están a nuestra disposición para nuestro uso actual: cosechamos nuestros propios premios. A menudo se nos da información sobre esto durante el sueño, y también existe un tipo de sueño a manera de Gestalt, un sueño raíz, a través del cual se comunican entre sí aquellos que se conocieron en vidas pasadas.

En estos sueños se da información general colectiva, que luego las personas pueden usar según su deseo. Se hacen planes globales para el desarrollo, y los miembros de un grupo (digamos, de una ciudad) toman decisiones sobre su destino. Algunos individuos siempre escogen nacer formando parte de algún grupo, renacen con contemporáneos del pasado, mientras que otros desdeñan tales esfuerzos y vuelven en posiciones mucho más solitarias.

Esta es una cuestión de sentimientos psicológicos. Ciertos individuos se encuentran más cómodos, más seguros y más capaces trabajando en compañía. Podríamos considerar la analogía de una persona que llega a la universidad con su clase del jardín de infancia. En sus reencarnaciones, esta persona siempre escogería volver con sus compañeros. Otros, en cambio, saltarían de escuela en escuela y aparecerían solos (hablando relativamente) con una libertad y un reto mayores, pero sin el reconfortante marco de seguridad que escogen los anteriores.

En todos los casos el individuo es el juez, no sólo de cada vida sucesiva, de su tiempo, su entorno y la fecha histórica, sino también de su carácter superior y los métodos para lograrlo. Por consiguiente, hay tantas maneras distintas de reencarnarse como seres internos, y cada ser interno escogerá sus propios métodos característicos.

Las civilizaciones

En cierta manera podría decirse que las civilizaciones se reencarnan al igual que se reencarnan los individuos. Cada entidad que se encarna trabaja en pro del desarrollo de aquellas capacidades que se nutren del entorno físico y se realizan plenamente en él. La entidad tiene una responsabilidad para con la civilización en la que tiene cada una de sus existencias, ya que ayuda a conformarla a través de sus pensamientos, emociones y acciones.

Aprende de sus fallos al igual que lo hace de sus éxitos. Nosotros creemos que la historia física comenzó con el hombre de las cavernas y ha continuado hasta el presente, pero también han existido otras grandes civilizaciones científicas; de algunas de ellas se habla en las leyendas y otras nos son completamente desconocidas; pero todas, hablando en nuestros términos, ya se han desvanecido.

Quizás nos parece que como especie sólo tenemos una oportunidad para resolver vuestros problemas, y que en caso contrario seremos destruidos por nuestra propia agresividad, por nuestra propia falta de comprensión y de espiritualidad. Igual que se nos dan varias vidas para desarrollaros y completar vuestras capacidades, de la misma manera las especies han sido dotadas con algo más que la única línea de desarrollo espiritual que conocemos en la actualidad.

La estructura de la Reencarnación sólo es una faceta más de la totalidad del cuadro de posibilidades. En ella tenemos literalmente todo el tiempo necesario para desarrollar aquellos potenciales que necesitamos desarrollar antes de dejar el ciclo de reencarnaciones. Hay grupos de personas que, a lo largo de las reencarnaciones, se han encontrado con crisis tras crisis, han llegado a nuestro mismo punto de desarrollo físico, y entonces o bien han llegado más allá, o bien han destruido su propia civilización.

En este caso se les dio otra oportunidad, así como el conocimiento inconsciente no sólo de su fallo, sino de las razones que lo provocaron. Empezaron, pues, con una gran ventaja psicológica cuando formaron nuevos grupos primitivos. Otros, que solucionaron los problemas, dejaron nuestro planeta físico y se dirigieron a otros puntos del universo físico. Cuando alcanzaron ese nivel de desarrollo ya estaban maduros espiritual y físicamente, y fueron capaces de utilizar unas energías de las que nosotros no tenéis conocimiento práctico.

Para ellos la Tierra es ahora un hogar legendario. Formaron nuevas razas y nuevas especies que ya no podían acomodarse físicamente a nuestras condiciones atmosféricas. Aún así, también continuaron en el ciclo de reencarnaciones mientras habitaban la realidad física, aunque algunos de ellos han mutado y hace tiempo que han dejado tal ciclo.

Los que lo han dejado han evolucionado y se han convertido en las entidades mentales que siempre fueron, han abandonado la forma material. Este grupo de entidades sigue teniendo mucho interés en la Tierra, y le brindan apoyo y energía. En cierta manera, ahora se los podría considerar como dioses de la tierra.

Lo primero de todo es que, como raza, nosotros nos habemos considerado separados del resto de la naturaleza y de la conciencia.

Nuestra propia supervivencia como especie ha sido nuestra principal inquietud. Sólo considerábamos a las otras especies a la luz del uso que pudiéramos darles. No hemos tenido ninguna concepción verdadera de lo sagrada que es toda conciencia, ni de vuestra relación con ella. Estábamos perdiendo el control de esa enorme verdad.

En las circunstancias presentes continuamos manteniendo la idea de la supervivencia racial sin tener en cuenta sus consecuencias, la idea de cambiar el entorno para adaptarlo a nuestros propósitos; y eso nos ha llevado a descuidar las verdades espirituales.

Por consiguiente, ahora estamos viendo los resultados en la realidad física. Bien, esas personalidades que están volviendo lo hacen por varias razones. Algunos de ellos se ven arrastrados de nuevo a la vida física debido a sus actitudes. Son aquellos que en el pasado (hablando en nuestros términos), deseaban fervientemente la existencia física sin considerar los derechos de las otras especies. Son sus propios deseos los que los conducen de vuelta. La raza debe aprender el valor del hombre individual. También está aprendiendo su dependencia de las otras especies, y empieza a comprender su posición en el marco total de la realidad física.

Ciertos individuos renacen en este tiempo, simplemente para ayudarnos a comprender. Están forzando el problema y están forzando la crisis, pues aún tenemos tiempo para cambiar de actitud. Estamos trabajando en dos problemas principales, pero ambos conciernen a lo sagrado del individuo, y la relación del individuo con los demás y con toda conciencia orientada físicamente.

El problema de la guerra nos va a enseñar antes o después que, cuando matamos a otro hombre, básicamente acabamos matándonos a nosotros mismos. El problema de la superpoblación nos enseñará que, si no nos preocupáis con cariño por el entorno en el que vivimos, a la larga éste no podrá mantenernos, ya que no seremos dignos de él. No vamos a destruir el planeta. No vamos a destruir los pájaros y las flores, o los cereales y los animales. Nosotros no seremos dignos de ellos y ellos, nos destruirán a nosotros.

Hemos creado el problema para con nosotros mismos dentro de nuestro marco de referencia. No entenderemos cuál es nuestra parte dentro del marco de la naturaleza hasta que realmente nos veamos a nosotros mismos en peligro de destrozarla. No podemos destruir la conciencia. Ni tan siquiera podemos anular la conciencia de una simple hoja. Pero, en nuestro contexto, si no se solucionan los problemas, ellos se desvanecerán de nuestra experiencia.

Sin embargo, la crisis es un tipo de terapia. Es un método de enseñanza que hemos creado para nosotros, porque lo necesitábamos. Y lo necesitamos ahora, antes de que nuestra raza se embarque en viajes a otras realidades físicas. Debemos aprender ahora las lecciones en nuestro patio trasero, antes de poder viajar a otros mundos. Así que hemos traído esto sobre nosotros con ese propósito y vamos a aprender.

Extractado de los primeros capítulos de Habla Seth II, Jane Roberts, Ed. Luciérnaga, España, 1988.

http://www.mind-surf.net/puerta16a.htm

 

2. Una historia de mellizos.
Autor: Stella Maris Borgeat.

 

Soy psicóloga, con formación psicoanalítica y desde hace una década trabajo en el área de obstetricia atendiendo interconsultas psicológicas en el momento de la internación de la mujer en trabajo de parto. Habitualmente mi acción se desarrolla hasta el puerperio inmediato, pero en ocasiones puede extenderse hasta dos meses luego del parto cuando la situación así lo requiere.

Luego de mi entrenamiento con la Terapia de Regresión a Vidas Pasadas comencé a reconocer situaciones que antes no veía y a relacionarme de manera diferente con el recién nacido. Aprendí que cada acontecimiento significativo que ocurra en el entorno de la madre durante la gestación puede despertar en el feto el recuerdo de una experiencia anterior y provocar en éste reacciones inesperadas. El bebé en formación puede tratar de nacer antes de tiempo si cree que está en peligro o puede enroscarse en el cordón para complicar el parto y no venir a este mundo que siente hostil o puede intentar cualquier otra forma que recuerde como defensa ante agresiones externas.

Del mismo modo, el momento del nacimiento y los primeros días de vida son muy importantes para su futuro. En este período, las palabras del obstetra, del neonatólogo o de las personas que se encuentren en el lugar, aún dichas al pasar, o quizás la actitud de sus padres serán para el bebé sentencias o mandatos que lo afectarán en el futuro.

A partir de este nuevo conocimiento comencé a hablarle a los bebés, aunque confieso que al principio me sentía un poco ridícula. Sin embargo, para mi sorpresa, comencé a obtener respuestas y comprobé que los bebés sí contestan. En cierta ocasión le hablaba a un bebé de tan sólo dos días y le pregunté: "¿Te acordás cuando estabas en la luz y jugabas y te divertías?". Inmediatamente el bebé se rió a carcajadas, ¡y tenía sólo dos días! La enfermera que estaba a mi lado casi se cae de espaldas.

Algunas veces, luego del nacimiento, el recién nacido debe permanecer en Neonatología por alguna razón. Es de fundamental importancia tener cuidado con todo lo que se diga cerca de él o de su familia, en particular los diálogos entre los médicos y el resto del personal ya que el bebé percibe todo y esto lo afecta profundamente. La siguiente experiencia trata sobre este tema.

Pedro y Juan son dos mellizos que nacieron por cesárea con placenta bicorial y biamniótica. Esto significa que cada uno de ellos tenía su placenta y su bolsa amniótica y, por lo tanto, no eran gemelos. Nacieron con 37 semanas de gestación y eran prematuros por el peso. Ambos bebés tenían un apgar 9/10 luego de nacer, lo que significa un buen estado general. Sin embargo, a Pedro se le diagnostica poliglobulia (exceso de glóbulos rojos) y a Juan, un importante cuadro de anemia.

Cuando el médico les comunica a los padres la situación, dice en tono de broma: "Cuando estaban en la panza, éste (señalando a Pedro) se comió todo y no le dejó nada a su hermano. Por eso Juan está anémico. Sin embargo, la evolución de Juan es más fácil. Le haremos una transfusión y con eso estará bien. En cambio, este otro (Pedro) por glotón, tardará más en compensarse y poder alimentarse. Eso le pasa por comerse lo del hermano". Estas palabras fueron dichas frente a los recién nacidos y, en los días siguientes, la broma se repitió varias veces de diferentes maneras.

Por ser prematuros en peso ambos bebés son alimentados por vía parenteral. Al sexto día, contra lo que se suponía, el estado de Juan se complica mientras que con Pedro se comienza a probar la tolerancia de calostro materno por vía oral que se le administra por sonda nasogástrica. Al día siguiente Juan fallece y Pedro no tolera el alimento. La dificultad con Pedro persiste al día siguiente por lo que se le realizan una serie de estudios cada vez más complejos sin ningún resultado que justifique el rechazo a la leche materna. Es en este momento cuando se produce mi primer contacto con la madre. Ella está muy dolida por la pérdida de su bebé y teme por el otro niño. Está muy angustiada porque ya había perdido un embarazo anterior de 37 semanas, por lo que había puesto muchas expectativas y esperanzas en éste. Además del miedo que la atormenta constantemente se siente culpable por la muerte de Juan porque cree que no lo ha alimentado bien cuando estaba dentro de su vientre.

De pronto, me pregunta si es posible que Pedro rechace el alimento porque está triste y extraña a su hermano. Es en ese momento que recuerdo las palabras del neonatólogo y me doy cuenta del impacto que esas palabras, dichas en tono de broma, podrían haber causado en Pedro. Decido entonces trabajar esto con los padres y con el bebé, pero yo no había hablado nada con ellos sobre el Karma o las vidas pasadas y no sabía cómo podrían reaccionar.

Por otra parte, ya habían pasado por demasiadas experiencias traumáticas en esos días y quedaba poco tiempo porque Pedro empeoraba cada vez más. Les sugiero entonces a los padres que comiencen a hablarle al bebé sobre su hermano y que le explicaran que si bien Juan ya no estaba con ellos él, Pedro, no tenía nada que ver con eso. Que en la panza había suficiente alimento para los dos y que no era su culpa que Juan estuviera anémico porque cada uno tenía su placenta y su cordón. Que le dijeran cuánto lo querían y lo necesitaban y todo lo que ellos sintieran que quisieran decirle.

Por mi parte, yo comencé a acercarme a Pedro y, mientras tomaba su pequeña mano y le acariciaba la cabeza, le hablaba así:

"Pedro, acordáte cuando estabas en la panza de mamá. Vos elegiste justo ese momento para venir, te encontraste con Juan y los dos sabían que esto ocurriría. Eligieron esta experiencia porque algo tenían que aprender. No es verdad lo que dijo el doctor. No es verdad que te comiste todo. No le quitaste su alimento, no es tu culpa. No debes dejar de alimentarte ahora. Debes seguir tu camino, el camino que elegiste. Tus padres te aman y quieren verte bien, ellos no te culpan. Mirá la brillante luz de donde viniste. Ahora podés hacerlo y, fijáte, ¿cómo llegaste hasta aquí? Juan te acompañó durante todos estos meses, pero ahora cada uno tiene que seguir su camino por separado. Ya se volverán a encontrar en otro momento."

Ese mismo día toleró la primera toma oral, pero durante la noche volvió a rechazarla. Al día siguiente, sus papás por su lado y yo por mi lado, continuamos con el trabajo de hablarle y, por primera vez desde su nacimiento, se prendió al pecho materno. De allí en adelante continuó alimentándose y fue dado de alta a los pocos días.

Un mes después me encontré nuevamente con su mamá. Ella estaba muy agradecida y me dijo que desde ese día no dejó de hablarle a Pedro. Sobre todo, en los momentos en que ella se ponía triste por el recuerdo de Juan le explicaba a Pedro que más allá de su tristeza ella estaba muy feliz de tenerlo y que lo amaba profundamente al igual que su padre.

Esta es sólo una de las muchas experiencias que ya llevo realizadas con recién nacidos. Ya no me quedan dudas de que el feto dentro del vientre materno y el recién nacido registran y entienden todo lo se habla y lo que se dice en su presencia y reaccionan a su manera ante los dichos de los padres y de los profesionales.

Es mi deseo que los padres puedan encontrar el conocimiento necesario para concebir y recibir a sus hijos con amor, sabiduría y libertad.

http://www.vidaspasadas.com.ar/articulos/mellizos.html

 

3. Acerca de la Reencarnación.
Autor: Claudia Sirito.

Claudia Sirito Reencarnacion Hipnosis Vidas Pasadas Articulos Regresiones Vida Muerte Almas

Es muy posible que la Reencarnación sea una de las creencias más antiguas del mundo. Algunos arqueólogos creen que esta fue la razón por la cual en la Edad de Piedra (10,000 a 5,000 años a. de C.) se enterraran los cuerpos en posición fetal, para facilitar así el renacimiento.

La idea de la Reencarnación es aceptada en los países orientales por más de 400 millones de personas. Actualmente, en Occidente, no se alcanza esta cifra, pero no hay que olvidar que esta creencia estuvo ampliamente extendida en diversas formas por Europa en sus antiguas culturas, tanto en sus pueblos primitivos como entre los más avanzados, como los de Grecia y Roma.

Un investigador en este campo de estudio es Ian Stevenson, quien desde hace más de 30 años se dedica al estudio minucioso de los supuestos casos de Reencarnación en aquellos niños pequeños que recuerdan una vida anterior. Stevenson es médico psiquiatra, canadiense, y ha desarrollado su labor en el Departamento de Salud Mental de la Universidad de Virginia, en EEUU. En la actualidad lleva estudiados junto con su equipo de colaboradores más de 2,500 casos de posible Reencarnación en distintos lugares del mundo. Desde 1960 al presente ha publicado más de 20 libros y diversos artículos en revistas especializadas de Psicología y Psiquiatría.

Comentaremos cuales son las características comunes en estos casos de niños que recuerdan una vida anterior.

La historia de estos casos que hacen pensar en la Reencarnación sigue un patrón similar. Un niño de dos a cuatro años de edad empieza a hablar a sus padres o hermanos de una vida que tuvo en otro lugar y en otro tiempo. El niño suele sentir una atracción muy fuerte hacia los hechos de esa vida y con frecuencia insiste ante sus padres para que lo dejen volver a la comunidad en la que afirma haber vivido anteriormente.

Al hacer el niño reiteradas afirmaciones concretas sobre la vida anterior, los padres, que generalmente son reticentes, empiezan a investigar su veracidad. En la mayoría de los casos no se intenta esta comprobación sino hasta varios años después y ante la repetida insistencia del niño. Ello se debe también ante la posibilidad de poder contar con mayores detalles de su vida anterior, ya que el niño maneja el lenguaje con mayor amplitud. Entonces, la familia suele visitar a la otra familia a la cual el pequeño dice que perteneció y allí se le pregunta si reconoce lugares, objetos y personas de su supuesta existencia pasada.

La edad más temprana de la que se tiene registro es de un año y cinco meses; la edad de comienzo más tardía es de cuatro años y cinco meses. Estas declaraciones pueden ser tales como: "Tú no eres mi madre", o "Tú no eres mi padre", o "Mis padres viven muy lejos de aquí", acompañando estos comentarios con la descripción de lugares, nombres, personas, etc., con extremada precisión. Otro tipo de declaración puede ser la que en cierta oportunidad expresó un niño refiriéndose a un determinado hecho: "¡Eso me pasó cuando yo era mayor!", continuando con la manifestación de datos concretos acerca de esa experiencia vivida.

Este comportamiento tan particular continúa en la mayoría de los niños hasta los cinco o siete años de edad, aunque hay registros de casos en los cuales continúa hasta los 16 años.

Ian Stevenson en su libro: "Veinte casos que hacen pensar en la Reencarnación", escrito en el año 1966 y reeditado en el año 1974 con nueva información sobre los casos estudiados, realiza un análisis de varios fenómenos de posibles recuerdos de vidas pasadas registrados en distintos países del mundo.

Un tema de importancia en estos casos es la validez de la información que se obtiene, la confianza que uno puede tener en estos datos. En muchas ocasiones Stevenson tuvo la oportunidad de estar presente en ese momento en que se producen los reconocimientos y lo que más lo ha impactado, es la fuerte carga emocional de esos encuentros o reencuentros, la emoción que siente el niño al abrazar a su madre, a sus hermanos y demás familiares de su vida anterior.

Este grupo de investigadores elabora una serie de posibles explicaciones a este fenómeno. Elaboran diversas hipótesis, que puedan dar cuenta de estas vivencias, que portan todas ellas esquemas nodales similares. A medida que las elaboran van descartando aquellas que no son tan lógicas y aquellas que no pueden responder a la complejidad de este fenómeno. Se analizan hipótesis posibles como las de fraude, criptomnesia (recordar información recibida en algún momento, olvidando que se la obtuvo), memoria genética, etc.

Lo singular y característico de este fenómeno es que estos niños hablan de sus vidas pasadas de vez en cuando y en cualquier lugar, sin interrumpir sus juegos ni sus tareas. En cierto momento surge algo que les recuerda un acontecimiento de la vida anterior, hacen un breve comentario sobre ella y luego el recuerdo desaparece. Los padres no advierten nada extraño en la conducta del niño, ni en ese momento ni en ningún otro, nada que les resulte extraño más que estos relatos. En muchas ocasiones se ha notado una tendencia a cierta precocidad y seriedad de carácter en estos niños, pero nada que pueda considerarse psicopatológico, algo que se encuentre fuera del ámbito de la salud mental.

Estos niños tienen muy en claro que en un pasado fueron "tal" persona y que ahora son otra persona, o se llaman de tal manera, diferente a como antes se llamaban. Tienen una sensación de "continuidad" entre la personalidad actual y la anterior, sensación que se parece mucho a la que tenemos cada uno de nosotros entre cómo somos hoy y cómo éramos cuando teníamos pocos años de edad, es decir, sienten que siguen siendo ellos mismos.

Cuando se le pregunta a Ian Stevenson, en una entrevista realizada hace unos años atrás, qué lo ha motivado a estudiar en este campo, qué lo ha llevado a dedicarse durante décadas de su vida a investigar este tipo de fenómenos, contesta que siempre se ha interesado en el estudio de la personalidad humana y que las diversas teorías acerca de la personalidad nunca llegaban a dejarlo satisfecho; por ello afirma que no sólo recurre a las teorías genéticas y a las medio ambientales para entender las singularidades y anormalidades de la personalidad humana como todo psiquiatra y todo psicólogo hace, sino que considera a la Reencarnación como una tercera posibilidad, que ofrece una explicación mejor para ciertas conductas "extrañas" que ocurren en los primeros años de vida y que a menudo persisten a lo largo de la vida. Y afirma lo siguiente:

"...no estamos obligados a creer que todo caso que hace pensar en la Reencarnación tenga que explicarse como un ejemplo de ella. Lo que nos planteamos es si hay algunos casos (o por lo menos un caso) en el que no haya ninguna explicación que parezca mejor que la Reencarnación para justificar todos sus datos."

Y en numerosos casos no encuentra una explicación más ajustada que la de la existencia de la Reencarnación.

Diversas encuestas realizadas en varios países de Occidente manifiestan que la creencia acerca de la existencia de la Reencarnación va en aumento. Parecería que aquello que obedece a una ley natural no puede mantenerse oculto por mucho tiempo.

Hoy la ciencia, una vez más, al estudiar la naturaleza humana se encuentra con ciertos fenómenos que tienen que ver con el alma, con un ser que trasciende al cuerpo y se ve obligada a ampliar su campo de estudio para poder acercarse a aquello que siempre busca: la verdad.

Bibliografía:

Christie Murray, David: "Reencarnación¨, Editorial América Ibérica, 1994.
Stevenson Ian: "Veinte casos que hacen pensar en la Reencarnación¨, University Press of Virginia; Charlottesville; 1988.

http://www.vidaspasadas.com.ar/articulos/reencarnacion.html

 

4. Planeta Tierra: ¿Punto de encuentro de almas?
Autor: Antonia Cantos Altimira.

 

Estimados lectores:

Deseo compartir con ustedes una regresión que hice en el último módulo del curso intensivo de formación en TVP en Barcelona.

Para mí ha sido muy difícil transcribir esta regresión porque en primer lugar no me lo permitía la emoción tan fuerte que me embargaba y, en segundo lugar, cuando lo veo escrito no me acaba de gustar porque pierde mucho significado. Lo he hecho lo mejor que he podido aunque no me satisface totalmente.

Tampoco sé si esto es la verdad, una parte de la verdad, mi verdad o nada en absoluto. Pero si sé que yo lo he sentido totalmente, plenamente, con todo mi corazón y con toda mi alma y tambien sé que todos estos sentimientos encajan perfectamente en muchas cosas que yo no entendía de mi vida desde que era muy niña.

Espero que esta experiencia de alguna manera ayude o interese a alguien. Ese es mi deseo pues no sé muy bien para qué me sale esta regresión en donde no hay trauma.

Regresión

Siento que estoy en el aire. Miro hacia abajo y veo nubes que se desplazan muy lentamente. Ahora pareciera que las nubes se separan, se abren y puedo ver qué es lo que hay por debajo de ellas. Veo la superficie de un planeta que todavía está en formación; hay gases, fuego, humo y. de pronto, sé que ese planeta es la Tierra.

¡Mi sorpresa no tiene limites! Pienso: si esto es la Tierra, ¿qué o quién soy yo?

Me observo a mí mismo. Vuelve la sensación de que me desplazo en el aire como si fuese una nube. Entonces me doy cuenta de que no soy una nube. Soy un ser luminoso y me desplazo en una especie de nave-nube junto con otros seres como yo. Al observarlos sé que son mis hermanos y siento que estoy muy unido a ellos.

No me siento ni hombre ni mujer, pero hablo de mí en masculino. Mis hermanos son como yo, sienten como yo. Pareciera que el pensamiento es en parte compartido, pero somos seres individuales.

Soy un observador, observo cómo se forma la Tierra. Lo observo en forma directa y también lo miro a través de lo que semeja ser un monitor de datos. Pareciera que algo no marcha exactamente según lo previsto, pues hay partes del planeta que no se enfrían adecuadamente. Pido a otros hermanos que vengan para resolver este problema y entonces llegan en esa especie de naves-nubes que son planas y gigantescas. Estas naves-nubes se acercan al planeta y empiezan a soltar una especie de lluvia, tal vez sea simplemente lluvia.

Trabajamos desde otra dimensión. Me doy cuenta de que hay dos tiempos al mismo tiempo, uno es el tiempo en el cual estamos nosotros y el otro es el tiempo donde se está formando el nuevo sistema. Podemos cruzar sin problemas de un tiempo a otro.

Mientras estos hermanos se ocupan de ese trabajo nosotros nos alejamos en dirección a otro planeta. Observo y veo que está listo para ser sembrado. Ahora me doy cuenta de que soy un "observador" y también un "sembrador de vida". Descendemos a este otro planeta en unas esferas blanco azuladas individuales.

Este planeta es Venus. Ahora me encuentro en la superficie del planeta y llevo conmigo unas bolitas de luz viva, del tamaño de unos cinco centímetros de diámetro. Cada una de estas bolitas es un ser individual en un estadio ya un poco avanzado. Estos seres son muy delicados y hay que depositarlos con las manos, con suavidad y cariño, uno a uno, sobre la superficie del planeta. Mis hermanos están haciendo el mismo trabajo que yo.

Terminado este trabajo volvemos a la Tierra. Observo cómo va todo mirando directamente al planeta y también observando a través del monitor. Todo anda bien, por lo que ya podemos empezar con nuestro trabajo. Descendemos hacia el planeta en nuestras esferas individuales blancas y azules. Esta vez no bajamos a la superficie. Cuando al parecer estamos en posición, avanzamos todos al mismo tiempo dejando caer algo parecido a la nieve, es como si nevara.

En realidad, lo que ocurre es que estamos sembrando la vida en la Tierra. Al hacerme consciente de esto siento que me embarga una emoción muy fuerte de felicidad. Es la certeza de que yo voy a formar parte del "plan", de que voy a colaborar en este experimento, de que voy a ser parte de él.

Lo que estamos sembrando son pequeños puntitos de luz, puntitos de vida, pero todavía están en una fase muy primaria. Cuando los puntitos de luz viva tocan la superficie del planeta, dan medio giro sobre sí mismos y penetran en el suelo.

Volvemos a retomar nuestra posición de observadores en el espacio, todo va bien. Ahora veo cómo el tiempo terrestre pasa muy de prisa pero en mi dimensión, no. En el planeta empieza la vida vegetal.

Estoy situado por encima de la primitiva atmósfera, en mi lugar de observación. Además de los cuatro hermanos que están conmigo en mi nave-nube hay otras naves-nubes situadas como nosotros en otros puntos a lo largo y por encima de la atmósfera. Observamos y esperamos el tiempo de entrar en este sistema.

(Aquí, en este punto de la regresión, el terapeuta me lleva atrás en el tiempo.)

Me veo entonces en una especie de aula tipo universitario. Estamos sentados en filas de asientos que forman medio círculo y cada fila está más alta respecto a la anterior. Adelante y abajo hay una mesa rectangular a la cual están sentados cuatro seres muy luminosos y de un tamaño más grande que el nuestro; son nuestros hermanos mayores.

Ellos nos muestran el "plan" y cuál es nuestro trabajo en una pantalla gigante. Todo ocurre como en una transmisión de pensamiento, en un segundo, y más que saber nos llega el sentir del "plan".

Y este es el "plan":

Este sistema es creado como punto de encuentro. Es una oportunidad especial de evolución. Este planeta, la Tierra, es un regalo muy precioso que se ofrece a todas las criaturas del Universo para que puedan encontrarse, pues de otro modo jamás podrían coincidir.

Será la oportunidad de evolucionar juntos, y así, todos estos seres tan distintos los unos de los otros, podrán aquí crecer y comprenderse, aunque en realidad una vez aquí no tendrán otro camino: comprenderse o perder en el intento. Pero a pesar de todas las luchas llegaremos a la unidad.

Mis hermanos y yo vamos a colaborar ayudando a estas criaturas a adaptarse a este nuevo lugar, formaremos parte de esta evolución. Lucharemos y aprenderemos juntos, y así, al final de este tiempo, estaremos preparados para ayudarles a conseguir esa unidad porque habremos estado en todos sus cielos y en todos sus infiernos, ya que se habrán convertido en los nuestros.

Todavía fui un poco más atrás en el tiempo y me vi con mis hermanos en una sala que parecía infinita donde todo estaba bañado en una luz muy blanca que no molestaba nada. Había otros seres como nosotros, pero de tamaño más grande. Sentíamos a estos seres como si fuesen nuestros hermanos mayores. Era como si hubiéramos sido creados para lo que iba a acontecer y ellos estaban ahí para ayudarnos.

Todavía están.

http://www.vidaspasadas.com.ar/articulos/planeta.html

 

5. Hay personas que viven en regresión.
Autor: Juan José López Martínez.

Juan Jose Lopez Martinez Reencarnacion Hipnosis Vidas Pasadas Articulos Regresiones Vida Muerte Almas

Me encontraba en compañía de mi mujer en la casa de una amiga de mi hija pequeña por motivo de la celebración del cumpleaños de esta amiga. Los padres de la niña se llaman Mari y Pedro y pongo sus verdaderos nombres porque ellos me han autorizado a hacerlo.

Mari es una mujer de 33 años que, a los 19 años fue víctima de un accidente de tráfico en el que un hombre joven, en estado de embriaguez, perdió el control de su vehículo y saltándose la mediana de la autovía invadió el carril contrario, estrellándose contra el coche de Mari. A raíz del accidente Mari sufrió un traumatismo facial con múltiples heridas que interesaban zona medio frontal derecha, pómulo y mentón derecho, ojo derecho y toda la barbilla. Como consecuencia de las secuelas, hasta el momento actual, ha sido intervenida quirúrgicamente en doce ocasiones quedándole aún algunas cicatrices en la zona descrita.

En ocasión de esta celebración mi mujer y yo éramos los últimos en marcharnos. Estábamos ya incorporados de nuestros asientos y Mari estaba apoyada sobre la baranda de la terraza junto a la piscina, cuando ella empezó a relatarnos lo sucedido en el accidente y pude ver como su mirada cambiaba y su tono de voz se elevaba. Refiriéndose al causante del accidente, dijo: "si apareciera por la puerta de mi casa, lo mataría".

En esos momentos me di cuenta de que ella estaba en regresión porque estaba reviviendo un sentimiento de una experiencia pasada. A pesar de que ya era una hora avanzada de la noche, pensé que no sería ético por mi parte el dejarla así, por lo que directamente le pregunté:

- Cuando afirmas que matarías a ese chico si apareciera por la puerta de tu casa, ¿qué sientes?

- Siento mucha rabia.

- ¿Y en que parte de tu cuerpo localizas esa rabia?

- Aquí en el pecho, en el corazón (colocándose la mano sobre el pecho).

- ¿Cómo es esa rabia qué sientes en el corazón?

- Es como si tuviera algo clavado, es como un punzón.

- Muy bien, eso es; ahora cierra los ojos y dime ¿cómo es ese punzón?

- Es un punzón de hierro, viejo, que termina en un puño de madera. En el puño de madera hay unas manos que lo empujan hacia mí.

- Muy bien, sigue. ¿A quien pertenecen esas manos?

- Son mis manos, son mis propias manos, soy yo que me estoy clavando el punzón.

- Voy a contar a tres y vas a retroceder a momentos antes de clavarte el punzón. Dime, ¿qué está pasando?

- Soy un hombre, soy muy feo y deforme, tengo chepa y mi cuerpo está torcido. Soy muy feo, nadie quiere estar conmigo, todo el mundo me rechaza y me expulsa de su lado. Por eso vivo solo, apartado de todos los demás, nadie me quiere ver y a nadie le intereso.

- ¿A que se debe tu fealdad?

- Tengo media cara deformada.

- Señálate, con tu mano, la zona de tu cara que está deformada

La paciente se señala la misma zona que tiene afectada por el accidente.

- Voy a contar a tres, y vas a retroceder al vientre de tu madre en esta experiencia.

- No estoy cómodo aquí, porque se que cuando nazca mi madre no me va a querer, me va a rechazar de su lado porque soy un ser deforme.

- ¿A que se debe esa deformidad con la que vienes a nacer?

- A que yo he pedido que así sea, yo he pedido nacer feo y deforme.

- Voy a contar a tres y vas a retroceder a la experiencia donde está el motivo por el cual tú decides nacer en esta experiencia feo y deforme; uno. dos. tres, ¿qué está pasando?

- Soy muy pequeño y no estoy deforme, soy un niño normal y guapo. Pero mi madre no me quiere porque ella odia a mi padre y me rechaza y me abandona en manos de otras personas. Ellos me cuidan pero tengo que trabajar mucho, nunca tienen bastante con lo que trabajo y me maltratan.

- ¿Qué sientes en estos momentos?

- Odio, mucho odio. Mi madre es la culpable de todo lo que me está pasando porque ella me abandonó. Yo odio a las mujeres.

- ¿Y cómo expresas ese odio que sientes por las mujeres?

- Maltratándolas, soy un hombre guapo y atractivo para ellas y vivo muy bien porque he conseguido hacer fortuna y soy poderoso. Las invito a mi casa y una vez allí, a solas, les marco la cara.

- Explícame como les marcas la cara.

- Con una daga pequeña que tengo para eso. Cuando más enamoradas están entonces les marco la cara y las repudio de mi lado.

- Sigue; ¿a cuantas les marcas la cara?

- A muchas, disfruto marcándoles la cara, para que la gente las rechace igual que a mí me rechazó mi madre. Es un placer y un gozo hacerlo, me llena y me satisface.

La paciente exterioriza con todo detalle la técnica que emplea para hacer lo que está haciendo y toda su expresión corporal manifiesta la sensación de gozo que siente en estos momentos.

- Voy a contar a tres y vas a avanzar a momentos antes de tu muerte en esta experiencia; ¿que está pasando?

- Estoy solo y me siento odiado por la gente, creo que yo también me odio por todo el mal que he hecho en esta vida. Si, yo también me odio y me repudio. Soy un canalla y no merezco seguir viviendo, nadie me quiere. Creo que esta vida ha sido un error.

- Desde este punto en el que ahora estás, de toda esta experiencia, ¿cuál es para ti el momento más traumático?

- El ver las caras de las mujeres marcadas por mí.

- Y en ese momento, ¿cuáles son tus reacciones físicas?

- Mi cuerpo está muy tenso.

- ¿Cuáles son tus reacciones emocionales?

- Siento odio y rabia hacia mí.

- ¿Cuáles son tus reacciones mentales?

- Si pudiera volver atrás no haría lo que he hecho.

- Todo esto, ¿cómo influye en tu vida actual como Mari?, ¿qué te hace hacer?

- Me pongo muy tensa ante cualquier injusticia realizada hacia mí ó hacia otro, y siento una fuerte rabia y odio interior.

- ¿Y qué te impide hacer?

- Afrontar con serenidad las situaciones que se me presentan en la vida.

- Muy bien, ahora voy a contar a tres y te vas a situar en los momentos antes de la muerte en esta vida.

- Soy un canalla y me desprecio a mí mismo por todo el mal que he causado, no merezco vivir, he decidido poner fin a mi vida.

- Muy bien, eso es, sigue adelante.

- Me clavo un estilete en el corazón.

- Permítele a tu cuerpo sentir todas estas sensaciones y dime, en estos momentos, ¿cuál es tu último pensamiento?

- Pienso en todas las mujeres a las que he marcado y me arrepiento de lo que he hecho, en realidad ellas no eran culpables de nada.

- Y en ese mismo momento ¿haces algún juramento?

- Si vuelvo a nacer quiero hacerlo siendo un ser deforme y feo, para ser despreciado por todos y poder así pagar el daño que he hecho en esta vida.

En este momento la paciente, por indicación mía, manifestó su deseo de romper el juramento realizado a lo que procedimos siguiendo la técnica indicada para estos casos.

- Sigue avanzando, termina con esta muerte y ahora fíjate en tu cuerpo y deja en él todas las sensaciones y sentimientos de esta vida porque pertenecen a ese cuerpo y a ti ya no te pertenecen.

- Ya.

- Ahora, fíjate de nuevo en ese cuerpo y rescata de él toda la energía que quedó secuestrada en el momento de la muerte e intégrala en tu alma.

- Ya.

- Voy a contar a tres y vas a avanzar a los momentos antes de la muerte de la siguiente vida en la que viniste como un ser deforme.

- Estoy solo porque todo el mundo me desprecia, vivo solo en una cueva en las afueras del pueblo.

- Fíjate bien, de toda esta experiencia, ¿cuál es el momento más traumático?

- Cuando, por mi deformidad y fealdad, soy despreciado por mi madre y por toda la gente del pueblo.

- En esos momentos, ¿cuáles son tus reacciones físicas?

- Siento mucha tensión en mi cuerpo.

- En esos momentos, ¿cuáles son tus reacciones emocionales?

- Siento rabia y odio hacia la gente y hacia mí.

- En esos momentos, ¿cuáles son tus reacciones mentales?

- ¿Por qué soy tan feo y deforme?

- Todo esto, ¿cómo influye en tu vida actual como Mari? ¿Qué te hace hacer?

- Cuando me miro al espejo me desprecio a mí misma y siento rabia y odio hacia la persona que me lo hizo.

- ¿Y que te impide hacer?

- Aproximarme abiertamente, de principio, a nuevas gentes y nuevas amistades.

- Muy bien, ahora voy a contar a tres y te vas a situar en los momentos previos a la muerte en esta vida. ¿Qué está pasando?

- Estoy solo en mi cueva y no puedo resistir más esta vida, no puedo seguir viviendo con esta deformidad y fealdad y despreciado por todos, yo quiero acercarme a la gente, pero nadie me quiere ni me acoge. Quiero terminar con mi vida.

- Muy bien, sigue adelante.

- Tengo un punzón de hierro en la mano y me lo voy a clavar en el corazón.

- Sigue adelante y permítele a tu cuerpo sentir todas las sensaciones de este momento. Y fíjate, ¿cuál es tu último pensamiento?

- Perdono a mi madre y a todos los que me han despreciado en esta vida.

- Fíjate bien, ¿haces algún juramento?

- No, pero tengo la sensación de que dejo algo sin terminar.

- No importa, termina con esta muerte y fíjate bien en tu cuerpo y deja en él todas las sensaciones y sentimientos de esta vida, que a ti ya no te pertenecen.

- Ya.

- Ahora, fíjate de nuevo en ese cuerpo y rescata de él toda la energía que quedó secuestrada en el momento de la muerte e intégrala en tu alma.

- Ya.

- Voy a contar a tres y vas a visualizar un rayo de luz del color que tu quieras. Vas a experimentar su energía penetrando en tu interior, a la vez que te envuelve completamente. A partir de este momento, lentamente y cuando tu quieras, podrás abrir los ojos recuperando así tu conciencia real de hoy día cinco de abril del año 2001.

Cuando Mari abrió los ojos le pregunté:

- ¿Para qué has necesitado que te deformen la cara una vez más?

- Para saber lo que se sufre.

- ¿Qué cosa dejaste sin terminar en esa vida?

- Que me perdonaran.

- ¿Hay alguna conexión kármica con este chico que te causó el accidente o simplemente él ha sido un instrumento para que se cumpliera la deformidad?

- Este chico ha sido un instrumento.

- ¿Si en estos momentos llamaran a la puerta de tu casa y al abrir la puerta te encontraras con el chico que te causó el accidente, que harías?

Mari me contestó, de forma inmediata y emocionada:

- Me abrazaría a él, le pediría perdón y le daría las gracias.

- ¿Por qué le darías las gracias al chico que te causó el accidente?

- Porque gracias a él he aprendido a ver la vida de otra forma.

En el momento de hablar con ella, pidiéndole su autorización para publicar su caso, la respuesta a esa pregunta sigue siendo la misma y tanto la rabia como el odio siguen desterrados de su ser.

http://www.vidaspasadas.com.ar/articulos/personas.html

 

6. Lo que usted siempre quiso saber sobre vidas pasadas
y no se animaba a preguntar.
Autor: Marcelo H. Beloqui.

Marcelo Beloqui Reencarnacion Hipnosis Vidas Pasadas Articulos Regresiones Vida Muerte Almas

Por medio de la Terapia de Vidas Pasadas se pueden obtener los tradicionales beneficios de una técnica terapéutica corta y efectiva, remisión o mejoramiento del síntoma, además de una calidad de vida interna y externa mejorada, con esperanza y alegría.

Al ser una técnica transpersonal, la Terapia de Vidas Pasadas suma otros interesantes aportes para el desarrollo de una vida más completa y significativa, tales como:

- El descubrimiento vivencial, claro, incontrastable de la partícula de conciencia eterna que es el individuo.
- El contacto con dimensiones transpersonales o seres espirituales.
- La recuperación del poder personal a través del poder de la propia voluntad.
- La comprensión de la transición que es la muerte, despojándola de los miedos que algunos sistemas culturales depositan en ella.
- El descubrimiento del propósito de vida.

1. ¿Qué es la Terapia de Vidas Pasadas?

Es una técnica psicoterapéutica transpersonal que consiste en traer a nuestra conciencia habitual las experiencias traumáticas ocultas de esta vida y de existencias anteriores para trabajarlas terapéuticamente. En una acepción holística es una terapia del alma ya que los dolores están en el alma y es el alma lo que hay que sanar.

2. ¿En qué se basa la Terapia de Vidas Pasadas (TVP)?

La TVP se basa en tres premisas básicas:

- La inclusión en el trabajo terapéutico de experiencias pasadas provenientes de la vida prenatal, del nacimiento y de la infancia de la vida actual o de experiencias de vidas anteriores.
- La relación directa entre los síntomas psíquicos y/o físicos de la vida presente y las experiencias traumáticas de vidas anteriores o de la actual.
- La capacidad natural del ser humano de recordar sus vidas anteriores y la actual.

3. ¿Qué se puede trabajar con la Terapia de Vidas Pasadas?

Todo aquello que es motivo de consulta habitual para un psicoterapeuta, como por ejemplo: conflictos emocionales en diversos vínculos (pareja, padres, hijos, socios, amigos, etc), perturbaciones de la conducta, fobias, miedos, angustia, depresión, bloqueos intelectuales o afectivos, sentimientos de culpa, fracasos reiterados ya sea a nivel afectivo o material, disturbios sexuales, miedo a nuestro propio poder y éxito personal, y enfermedades psicosomáticas como alergias, bronco espasmos o soriasis entre otras.

Si observamos áreas de nuestras vidas que nos esforzamos por transformar y que a pesar de nuestros intentos no lo logramos,  es muy probable que guarden relación con aspectos derivados de experiencias de vidas anteriores e incluso de las etapas en el vientre materno, del nacimiento y la primera infancia.

Nuestras experiencias, pensamientos y creencias anteriores y presentes diseñan nuestro destino. La utilidad de la terapia de regresión o de vidas pasadas consiste en detectar el origen profundo de nuestras trabas y liberarnos de ellas.

4. ¿Cómo funciona la Terapia de Vidas Pasadas?

La base del accionar terapéutico es la revivencia de la experiencia original responsable del problema actual y la descarga y liberación de las emociones, sensaciones y pensamientos asociados a aquélla. Se facilita así, la resignificación y transformación del mundo interno de la persona.

5. ¿Cómo se llega a revivir el trauma original?

A través de un estado expandido de conciencia es posible traer a la conciencia habitual la experiencia traumática responsable del problema actual. Al revivir el hecho traumático original la persona siente y experimenta en su cuerpo todas las sensaciones y emociones como si estuviese allí.

La expansión de la conciencia permite tener conciencia del aquí y ahora, al tiempo que se tiene conciencia en otra dimensión. En ese estado no existe el tiempo. Todas las experiencias están en el alma simultáneamente y es el alma quien revisa sus experiencias pasadas y trabaja con ellas hasta desprenderse de las energías emocionales y psíquicas que la perturban.

En la regresión también se exploran y trabajan las experiencias de las etapas tempranas de la vida actual que pudieran haber reactivado la memoria emocional del pasado anterior.

6. ¿Qué es una regresión?

La regresión es, dentro de la TVP, la experiencia terapéutica en sí misma. Es el proceso mediante el cual buscamos en nuestro inconsciente o en el alma, las raíces de nuestros problemas actuales para limpiar y sanar la herida, liberándonos de sus efectos en el presente.

Se observan tres etapas en el proceso terapéutico de una regresión:

Identificación: la persona está en la experiencia de vida pasada, sintiendo y experimentando todo lo que le sucede a la persona que una vez fue. Es aquí donde se produce la descarga emocional.

Desidentificación: desde una posición de testigo, la persona observa los patrones que influyen en su condición actual, generando la posibilidad de un proceso de aprendizaje y cambio.

Transformación: la sanación se produce no solamente por la revivencia y la descarga emocional o abreacción, sino por una comprensión del sentido de la experiencia y su consecuente reestructuración y resignificación psíquica y vital.

7.  ¿Se utiliza Hipnosis?

La finalidad es lograr un estado expandido de conciencia que nos ayude a acceder a lo que está oculto en nuestro inconsciente y para ello existen varios métodos. Uno de ellos es la Hipnosis, pero no es necesario utilizarla y cada vez se usa menos.

8. ¿Es necesario creer en la Reencarnación?

No es necesario creer en la Reencarnación para emprender una TVP, pues este tipo de terapia funciona igualmente, creamos o no en la Reencarnación.

En la sesión pueden surgir recuerdos de otras vidas o de la actual, de nuestra infancia y de nuestro nacimiento. Inclusive, aunque la persona crea al inicio que son puras fantasías, la terapia funciona de todos modos, porque está enfocada en liberar energías que han quedado atrapadas en situaciones dolorosas de nuestro pasado.

9. ¿Será verdad o será mi fantasía o será mi imaginación?

La primera vez que hice una sesión de regresión pensé, como muchas personas: ¿será verdad o es solo mi imaginación o mi deseo de creer?

A los fines terapéuticos no es significativo determinar cuanto es mío y cuanto de mi imaginación. ¡Como si mi imaginación fuera algo distinto que yo! Lo importante es  el resultado terapéutico en  sí mismo que es incontrastable y que nos permitamos descubrir las estructuras inconscientes limitantes que entorpecen o detienen nuestro crecimiento, para sanarlas y trascenderlas abriendo un nuevo y mayor espacio a nuestras potencialidades vitales.

10. ¿Por qué necesito recurrir a un terapeuta?

Porque lo que hace el terapeuta es acompañar y guiar a la persona hacia el estado expandido de conciencia que le permita acceder a las experiencias que necesita revivir. Una vez allí lo ayuda a darse cuenta, agotar y soltar las cargas emocionales y psíquicas asociadas de manera que pueda diseñar un nuevo futuro.

11. ¿Es el terapeuta quien nos sana?

El terapeuta acompaña y guía la sanación de la persona. Es la persona la que asume la responsabilidad que tiene sobre su propia vida y por lo tanto de su sanación. En esta terapia tiene mucha importancia la comprensión e interpretación que haga la propia persona, ayudando a las personas a confiar en sí mismas y a no delegar su poder en el afuera.

12. ¿Cómo es formalmente esta terapia?

En una primera sesión se  aclara lo que el paciente espera encontrar y sus motivaciones, se revisa a grandes rasgos su historia personal y se despejan dudas.

En las sesiones posteriores, que duran aproximadamente dos horas, se realizan las regresiones propiamente dichas y luego conversamos acerca del material surgido. La frecuencia de las sesiones depende de la persona y sus necesidades. No hay una frecuencia preestablecida, como ocurre en las terapias convencionales.

http://www.vidaspasadas.com.ar/articulos/neural.html

http://www.puentesdeluz.com.ar/puentesdeluz.html

 

7. La mente holotrópica.
Autor:Stanislav Grof.

Stanislav Grof Reencarnacion Hipnosis Vidas Pasadas Articulos Regresiones Vida Muerte Almas

Para la mayor parte de quienes hemos nacido y crecido al amparo de las tradiciones occidentales, la creencia en el Karma y en las vidas pasadas resulta extraña, por no decir ingenua y extravagante. Pero resulta difícil ignorar el hecho de que los textos religiosos de las sociedades más avanzadas del planeta se hayan ocupado, a lo largo de los siglos, de las vidas anteriores, la Reencarnación y el Karma, y hayan descrito su impacto en nuestras vidas presentes. Desde su punto de vista, no venimos a esta vida como tábulas rasas, ya que nuestra vida actual forma parte de un continuo que se remonta a vidas anteriores y que, probablemente, se extenderá también hacia otras vidas futuras.

Por otra parte, los recuerdos de vidas pasadas de quienes han atravesado por estados no ordinarios de conciencia suelen estar entremezclados con experiencias de su nacimiento, infancia, niñez y adolescencia actual. Somos muy conscientes de que el Cristianismo y la ciencia ortodoxa niegan e incluso ridiculizan este tipo de creencias. Pero nuestra investigación en el dominio de lo transpersonal no deja de proporcionarnos abundante evidencia de que esta área de estudio es un verdadero tesoro, repleto de conocimientos sobre la naturaleza del psiquismo humano.

Las pruebas a favor de la evidencia de este tipo de factores son tan decisivas que sólo podemos concluir que quienes se niegan a considerarlas están insuficientemente informados o tienen una mentalidad excesivamente estrecha.

Después de muchos años de trabajo con personas que han atravesado por este tipo de experiencias, no tengo la menor duda de la relevancia de este fascinante campo de estudio. Es por ello que quisiera destacar su importancia para resolver ciertos conflictos y mejorar, con ello, nuestra vida cotidiana.

Por lo general, el proceso de experimentación de episodios de vidas pasadas permite que las personas encuentren alivio a los síntomas físicos y emocionales que aquejan su vida presente. En numerosas ocasiones he podido comprobar la reducción o incluso la eliminación completa de depresiones crónicas de origen psicológico, asmas, fobias, migrañas severas, dolores psicosomáticos y otros síntomas similares después de una experiencia en la que el sujeto revivía una vida anterior.

A la luz de todo ello, no resulta tan aventurado formular la hipótesis de que el recuerdo de vidas anteriores puede ayudarnos a resolver simbólicamente ciertos problemas de nuestro psiquismo. Todo lo que acabamos de describir en torno a las experiencias relativas a vidas pasadas suscita interesantes cuestiones sobre el tema de la Reencarnación.

¿Las experiencias kármicas constituyen necesariamente una demostración de que hemos vivido anteriormente? ¿Significa que nuestra vida actual forma parte de una larga secuencia de vidas? ¿Quiere acaso decir que, de una vida a otra seguimos siendo responsables de nuestras acciones?

Para tratar de responder a todas estas preguntas será necesario examinar las evidencias que apoyan o refutan estas creencias y también convendría revisar nuestras opiniones y prejuicios al respecto. Con demasiada frecuencia, nuestra visión sobre este tipo de fenómenos (que no pueden ser demostrados por las matemáticas ni verificados mediante los sentidos físicos) depende más de lo que nos han enseñado a creer que del examen imparcial de la evidencia objetiva.

Comencemos recordando que el Karma y la Reencarnación constituyen la piedra angular de las principales religiones de la India, el induismo, el budismo, el jainismo, el shikismo y el zoroastrismo, y que también forman parte del budismo vajrayana, el budismo esotérico japonés y la mayoría de las escuelas budistas del sudeste asiático. Y que la misma doctrina fue adoptada por los esenios, los fariseos, los karaitas y otras sectas judías o filojudías.

En la antigua Grecia, por su parte, la creencia en la Reencarnación fue asumida por diversas escuelas de pensamiento, entre las cuales cabe destacar a los pitagóricos, los órficos y los platónicos. Posteriormente, la Reencarnación pasó a ser un dogma fundamental entre los gnósticos y los neoplatónicos y formó parte de la teología cabalística del judaísmo medieval. Del mismo modo, también podemos encontrar nociones similares entre grupos tan dispares, histórica, geográfica y culturalmente, como son las tribus africanas, los rastafaris jamaiquinos, los indios americanos, las culturas precolombinas, los kahunas polinesios, los practicantes de la umbanda brasileña, los celtas y los druidas.

En la sociedad occidental, la teoría de la Reencarnación ha sido adoptada por los teósofos, los antropósofos y algunos grupos espiritistas. Aunque a primera vista pudiera parecer que la creencia en la Reencarnación es ajena, o incluso incompatible, con la fe cristiana, éste no ha sido siempre el caso ya que los primeros místicos cristianos creían en la Reencarnación.

Según san Jerónimo, un santo que vivió entre los siglos IV y V, la Reencarnación requería una interpretación esotérica que sólo resultaba accesible a la élite eclesiástica. Orígenes, uno de los más famosos Padres de la Iglesia, fue el pensador más sobresaliente de quienes especularon sobre la existencia de almas que regresan a la Tierra. Todos sus libros, y principalmente el titulado: "De los primeros principios", escrito en el siglo III, fueron condenados en el Segundo Concilio de Constantinopla, llevado a cabo en el año 553 bajo el patronato del emperador Justiniano. El veredicto sentenciaba: "Si alguien afirmara la fabulosa pre-existencia de las almas y se adhiriese a esa doctrina monstruosa, ¡sea anatema!" Aunque este edicto estableciera la naturaleza herética de la doctrina de la Reencarnación, los estudiosos de la religión encuentran huellas de nociones similares en los escritos de San Agustín, San Gregorio y San Francisco de Asís.

En los tres últimos siglos, el rechazo de la cultura occidental hacia la Reencarnación ha encontrado el apoyo manifiesto de la ciencia newtoniana. Así pues, el prejuicio prevalente de nuestro industrializado mundo contemporáneo nos lleva a rechazar toda forma de espiritualidad como algo engañoso y erróneo. De este modo, el mundo parece dividirse entre los que creen firmemente en la Reencarnación, los que se muestran neutrales o simplemente indiferentes y los que la rechazan de pleno.

Volvamos ahora a nuestra pregunta original, sin olvidar los prejuicios y las creencias con respecto al tema de la Reencarnación. ¿Acaso la moderna investigación sobre la conciencia puede proporcionarnos algún dato que contribuya a resolver el problema? En mi opinión, su principal contribución consiste en permitirnos comprender que no resulta útil ni correcto plantear el tema de la Reencarnación como una simple "creencia". Pero expliquémonos con más detenimiento. La doctrina de la Reencarnación no constituye una mera creencia sino que supone, por el contrario, el resultado de tratar de encontrar un marco conceptual adecuado en el que encuadrar observaciones y experiencias muy concretas y específicas relacionadas con vidas anteriores.

Cualquier investigador serio, familiarizado con los estados no ordinarios de conciencia, puede constatar sin muchas dificultades la existencia de este tipo de experiencias. Pero, como siempre ocurre en cualquier investigación científica, la experiencia puede ser interpretada de muy diversas maneras. Después de todo, la teoría de la gravedad no es lo mismo que la gravedad. Desde este punto de vista, aunque no podamos negar que los objetos caen porque no nos agrada la teoría de la gravedad, seguimos negándonos, sin embargo, a considerar siquiera la posible existencia de experiencias relativas a vidas anteriores porque nos desagrada la doctrina de la Reencarnación.

Existen datos manifiestos sobre el tema de la Reencarnación. Sabemos, por ejemplo que, en estados no ordinarios de conciencia suelen tener lugar (de manera espontánea y al margen de cualquier programación o conocimiento previo sobre el tema) experiencias relacionadas con vidas anteriores. En la mayor parte de los casos, estas experiencias nos proporcionan una información exacta y minuciosa sobre épocas pasadas que puede ser sometida a una verificación objetiva.

Por otra parte, la práctica clínica también indica que numerosos problemas emocionales no parecen originarse en la vida presente, sino en experiencias acaecidas en vidas anteriores y que, por consiguiente, los síntomas que acompañan esos desórdenes se alivian o desaparecen completamente después de revivir las experiencias subyacentes de vidas anteriores.

Por último, la investigación de Ian Stevenson con niños que pretendían recordar acontecimientos de sus vidas anteriores también nos proporciona una evidencia insoslayable sobre la importancia de esta área de estudio. La creencia de que la conciencia individual sobreviene a la muerte del cuerpo físico constituye una posible explicación de este tipo de experiencias. Sin embargo, cometeríamos un grave error si considerásemos que es posible hablar de "pruebas" concluyentes.

Debemos recordar que la ciencia nunca "demuestra" nada, sino que tan sólo se limita a "aprobar" o "refutar" las teorías existentes. La historia de la ciencia nos enseña que ninguna teoría completa puede explicar todos los aspectos de un fenómeno y que siempre es necesario recurrir a teorías alternativas para poder dar cuenta de todos los aspectos de un fenómeno y de todos los hechos observados.

 

8. Vida después de la muerte.
Autor: Elizabeth Kubler-Ross.

Elizabeth Kubler Ross Reencarnacion Hipnosis Vidas Pasadas Articulos Regresiones Vida Muerte Almas

La muerte es sólo una transición hacia otra forma de vida. ¿Cuántos de ustedes no están satisfechos con la manera en que están? Si ustedes tuviesen mucho dinero se harían una cirugía plástica para aumentar el busto, la cadera, la nariz... ¿Cuántos de ustedes harían esto? Usted no es del modo en que se mira al espejo. Eso es sólo una habitación temporal. Cuando su vida física acabe, la única cosa que va a suceder es que usted va a dejar esa casa. Es como ir de un apartamento pequeño a otro más grande. Hacer una mudanza. ¿Qué es lo que sucede? Que usted sale del cuerpo físico y se convierte en una mariposa.

Esto lo aprendí en un campo de concentración de Alemania. Los niños que murieron en los campos de concentración tallaban mariposas con sus uñas, en las barracas de madera en que vivían. Y yo me preguntaba: ¿por qué mariposas? Tenía 19 años... Ellos sabían mucho más que yo. Todos ellos sabían intuitivamente que en breve estarían libres y se convertirían en mariposas. En homenaje a todos esos niños de los campos de concentración voy a usar este lenguaje.

Estando usted en el cuerpo físico, necesitaría tener un cerebro, para poder tener conciencia. Está literalmente en el capullo. Si usted muriese en un accidente de auto o de una muerte lenta, de cáncer o de sida, lo que va a suceder, simplemente, es que saldrá de su cuerpo físico y se volverá mariposa. Aquí ya no tiene signos vitales, pero aún no está muerto. Son pasos para llegar a estar muerto. No tiene dolor, ni señales vitales, pero sí tendrá toda la conciencia.

Hay una gran diferencia entre consciousness y awareness. Awaresness es la conciencia que se tiene durante la muerte clínica. Desde el punto de vista clínico está muerto. Pero si una persona entra, dos horas después de su muerte, en el cuarto del hospital, usted no solamente sabrá quien está entrando en su cuarto, sino que también sabrá todos sus pensamientos.

Si usted pasara por un desastre automovilístico terrible, sabría cuantas herramientas fueron utilizadas para sacarlo del auto, sabría quien pasó por el lugar del desastre, y qué disculpas dio para no detenerse. Sabría todo, incluyendo las oraciones y los pensamientos de las personas. En esa segunda etapa, estaría integro otra vez. Tuvimos muchas personas de Vietnam, con esclerosis múltiple, que pasaron mucho tiempo en silla de ruedas y que no pueden caminar ni bailar más. Y la primera cosa que me dijeron es: ¡Conseguí bailar y caminar otra vez! Esto no es el cuerpo físico, sino el cuerpo psíquico. Es energía psíquica. Esto es psíquico y esto es espiritual. Los hombres sólo pueden manipular la energía psíquica, ¡Gracias a Dios! Y como somos los seres humanos los que tenemos la opción, tanto puede ser positivo como negativo. Lo espiritual solo puede ser positivo.

¿Cómo se verifica si estas experiencias de muerte son reales? Si usted le pregunta a personas que son completamente ciegas, que no tienen ninguna manera de percibir la luz, ¿qué pudieron ver? Pueden decirle cómo es el diseño de su corbata, las joyas que usa, etc. Y son personas completamente ciegas. Si usted los trae otra vez al cuerpo humano, estarán ciegos nuevamente. Así, usted podrá verificar esto: ¿Cómo tiene capacidad de saber lo que las otras personas piensan?

Tuvimos el caso de un hombre en Suiza que debía cruzar una montaña para asistir a un partido de fútbol. Era un partido muy famoso, en que todo suizo trató de entrar en la parte italiana de mi país. Al atravesar la montaña tuvo un accidente automovilístico y quedó gravemente contuso. Tres médicos, de todas las centenas de autos que pasaron, lo declararon clínicamente muerto. Lo cubrieron con una manta. La ambulancia tardó horas en llegar hasta ese lugar. Lo que este hombre después compartió con nosotros, fue otra comprobación de esta conciencia normal. Tenía conciencia de que miles de personas, realmente se quejaron de no poder ir al partido, y maldijeron mucho. Miles de personas estaban muertas de rabia. Y después de mucho tiempo, tomó conocimiento de la voz de una mujer que rezaba fervorosamente por él. Ella rezaba desde el fondo de su corazón. Y esa persona golpeada, a la que se había declarado muerta, se sintió conmovida al ver que entre los miles de personas que se quejaban por haber perdido un partido de fútbol, una mujer completamente extraña, rezaba por él. Él hizo una promesa a Dios: si viviera, de alguna forma, le diría a esa mujer que sus oraciones fueron escuchadas. Se movió en dirección a esa voz, llegó hasta el auto e intentó memorizar la patente del mismo, para poder identificarla después. Para abreviar, después de nueve meses de exámenes, de cirugía, de rehabilitación, se pudo comunicar verbalmente y le pidió al médico que buscara el auto con esa placa. Y tuvieron el encuentro. Ustedes podrán comprender lo que esto significó para la fe de esa mujer.

Tuvimos una mujer indo-americana que murió a causa de un accidente de auto, por un conductor que huyó. El automovilista la dejó a un costado del camino. Ella no parecía golpeada, pero internamente estaba completamente contusa. Nadie paró. Varias horas después un extraño paró y le preguntó: "¿Puedo hacer algo por usted?" Y ella le dijo: "No." Pero, después de quince o veinte minutos dijo: "Tal vez haya una cosa que usted pueda hacer por mí. Si usted fuera hasta la reserva indígena, déle un mensaje a mi madre. Dígale a mi madre que yo estaba muy bien. Estoy muy feliz de hecho, porque ya estoy con mi padre." Y murió en los brazos del extraño. Este hombre se sintió tan conmovido de estar en el lugar indicado y en el instante preciso, que hizo 700 kilómetros saliéndose de su camino. Halló a la mujer indígena, y ésta le dijo que entendió el mensaje, porque una hora antes de la muerte de su hija, su marido, el padre de la víctima, había muerto de un problema coronario a 700 kilómetros de distancia. Ustedes pueden encontrar, varios casos por el estilo.

Usted se encontrará con sus seres queridos que se anticiparon en el camino de la muerte. Solamente a quienes usted amó, y no precisamente porque le compraron un abrigo de piel. Ellos lo estarán esperando. Su ángel de la guarda o guía, que todos nosotros tenemos, también estará esperando por usted, y usted lo reconocerá inmediatamente. Una vez que usted sepa que no está solo y que la muerte es sólo una transición hacia otra forma de vida; esta ligazón se terminará, y entonces será el momento de su muerte.

Este es el momento en que cualquier técnica es inútil. Una vez que sabemos eso, no precisamos prolongar la vida ad infinitud. Una vez que eso fue cortado, usted creará algo, que le dará una sensación de transición: un túnel, un puente... Y así usted ascenderá hacia una esfera espiritual. Y usted verá una luz muy pequeña, pero muy luminosa.

A las personas que tienen miedo a morir yo les digo: "Focalicen esa luz y no se distraerán con otras cosas. Cuanto más usted se aproxime a esa luz, más estará lleno de paz, amor y de un sentimiento maravilloso. Cuando estemos en presencia de esa luz, de la cual todos provenimos, nos fundiremos con ellay no tendremos más conocimiento, sino conciencia."

Entenderemos que escogimos nuestro camino. Cada pensamiento, cada palabra, cada acto de nuestra vida entera, pasará revista ante nosotros. Usted sabrá la consecuencia individual de cada acto y de cada pensamiento. Esto es hablando simbólicamente, pasar por el infierno, para muchos de ustedes. Pero como no tendrá el cuadrante emotivo, entonces no tendrá sentimiento de culpa. También comprenderá que Dios es amor, comprensión y compasión, y escogerá como podrá hacer para ayudar a otros, creciendo en compasión y en comprensión.

Mi paciente más pequeño, de 20,000 casos que atendí, era un niño de tres años que inesperadamente murió por una reacción anafiláctica y fue recibido por Jesús y María, quienes le dijeron: "Tienes que volver. No estás listo todavía." Él intentó ignorar lo que se le estaba diciendo, como una típica criatura de tres años. Pero a la tercera vez, dice que María lo tomó suavemente de la muñeca y lo empujó: "Pedro tú tienes que volver, tienes que salvar a tu madre de un incendio." Y Pedro dice que en ese momento corrió hasta llegar a su casa y abrió los ojos nuevamente. Hoy es un joven que trabaja en un asilo, sin ningún miedo a la muerte.

La tragedia es que muchas de nuestras religiones enseñan el miedo y la culpa, en lugar del amor incondicional. Y esta madre estuvo durante trece años en un estado de depresión, a causa de este incidente. Yo le pregunté: "Tengo miles de padres que quisieran que su hijo volviese a la vida, que cantarían, bailarían, y usted entró en esta depresión?, ¿cómo es posible?" Ella dijo: "Le dijeron a Pedro, tienes que salvar a tu madre del fuego." Y ella pensó que era una mala mujer y que estaba destinada a irse al infierno. Este lenguaje simbólico aparece en las Escrituras, en la Biblia.

"Dígame un momento, ¿qué hubiera sucedido hace trece años, si María no hubiese mandado a Pedro de vuelta?" Y ella agarró su cuaderno y me dijo: "¡Ah! ¡Dios mío! Yo habría pasado por el infierno!" ¿Ustedes entienden el lenguaje simbólico y verbal? Ustedes tienen que aprender este lenguaje. Si ustedes aprenden eso con pacientes terminales y niños terminales respetarán a la madre Tierra y a nuestro prójimo.

Un niño de siete años hizo un dibujo antes de morir. Él tuvo una experiencia cercana a la muerte y me llamó por teléfono, puesto que le fue permitido visitar a Dios, allí donde reside. Y me dijo: "Muéstrale esto a los adultos y diles que éste no es un arco iris común, que es una vista lateral del puente que lleva a la vida eterna." Yo pensé que este paciente no me necesitaba más y que estaba muy bien. Unas horas después, me llamó por teléfono otra vez, y me dijo: "Elizabeth, me olvidé de hacerte la pregunta más importante: ¿qué sucedió con mi perro que murió hace dos semanas?" Le dije: "Nunca aprendí eso en la Facultad de Medicina, no sé qué decirte." Tuve que pensar y dije: "No sé si tu perro estará allá." Me gustaría haberle dicho: "El estará allí". Pero usted no le puede mentir a un niño, porque ellos se dan cuenta inmediatamente. Usted sólo puede decirle lo que sabe realmente. Entonces le dije: "De hecho hay algo que sé. Si precisas alguna cosa, pídela. Si la precisas, la vas a tener. Pero si la pides con pocas ganas, puede ser que no la consigas." Y después de esperar un minuto, me respondió: "Me parece bien", y cortó. Pocos minutos después, antes de morir, tuvo otra experiencia fuera del cuerpo y me gritó por teléfono: "¡Elizabeth, mi perro no sólo estaba allá, sino que también movió la cola al verme!

Debemos diferenciar entre muerte clínica y muerte biológica. En la muerte clínica, que es el caso de las Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM), se detienen los sistemas y aparatos importantes: la respiración, el corazón y el cerebro. Es una clara ruptura. En un momento funcionan y en otro dejan de funcionar. La muerte clínica es reversible, es decir, que se puede salir de ella. La muerte biológica, en cambio, es irreversible, y a diferencia de las anteriores consiste en la detención del metabolismo de todas las células del organismo, especialmente de las células nerviosas. La muerte biológica representaría el umbral definitivo entre la vida y la muerte.

Estamos volviendo de la era del materialismo hacia la era de la espiritualidad. Hay algunas experiencias místicas que nos ayudan a comprender que la muerte es sólo una transición, y también, a entender el verdadero propósito de la vida. La vida física es una escuela, donde venimos a aprender a dar y a recibir. Y cuando lo hemos hecho debemos prometer enseñar. Entonces no podemos recibir. La muerte es el examen final de nuestra graduación. Usted tiene que saber eso y una vez que lo sepa tiene que creerlo. No basta con que lo sepan. Es ahí, cuando se da el salto cuántico hacia la espiritualidad. Esto es sólo el comienzo de todo lo que va a suceder. De aquí a cien años todo el mundo va a saberlo, entonces yo podré realmente descansar y no tendré que hablar más.

9. ¿A qué familia pertenece tu alma?
Autor: Marie Lise Labonte.

Marie Lise Labonte Reencarnacion Hipnosis Vidas Pasadas Articulos Regresiones Vida Muerte Almas

Nuestra Alma es el "intermediario" entre nuestro ser y nuestro cuerpo físico. Es así como volvemos una y otra vez para incorporar aquello que aún no terminamos de comprender.

A grandes rasgos, podemos descubrir que siempre hay un tema que es el denominador común en nuestra vida y en la de nuestra familia terrenal. Ahí podemos encontrar una de las claves de nuestra existencia. No sólo formamos parte de una familia aquí en la Tierra, sino que durante milenios nuestra alma se encuentra unida a una gran familia más universal, yésta también tiene una particularidad. Descubrir cuál es esa peculiaridad que nos une, nos dará pistas para el día a día. 

Familia de los maestros

Actualmente existe en el planeta Tierra una familia que nosotros llamamos la de los maestros. El objetivo de la existencia de estas almas es iniciar el movimiento. Cuando se encarnan se convierten en dirigentes, en iniciadores de algún movimiento, ya sea en la luz o en la oscuridad. ¿Suscita eso alguna reacción en ti? El juicio no existe en el más allá, sois libres y en esta libertad consiste vuestra iniciación.

La vibración que llevan consigo las almas que eligen encarnarse en el seno de esta familia es la de iniciar el movimiento. Ahora bien, en la densidad de la encarnación tal vez el alma no deje de pedir: "por favor, permíteme iniciar el movimiento" y tope con la resistencia de la personalidad hasta los 54 años, y sea entonces cuando suelte uno amarras y decida responder a la visión interior, iniciando un movimiento transformador.

Para estas almas, una de las pruebas de la encarnación es el ego y las distorsiones posibles de su condición de maestros: la atracción por el poder, por la manipulación. Algunos pueden vivirlo como un peso, otros pueden rechazarlo, no respetar esa energía y distorsionarla con sus actos. A estas almas, la encarnación les exige comprometerse.

La fuerza del maestro se expresa tanto en el hacer como en el no hacer. Si se mantiene en su centro, si conserva la serenidad, su impacto es mucho mayor, ya que la fuerza vibratoria que había en su alma es tal que bastaría con que pronunciara una sola palabra en toda su vida, en el momento adecuado, para cumplir su misión. Así es el maestro, el que inicia el camino.

La familia de los sanadores

Existe una gran familia que engloba a muchas almas. Cuenta con muchos núcleos y se ha dividido para formar otras familias. Se trata de la familia de los sanadores. Las almas que la componen transmiten el fluido de la sanación y la prodigan de todas las manera posibles. Estas almas han recibido muchas iniciaciones en sus manos, su corazón y su conciencia. La energía de la sanación impregna todas sus células, no deben buscarla en el vecino ni en cualquier pócima mágica, pues vive en su interior.

Los miembros de esta familia no sólo contienen esta energía, sino que también la canalizan y la esparcen. Este fluido es operativo aunque no hagan nada. Ahora bien, este don se intensifica cuando se es consciente de él. ¡Es urgente, pues, que las almas que forman parte de esta familia abran los ojos a esa realidad!

Cuando estas almas colocan descuidadamente la mano sobre un amigo o una planta, por ejemplo, el fluido de la sanación circula y surte efecto. Es muy fácil reconocer a sus componentes, porque todos se resisten a la sanación. Corre por sus venas, pero su mayor dificultad consiste en reconocerla. Creen que deberían buscarla en el exterior y les parece que el otro es mucho mejor sanador que ellos.

Una de las pruebas que acechan a las almas encarnadas de esta familia es el ego, el ego inflado o desinflado del sanador. O se subestiman o se sobreestiman. El fluido de la sanación es muy potente y esto puede constituir un riesgo. Gracias a este fluido sus almas vibran y son muy poderosas, y a la personalidad le resulta fácil aprovecharse de ello. No obstante, no son victimas de nada ni de nadie, pues esto forma parte de su aprendizaje en la encarnación. Estas almas no sólo sanan a los seres humanos, sino también a las plantas, los animales, los objetos que suponéis inanimados. ¡Sanan todo lo que tocan!

Muchos sanadores padecen enfermedades por el hecho de no reconocer este fluido. Es necesario que estas almas reconozcan y asuman su realidad, porque cuanto mas soslayen esta cuestión, mas enfermedades tenderán a generar. Resistirse a este fluido provoca bloqueos que en la encarnación se manifiestan en forma de desequilibrios físicos.

¿Por que es tan importante esta familia? Se ve que muchas de las chispas divinas que nacen de la Fuente y revisten la identidad del alma se dirigen hacia la familia de los sanadores y que muchas almas de esta familia han elegido encarnarse en este nuevo milenio.¿Por qué motivo? ¿No será que el planeta necesita ayuda?

La familia de los guerreros sanadores

Escogieron la familia de los sanadores, y su identidad se sintió intensamente llamada a reagruparse con otras almas para crear una familia responsable de la protección del fluido de la sanación del Universo de las almas y en el resto de los universos planetarios. Se convirtieron así en guerreros sanadores y fortalecieron su identidad.

Se encargan, en cierta medida, del alineamiento de la sanación allí donde estén, ya sea en el universo de las almas o en el de la Tierra. Ahí donde se encarnan, alinean el fluido de la sanación, lo protegen y lo defienden de cualquier ataque de energía incompatible. Actúan allí donde ese fluido no puede penetrar. Tienen un gran sentido de la responsabilidad y es preciso que vayan con cuidado porque suelen acumular mucho peso en sus hombros y pueden caer fácilmente en la tentación de salvar a todo el mundo.

Esta es una de las pruebas de su encarnación: necesitan buenas bases y son capaces de materializarlas. Utilizan símbolos específicos. Se rigen por un código común. Son muy sólidas porque han recibido una iniciación de la familia de los guerreros con la finalidad de reforzar su condición de guerreros al servicio de la sanación.

La familia de los chamanes

De la familia de los guerreros surge también la de los chamanes, que está todavía en fase de evolución; no está estabilizada del todo porque aún existe la posibilidad de una nueva división. Estas almas han decidido, entre otras cosas, acompañar al fluido del chamanismo en el planeta Tierra. Se dedican continuamente a equilibrar los fluidos del planeta con los fluidos interplanetarios.

No se encarnan necesaria y exclusivamente en el pueblo amerindio. En el más allá los credos brillan por su ausencia. El chaman es la vibración propia del alma, y su misión es ayudar a que el planeta y todos sus elementos sanen y alineen sus vibraciones.

Estas almas son transmisoras del fluido de la transformación. Son capaces de transformar la envoltura física, de trasmutar los órganos internos y sus cristalizaciones o las plantas para extraer sus propiedades, siempre al servicio de la sanación. Como su familia de origen es la de los guerreros es normal que incorporen este fluido y hagan uso de él para transformar y transmutar la energía del planeta. Las almas de esta familia son numerosas y pueden reconocerse y conversar telepáticamente entre sí.

Necesitan enraizarse en lugares precisos para activar desde ahí la sanación en el planeta Tierra. Si supieran utilizar plenamente la identidad de su alma, prescindiendo de todo juicio, podrían desplazarse a través del tiempo y el espacio con el cuerpo físico. Disponen de esta facultad de transformación y de transmutación en la densidad para servir al fluido de sanación y al chamanismo.

Una de las dificultades con las que topan durante su encarnación es la de quedar absorbidos por la experiencia física, abrumados por su peso. Corren el riesgo de olvidar que arde en ellos el fuego de la transmutación, de olvidar quienes son, pasando por alto el fluido de sanación que las caracteriza, su naturaleza guerrera y su capacidad de transformación.

Estas almas se valen de rituales y símbolos sin saberlo siquiera. Son conscientes de las señales que pueblan su camino y muestran respeto por los elementos que les rodean: el agua, la tierra, el fuego, el cielo, el aire, las nubes, etc.

El chaman debe trabajar con ayuda de su envoltura física, le es muy útil en su encarnación terrestre. Negarlo provocaría fugas de energía vital. Estas almas transmiten sin cesar el fluido de la sanación, están en transformación constante y su cuerpo les sirve de canal, de herramienta.

La familia de los guerreros

Esta familia no es originaria de la de los sanadores. La esencia propia del guerrero es proteger, aunque eso no quiere decir que el alma se encarne con una armadura. Los guerreros son los protectores de la energía: la energía luminosa o de la energía oscura. Para estas almas no existen las medias tintas. Si así lo deciden protegerán la vibración de la luz, la vibración del alma. Quizá notéis que, en el curso de su encarnación y de su aprendizaje terrestre, tienden a ejercer el rol de salvadores. Ahora bien, cuando el alma del guerrero se reconoce más allá de la tercera dimensión, actúa sin pretender salvar el mundo entero.

Estas almas necesitan encarnarse, en el plano terrestre o en otros. Se sienten impulsadas a sembrar la compasión a través de la densidad del planeta escogido. La misión de esta familia consiste en defender, trabajar, actuar para frenar la oscuridad y proteger el universo de las almas. Esta acción es magnifica, de una entrega y un amor total y enraizado.

Muchas de las almas de esta familia, olvidando su origen celeste, se convierten en "guardaespaldas", llevan armas y se pierden en la segunda dimensión. Es fácil distinguir a los guerreros porque no son muy sociables. Acostumbran a ser más bien huraños y a encerrarse en su coraza, pero siempre están dispuestos a defender o a salvar.

Encontrareis a muchas almas de esta familia practicando artes marciales, porque estas artes están basadas en la energía guerrera característica de su familia. No obstante, tienen un gran corazón. Por eso, para los miembros de esta familia la encarnación es un periodo delicado y una gran prueba. Aunque percibáis que a la personalidad de estos le ha faltado tiempo para acorazarse, rebosan amor. Deben aprender a conservar esta energía de amor aunque sean guerreros, defensores, protectores, guardianes del umbral.

La familia de las hadas alquimistas

En el universo de las almas existe una familia especial: la de las hadas alquimistas. Estas almas se encarnan en el planeta Tierra para espiritualizar la materia. Algunas de ellas están muy cerca de los ángeles porque, aunque pertenezcan al núcleo de su familia, no son muy densas. Les cuesta mucho integrar su envoltura física y suelen resistirse a la encarnación. Espiritualizan todo lo que tocan y elevan automáticamente su vibración. Ante una densidad, actúan mediante la difusión de ondas que emanan de su cuerpo, y esto nada más encarnarse, desde la mas temprana infancia.

Estas almas dan la impresión de estar en la luna, como ausentes. Han elegido encarnarse no porque les guste la densidad, en absoluto. Han venido porque su presencia contribuye a transmutar la materia. Podríamos decir que son auténticos transformadores vivientes. Su capacidad de volatilizar cantidad de cosas, sin siquiera darse cuenta de ello, hace que tengan la sensación de perderlo todo.

Si consiguen conocerse mejor y saber quienes son, pueden aplicar su poder y utilizarlo en la sanación, en la comunicación, en todos los oficios y profesiones del mundo. Pueden transmutar todo lo que está a su alrededor, lo cual significa enfocarse en un estado vibratorio y activarlo de tal manera que pierda su identidad para fundirse con el principio divino.

¿Por qué motivo están presenten aquí estas almas? Porque son las encargadas de transmitirnos la siguiente enseñanza telepática verbal y oralmente: ¡Despertad, queridas almas, pues podéis espiritualizar la materia¡

La familia de la comunicación

Estos mensajeros se dedican a comunicar y a transmitir el amor de muy diversas formas: mediante el arte, la canción, la literatura, el teatro. Hay muchos en este momento en el globo terráqueo. Los hallareis en cualquier ámbito o profesión, como escritores, poetas, periodistas, músicos, etc. Estas almas se distinguen, entre otras cosas, por el hecho de no estar atadas a lo físico. Esto no significa que algunas de ellas no se sientan atraídas por los bienes materiales. Ahora bien, la mayoría tienen un solo objetivo: comunicar, hacer que el mensaje sea accesible como sea: a través del canto, el baile, la escritura, el arte. Todo sirve para comunicar.

Esas almas no destacan por su enraizamiento, por ello pueden introducirse con facilidad en el mundo de las drogas. Su ligereza no las ayuda precisamente a encarnarse. Para ellas, lo físico no tiene ninguna importancia, comparado con el arte de la comunicación y la expresión artística. Por eso, en el seno de esta familia, hay muchos artistas que en el periplo de la encarnación y la personalidad olvidan que, por encima de todo, son comunicadores y no necesariamente de la forma que impone la sociedad.

La familia de los enseñantes

Estas almas enseñan todo lo que puede enseñarse, toda suerte de conocimientos y experiencias. Enseñan el amor, la luz, la escucha, lo importante que es vivir el ahora. Esta familia consta de dos núcleos, dos filtros, un equilibrio y dos franjas periféricas; sin embargo, es estable. A la larga es posible que se escinda y se creen dos familias igualmente estables. Algunas almas decidirán experimentar esta división para ejercer una acción mas precisa y directa.

Las almas de esta familia poseen y transmiten el fluido del conocimiento, fluido que las identifica plenamente. En su condición de almas encarnadas van en pos de la verdad, del conocimiento y su anhelo de transmisión es grande. Son los guardianes del conocimiento difundido en los distintos planetas.

También se los podría denominar: "los guardianes del umbral". Esta familia administra el cúmulo de conocimientos de todo el Universo. Su psique disfruta de la virtud de ir a consultar los archivos akásicos, auténticos depósitos de la diversidad de conocimientos existentes. En el planeta Tierra se presentan como estudiosos de la Numerología, la Kabbalah o lenguas clásicas como el sanscrito, todo ello con el fin de transmitir toda la sabiduría que almacenan.

Si la transmisión del conocimiento sigue un camino tortuoso y se distorsiona, puede que esta familia sienta la necesidad de escindirse y crear otra familia, cuya intención seria la de actuar como guerreros del fluido del conocimiento, en claro paralelo con los guerreros del fluido de la sanación.

Estas almas son fáciles de reconocer. Enseñar las colma de una gran alegría, porque esta es su vocación, sea cual sea la forma que adopte. La etiqueta de enseñantes no les hace ninguna falta: lo son por naturaleza, pues canalizan constantemente el fluido del conocimiento. Cuando vislumbran la identidad de su alma pueden recibir gran cantidad de informaciones desconocidas en el planeta Tierra y divulgarlas. No deberían dudar en canalizar el conocimiento y retransmitirlo. Para ello, basta con que canalicen el fluido que impregna su alma.

En lo físico, estas almas sienten a veces el impulso de crear centros en determinadas zonas geográficas para impartir sus enseñanzas. Si ese es el caso, no lo dudéis y materializadlo.

La familia de los barqueros

Esta familia proviene de un desprendimiento, de una escisión de la familia de los sanadores, aunque no se asocie con ella. Se mantiene muy estable, y esta estabilidad es esencial para la acción. Los barqueros tienen una misión especifica: en el más allá ayudan a las almas en tránsito por los diversos umbrales vibratorios que deben atravesar. Están muy cerca de los umbrales angélicos y arcangélicos, de los umbrales de los maestros ascendidos y también de las chispas divina. Aquí abajo, asisten en los múltiples cambios que se dan en nuestro planeta: el paso de la infancia a la adolescencia o de un empleo a otro, el cambio de milenio, el transito de la muerte. Facilitan la experiencia del cambio, que es una época de evolución especial.

Las almas que la componen han pasado por un sólo umbral vibratorio. Por eso su identidad no está tan consolidada como la de otras almas, puesto que deben salvaguardar constantemente la transparencia necesaria para asumir su función en el más allá, es decir, ayudar a que las almas pasen de chispa divina a alma y afinen su identidad.

Los barqueros también ayudan a la familia de los chamanes colaborando en el equilibrio de las transformaciones, de los cambios en el universo de almas y están muy ocupados. Entablan a menudo comunicación con el más allá y la noche es el momento mas propicio para ello. Durante la encarnación podrían exclamar al levantarse: "¡He trabajado duro esta noche!" y seria verdad, porque no paran nunca. De ahí la importancia de cuidar de su envoltura física, porque trabajan día y noche.

Sienten con frecuencia la nostalgia del mas allá y algunas, abrumadas por ese sentimiento, se extravían recurriendo a las drogas y sustancias alucinógenas para contrarrestar esta nostalgia, pues no saben que hacer con ella.

Otras anhelan morir e incluso volver al estado de pura chispa divina, porque la identidad vibratoria de su alma no les interesa demasiado. Bordean el mundo de la no identidad, de la vacuidad divina, y eso puede mover a confusión, sobre todo para el alma encarnada. Como son muy fluidas, algunas intentan que su envoltura física se vuelva pesada, para evitar esa sensación de flotar. Necesitan enraizarse bien para actualizar al barquero que llevan dentro. Otras, con un cuerpo físico extremadamente delgado, por no decir casi transparente, deberán persistir en el enraizamiento a pesar de su débil constitución.

Por su identidad vibratoria, estas almas gozan de una gran cualidad: querer ayudar a las almas en todo momento y lugar. En cuanto alguien las necesite, que solicite su ayuda y acudirán sin falta. Las caracteriza una gran disponibilidad, de día y de noche. Se entiende, pues, por que algunas de ella se extravían en el papel de salvadores.

Los barqueros atraen a las almas errantes, que no tienen identidad o que la han perdido. Esas almas se dirigen a ellos porque los reconocen del más allá, pues fueron ellos quienes las ayudaron a afinar su identidad vibratoria.

La familia de los iniciadores de conciencia

La acción de estas almas es fugaz. Llegan para un periodo de breve duración con el fin de despertar la conciencia en el planeta donde se encarnan. No desencadenan ningún movimiento que no sirva para concienciarse de algo. Aparecen simplemente para despertar la conciencia y a menudo lo hacen con una muerte espectacular, para volver y marcharse otra vez.

Están presentes en las catástrofes colectivas, en lugares donde se producen terremotos, accidentes, huracanes. Inician movimientos de conciencia mediante su vida y su muerte al partir del planeta. Forman parte de aquellos episodios trágicos en los que una gran cantidad de seres son asesinados o torturados y abandonan la Tierra de manera busca y violenta. Estas almas escogen manifestarse así para despertar la conciencia de los humanos. Una mente estrecha considerara que esto es una autentica locura. Sin embargo, te exhortamos a acrecentar tu conciencia. Estas almas vienen para ponerse al servicio de la evolución del planeta.

La familia de los pilares

Cabe mencionar a una familia cuyas almas son llamadas pilares. Son pocas las que están encarnadas actualmente en nuestro planeta y permanecen en comunicación constante con otros planetas. Su densidad es considerable.

Cuando un pilar se sienta a tu lado, se advierte su presencia de inmediato. Vienen para enraizar los planos celestes en la profundidad de la Tierra y recrear las conexiones entre los lugares sagrados del planeta. Y, aunque la personalidad no lo sepa, el alma actúa donde la materia o el planeta lo requieran. Están muy atareados y no dejaran de estarlo, porque velan por el equilibrio y la unión, estabilizando las energías y creando nuevos circuitos energéticos, sobre todo en aquellos planetas sujetos a cambios decisivos, como es el nuestro en este momento. Vayan donde vayan, enraízan la energía del más allá en el más acá. Son los encargados de arraigar las vibraciones de la Fuente.

Estas almas se encarnan en lugares estratégicos del planeta con la función de ser pilares. En su domicilio crean, canalizan y organizan los meridianos interplanetarios. En ocasiones, les cuesta desplazarse porque deben realizar una acción concreta allí donde han decidido encarnarse. Ahora bien, son capaces de trasladarse a aquellos lugares que requieran su presencia y esto puede desconcertar al ego, que quizá no entienda por que, de repente, el alma presiona para ir a Yucatán o al Tíbet.

Una de las dificultades de su encarnación tiene que ver con la envoltura física. Como su acción es muy exigente para con su cuerpo, deben cuidarse mucho en términos de equilibrio alimentario: aporte de minerales, proteínas, vitaminas y aminoácidos. ¡Es realmente importante!

Esta familia posee quince núcleos, lo cual implica una gran fuerza de mutación y de transmutación. Los pilares se pasean por las familias de almas y vigilan los movimientos de la energía, se comunican continuamente con el universo de las chispas divinas. "Patrullan" por la periferia del universo de todas las familias de almas. Por eso dispone de tantos núcleos, para moverse a lo largo y ancho del Universo.

Cuando estas almas eligen la encarnación, precisan de la densidad física. Con frecuencia sus cuerpos son robustos, ya que necesitan una fuerza muscular y ósea excepcional, distinta de otras envolturas físicas. Dependen de lo físico y saben cómo utilizar la materia, como manejarla y transmutarla. En cierta medida se parecen a los chamanes y también a los sanadores, pero no lo son. Su voluntad se aplica a sanar los planetas, los universos interplanetarios e interestelares.

Establecen redes gracias a las cuales pueden circular los rayos y los fluidos, como el de la sanación o el del conocimiento, y llegar así hasta los planetas y las estrellas. Los pilares conocen al dedillo el universo de las familias de almas porque son capaces de recibir sus fluidos y de ayudarlos a descender vibratoriamente, lo cual facilita su manifestación en la densidad de los planetas. Son los guardianes de este Universo.

La familia de los mecánicos

Son almas que vienen a reparar el planeta. Son reparadores, o más bien agentes de sanación expertos en la mecánica y reparación de determinados circuitos del tejido planetario. Les acompaña a menudo pilares o chamanes en el seno de su familia terrenal. Pueden que, por ejemplo, los padres sean mecánicos, que unos hijos sean chamanes y otros pilares, y que actúen al unísono. Estas almas se hacen cargo del medio ambiente, de los elementos contenidos en el subsuelo, el aire o la atmósfera, de ahí el nombre de "mecánicos".

Aunque pueden adoptar una identidad terrenal muy poco relacionada con eso, es fácil encontrarlos "a ras del suelo". Sienten una gran necesidad de ocuparse de la Tierra, por ejemplo, plantar árboles donde no hay. En el más allá, los mecánicos reparan el campo energético que lo abarca todo, una especie de velo magnético que forma parte de los universos conscientes.

Las almas de los así llamados mecánicos, reparan este tejido energético compuesto de diferentes fluidos. Esta familia sólo consta de un núcleo y es muy estable. Suele trabajar en equipo con la de los chamanes. No tienen porque asociarse obligatoriamente, pero de todos modos su acción será complementaria.

Hay muchas almas de esta familia encarnadas ahora en la Tierra. Hallareis a miembros de esta familia en grupos sensibilizados por la protección del entorno medioambiental, de los acuíferos, de los bosques. Algunas se dedican a la sanación, otras a la comunicación, pero todas sienten la necesidad de implicarse para contribuir a la regeneración del planeta.

Para estas almas es clave lo físico, no en el sentido de acaparar bienes materiales, sino de poder vivir en el hábitat del planeta, en contacto con la naturaleza. Están enamorados de la Tierra. Día y noche reciben informaciones sobre el planeta en el que habitan y sobre otros planetas habitados por sus hermanos y hermanas.

http://descubrelamagia.ning.com/group/experienciasespirituales/forum/topics/a-que-familia-pertenece-tu

http://www.pensamientoconsciente.com/?p=8085&source=rss

 

10. Mi misión.
Autor: Matías de Stefano.

Matias Stefano Reencarnacion Hipnosis Vidas Pasadas Articulos Regresiones Vida Muerte Almas

Esta pregunta está hoy en boca de todos, desde niños hasta ancianos que buscan su Misión. Es un dilema que ha estado vigente en la humanidad desde sus principios.¿Cuál es el propósito de mi vida? ¿Qué rol cumplo en esta totalidad? ¿Qué importancia tengo en este Universo, aunque soy tan pequeño?

Todos tenemos un propósito. Cada semilla, ave, animal, cada humano, cada célula y estrella tienen un propósito por el cual existen. La existencia misma es un propósito: el movimiento; por más absurdo que parezca, el propósito que todos juntos tenemos, es el constante movimiento, nunca debe detenerse, nuestra misma naturaleza lo necesita, nuestros sueños nos impulsan en los momentos en que nos estancamos.

Cuando la vida ha llevado a alguien a una monótona vida de oficina, de la cual sabe que no es su realidad, sus sueños son quienes muestran su propósito. Nuestras habilidades, aquello en lo que somos buenos, nuestros hobbies, nuestras ideas, por más locas que sean, esos aspectos son los que están metidos en nuestra genética y personalidad, los cuales nos guían hacia nuestro propósito individual. Hay que hacer caso a aquello que sabemos y tenemos como habilidades, ellas son el camino hacia nuestra realización.

La Misión no es un trabajo que cumplir, muchas veces podemos creer que nuestra misión puede ser dura, o algo que hemos pactado. Pero en realidad, ella es nuestra propia realización como seres. En el proceso de realizar nuestra misión, la vida nos enseña las herramientas con las cuales la lograremos.

¿Cuáles son esas herramientas?

Tenemos dos tipos de herramientas para lograr el cumplimiento de nuestra misión: las positivas y las negativas. Ambas nos ayudarán.

Las positivas son las que mencioné antes: nuestras habilidades, nuestros hobbies, aquello que nos agrada o en lo que somos buenos. Esto nos acerca a la misión, porque descubrimos que todo lo que venimos a hacer al mundo, está relacionado con lo que nos hace felices. Muchas veces la sociedad castigará o criticará a quienes son felices cumpliendo con sus habilidades, puesto que la sociedad capitalista o comunista no comprende cómo alguien puede subsistir sin el esfuerzo natural al cual el humano está sometido. La idea siempre fue que había que trabajar con el sudor de la frente para lograr algo. pero todos bien sabíamos que eso sólo es una parte del aprendizaje, y que nuestro propósito no se logra con el sudor, sino con la alegría.

Las negativas son nuestros karmas, las cosas a las que nos enfrentamos que nos desagradan. Tener que trabajar en sitios a los cuales no le encontramos el propósito, estar en ambientes con personas que nos desprecian o desvalorizan, ayudar sin entender la razón, sufrir una vida de constantes pérdidas o separaciones. Todos estos aspectos negativos a corto plazo, son positivos a largo plazo, es lo que podemos llamar: la preparación.

Estar en situaciones feas, encasilladoras, en trabajos sin entendimiento, todo esto nos hace aptos para enfrentar las adversidades que comprenden nuestra Misión. Debemos estar atentos a ello, pues nos servirán de mucho al hacerlo consciente. Piensen: ¿qué saco yo de esta situación? ¿Qué he de aprender de esta experiencia? ¿Qué me aporta este trabajo o relación?

Todo es un aprendizaje constante y una preparación para el cumplimiento de la Misión. pero lo más loco de este cumplir. es que no importa si eres consciente de haberlo hecho. Claro está que cuando uno es consciente de sus propósitos, nos vemos ya en un plano evolutivo más flexible, más sutil. Saber cuál es la Misión individual es importante para nuestra realización como individuos.

¿Es bueno saber cuál es mi misión?

Deben de tener en cuenta los aspectos positivos y negativos de saber cuál es la Misión. Lo positivo, como dije: te posiciona en un nivel flexible de la evolución, en la que eres consciente de que todo lo que sucede te está preparando para esa función que has venido a realizar. Estás atento, y dispuesto a estas situaciones. El lado negativo es que cuando uno reconoce su misión, está pendiente de su realización. y muchas veces eso le trae problemas. Querer que suceda ya, adelantar los tiempos, las acciones. llega la angustia y desesperación, pues las cosas no salen como se las espera, y así la frustración invade el cuerpo. Ve el contexto y se enloquece al ver la casi imposibilidad de su misión, y prácticamente termina por no cumplirla.

¿Entonces, cómo cumplo mi misión?

En realidad, la Misión se cumple muy fácilmente: viviendo. Despreocúpense de su Misión. Hace mucho tiempo, antes de nacer, todos, cada uno de ustedes, se reunió con un grupo de almas, seres, guías y maestros con los cuales debatieron su misión, ellos están ahí para ayudarlos en el cumplimiento de la misma. ¿Cómo? A través de "deja vú", de señales, palabras, películas, libros, carteles incluso. ¿Cuál es mi punto? Que mucha gente cumple su Misión y muere sin saber que la ha cumplido. Sin embargo, hizo lo que tenía que hacer. Es la nueva era un hervidero de ideales que estaban trabados, pero no por haber estado en el inconsciente colectivo, no se hacían.

Nuestra mayor herramienta hoy a diferencia de ayer, es que SABEMOS que existe una Misión que hemos pactado cumplir. Cosa que antes no sabían. Pero, sin embargo, se cumplían por el inconsciente y subconsciente. No importa cuál es nuestra misión, lo importante es estar atento a las señales que nos guían a su cumplimiento.

Piensen muy bien lo siguiente: hay muchos que se están conectando o que ya están conectados, y que entre los cinco años y los veinte años ya saben cuál es su misión, pero lo que no saben es que comenzará a concretarse a su 45 o 60 años de edad. Mientras tanto se frustran con la vida misma y entran en ira o melancolía.

Por eso mismo, mi consejo es el siguiente: no vivimos para cumplir con nuestra misión. Nuestra misión es vivir. Disfruten de cada instante de la vida, siendo conscientes de que sus vidas son un importante eslabón que han de mover. No se detengan a observar y buscar el propósito de su vida, simplemente vivan, estén atentos, y encuentren el propósito.

Seguiré insistiendo:

"No vivimos por nuestra misión, nuestra misión es vivir ...no busquen el propósito de su vida, encuéntrelo en el vivir."

http://www.ghan.com.ar/?web=noticias_detalle&idCategoria=37&idNoticia=267&titulo=%C2%BFCu%C3%A1l%20es%20mi%20Misi%C3%B3n?

 

11. La vida después de la muerte.
Autor: Johnny McClue.

 

Por suerte o desgracia he estado varias veces en "el otro barrio". Y cuando hablo de ello siempre me gusta citar las experiencias y conclusiones a la que están llegando actualmente nuestros académicos. Yo, Johnny McClue, no suelo contar mis experiencias personales. Yo no tengo ningún estudio académico ni ningún título que, puesto en mi currículo, ayude a que lo que cuento sea cierto. Por esto siempre suelo recurrir a las experiencias que algunos científicos y académicos actuales empiezan a plasmar en sus libros. Si lo dice alguien con diploma es como si nos ayudara a creer que es cierto.

El problema era que antes el científico "no escéptico" brillaba por su ausencia. La mayoría de doctores, científicos y académicos cuando les preguntabas su opinión sobre la vida después de la muerte y el mas allá, te respondían de manera tajante: "soy escéptico". Todos ellos en su mente tienen inculcado una máxima: "si no lo veo, no lo creo". Por esto se pasan horas y horas en los laboratorios, experimentando, para poder ver algo. El problema con estos temas existenciales es que no hay nada a ver, no hay nada que poder pesar y ni mucho menos mesurar. De esto es un claro ejemplo el aparato de radio FM que tenemos en casa:

Estoy en casa y de repente empieza a sonar por el altavoz de la radio la canción "The end" de los Doors. Parece que suena como por arte de magia, ya que cuando reviso el aparato de radio no encuentro ni a Jim Morrison cantando ni a nadie de su banda tocando la canción que está sonando. Las ondas de radio FM que llegan al aparato de mi casa no las veo, no las noto, no las percibo con mis pobres cinco sentidos. Pero está claro que algo debe haber que provoque que el altavoz vaya sonando porque aunque allí no hay nadie tocando, "The end" sigue sonando.

Con la muerte y el mas allá pasa algo parecido. Pero afortunadamente cada vez son mas los científicos escépticos que tras investigar el tema empiezan a decirte: "Esto no me cuadra, aunque no lo podamos ver, ni pesar, tiene que haber algo mas". Son académicos que públicamente se declaran ateos o no creyentes en el mas allá. Pero al cabo de unos años de investigación en sus libros y trabajos te empiezas a encontrar palabras como "alma", "espíritu", "vida eterna", que jamás hubieses imaginado que con tanta academia pudieran decir algún día.

Reencarnacion Hipnosis Vidas Pasadas Articulos Regresiones Vida Muerte AlmasAfortunadamente en la actualidad ya hay muchos ejemplos de doctores y científicos que al principio son escépticos y tras sus trabajos, empiezan a cambiar su opinión al respecto y te hablan claramente de que "hay vida después de la muerte". En mis charlas siempre suelo citar a Brian Weiss y Michael Newton. Los dos doctores se han ido especializando en regresión hipnótica y vidas pasadas. Pero los dos claramente reconocen que al principio de sus carreras y recién salidos de la universidad, eran completamente escépticos.

Popularmente es mucho mas conocido el Doctor Weiss que Newton. En lengua castellana los trabajos de Weiss han tenido mucha mas difusión que los de Newton. A quien no le conozcáis, permitidme presentaros a Michael Newton, pues será el mismo Newton quien nos reconocerá y describirá su propio proceso de "cómo un científico escéptico puede dejar de serlo".

Michael Newton es doctor en asesoramiento psicológico y posee un máster en hipnoterapia. En su consulta privada se dedica a la modificación del comportamiento y a ayudar a sus clientes a acceder a su yo espiritual superior para ver el recuento de las vidas pasadas del alma y sus implicaciones en la vida actual del paciente.

Con el tiempo se va especializando en inducir estados hipnóticos muy profundos en los que las personas recuerdan el espacio entre una vida y otra y las decisiones que los llevaron a encarnar precisamente en determinado tiempo, con determinada familia y bajo determinadas circunstancias.

En sus trabajos Newton cuenta las experiencias de personas a las que indujo a un nivel de superconciencia hipnótica, que hablan acerca de qué se siente al morir, quién nos espera después de la muerte, cuál es la finalidad de la vida, cómo son y qué papel juegan los guías espirituales. Todos los pacientes del doctor, recuerdan sus vidas pasadas a través de las sesiones que el Dr. Newton les efectúa en su consulta.

Quien mejor que el propio Doctor Michael Newton para contarnos que es lo que ocurrió, para dejar de ser escéptico e introducirnos en todos estos conceptos, que los académicos tanto ignoran y muy poco pronuncian:

Yo soy escéptico por naturaleza. Como asesor psicológico e hipnoterapeuta, mi especialidad es la modificación del comportamiento aplicado al tratamiento de enfermedades psicológicas. Gran parte de mi trabajo supone una reestructuración cognitiva de mis clientes a corto plazo ayudándoles a conectar pensamientos y emociones que les induzcan a un comportamiento saludable.

Además, tanto ellos como yo eludirnos el significado, la función y las consecuencias de sus creencias porque yo parto de la base de que ningún problema mental es imaginario. En mis primeras experiencias profesionales me resistía a las peticiones que me hacían algunos clientes de indagar en vidas pasadas debido a mi orientación hacia la terapia tradicional. Cuando utilizaba las técnicas de hipnosis regresión para determinar los orígenes de recuerdos perturbadores y traumas infantiles creía que cualquier intento de llegar a una vida pasada era poco ortodoxo y nada científico. Mi interés por la Reencarnación y la Metafísica se limitaba a una curiosidad intelectual hasta que trabajé con una persona joven en un caso de control del dolor.

Mi cliente se quejaba de un dolor crónico en el costado derecho que había sufrido toda su vida. Una de las técnicas utilizadas en hipnoterapia para controlar el dolor es hacer que el sujeto consiga recrear el dolor para así aprender a rebajarlo y por lo tanto adquirir control sobre él. En una de nuestras sesiones de intensificación del dolor, este hombre se imaginó que había sido apuñalado para revivir este tormento. Al buscar los orígenes de esta imagen llegué a descubrir una vida anterior en la que esta persona era un soldado en la Primera Guerra Mundial muerto por una herida de bayoneta en Francia. Así mi cliente fue capaz de eliminar por completo el dolor.

Antes de continuar con el relato del Doctor Newton me parece oportuno aclarar aspectos de este primer caso que nos cuenta el propio Doctor. Cuando este paciente en hipnosis cuenta la historia de la bayoneta al Doctor, este al ser escéptico no se la cree y empieza a investigar si son ciertos los detalles que el paciente le cuenta. Cuando el Doctor empieza a comprobar la veracidad de estos detalles, se da cuenta de que no son inventados por el sujeto. Como ejemplo el escudo y anagrama del batallón al que dice pertenecer el soldado. Newton comprueba, bajo su gran sorpresa, que el nombre y escudo de dicho batallón existieron en verdad y el uniforme de soldado que usaron para la batalla, es clavado (color, forma, tipo de casco, etc.) al que el sujeto le describe en hipnosis.

Pero continuemos con el relato del Doctor Michael Newton:

Animado por mis propios clientes, empecé a experimentar con la técnica de conducir a algunos de ellos hacia momentos pasados antes de su último nacimiento en la Tierra. En un principio me preocupaba la idea de que el sujeto integrara necesidades, creencias y miedos actuales y creara fantasías en forma de recuerdos. Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que me di cuenta de que nuestros recuerdos pasados ofrecen experiencias demasiado reales e interconectadas para ser ignoradas. Llegué a apreciar el valor terapéutico que tiene la fuerte relación existente entre un cuerpo y la vida de su alma en el pasado y lo que somos en la actualidad.

En ese momento hice un descubrimiento de enormes proporciones. Descubrí que era posible observar el mundo espiritual a través de los ojos de la mente de un individuo en estado de hipnosis que era capaz de informarme de la vida "entre" las vidas en la Tierra. El caso que me abrió las puertas del mundo de los espíritus fue el de una mujer de mediana edad que era un paciente especialmente receptivo en estado de hipnosis. Me había estado hablando de sus sentimientos de soledad y abandono en ese delicado momento en el que un sujeto ha terminado de recordar su vida pasada más reciente. Esta persona tan poco común llegó al estado más profundo de alteración de la consciencia casi por sí misma. Sin darme cuenta de que estaba provocando este estado con una orden casi imperceptible, le sugerí que llegara hasta la fuente de esta falta de compañía. A la vez y sin advertirlo utilicé una de las palabras clave para desatar el recuerdo espiritual.

También le pregunté si había un "grupo" específico de amigos a quien echara más de menos. Repentinamente mi cliente se echó a llorar. Cuando le pedí que me explicara que le pasaba, ella dijo repentinamente: "Echo de menos a algunos de los amigos de mi grupo y por eso me siento muy sola en la Tierra". Confundido, le pedí que me explicara con más detalle dónde estaba este grupo de amigos. "Aquí, en mi hogar permanente (contestó con simpleza)¡y ahora estoy viendo a todos ellos!"

Después de terminar la sesión con esta persona y repasar las grabaciones de las sesiones con ella, pude reconocer que para llegar al mundo del espíritu se debe extender la regresión a vidas pasadas. Existen muchos libros sobre vidas pasadas, pero no he podido encontrar ninguno que hablara de nuestras vidas como espíritus o de cómo acceder a los recuerdos de esta vida. Decidí investigar yo mismo y con la práctica adquirí mayor capacidad para entrar en el mundo del espíritu a través de mis clientes. También aprendí que para cualquier persona es mucho más significativo encontrar su lugar en el mundo espiritual que recordar sus vidas anteriores en la Tierra.

¿Cómo es posible alcanzar el alma a través de la hipnosis? Imagine la mente como si estuviera formada por tres círculos concéntricos, cada uno menor que el anterior, situado en su interior y separado de los demás por capas de consciencia mental conectadas entre ellas. La primera capa, la más exterior, representa a la mente consciente, nuestra fuente de razonamiento crítico y analítico. La segunda es la del subconsciente, en el que entramos en estado de hipnosis para llamar a la puerta del "almacén" de recuerdos de todo aquello que nos ha sucedido en esta vida o en vidas pasadas. La tercera capa situada en el centro interior es lo que ahora se llama la mente superconsciente. Este nivel contiene el centro más profundo del yo como expresión de un poder superior.

El superconsciente alberga nuestra identidad verdadera, aumentada por el subconsciente en el que se sitúan el resto de los "otros-yo" que asumimos en cuerpos anteriores. El superconsciente podría no ser una capa más, sino el alma misma. La mente superconsciente representa nuestro centro más importante de sabiduría y perspectiva y es de esta fuente de energía inteligente de donde me llega toda la información sobre la vida después de la muerte.

¿Es válido el método de la hipnosis para descubrir la verdad? Las personas en estado de hipnosis no producen alucinaciones ni sueños. Los hombres no sueñan en secuencias cronológicas ni alucinan en un estado de trance directo. Cuando a un sujeto se le induce a un estado de trance las ondas de su cerebro aminoran progresivamente su ritmo de vibración desde el estado beta de consciencia pasando por el estado de meditación alfa hasta los distintos niveles del campo Theta. El campo Theta representa el estado hipnótico, no el sueño. Cuando dormimos llegamos al estado final delta en el que los mensajes del cerebro pasan al campo del subconsciente y se expresan a través de nuestros sueños. Sin embargo, en el estado Theta la mente consciente no está en estado total de subconsciencia y por tanto puede recibir y enviar mensajes con todos los canales de la memoria abiertos.

Una vez en estado de hipnosis, la gente refiere las imágenes que ve y los diálogos que oye en su mente inconsciente de manera literal. Al responder a las preguntas, el individuo no puede mentir, pero puede malinterpretar algo que ha visto en su mente inconsciente de la misma manera que puede hacerlo en estado consciente. Bajo la hipnosis la gente tiene problemas al encontrarse con algo que no considera verdad.

Algunos críticos de la técnica de hipnosis creen que un sujeto en trance puede inventar recuerdos e influir en las respuestas para ajustarse al marco teórico que le sugiere el hipnotista. Yo creo que esta generalización tiene una base falsa. En mi trabajo, yo trato cada caso como si estuviera oyendo la información que me da mi cliente por primera vez.

Si un individuo fuera de alguna manera capaz de superar el procedimiento de la hipnosis y creara una historia fantástica sobre el mundo del espíritu o hiciera asociaciones libres a partir de ideas preconcebidas sobre la vida eterna, sus respuestas pronto dejarían de ser consistentes con las de otros casos. Yo pronto aprendí lo importante que es cotejar la información y no he encontrado pruebas de alguien que hubiera inventado sus experiencias espirituales para complacerme. Por el contrario, los individuos en estado de hipnosis no dudan en corregirme si malinterpreto sus relatos.

A medida que crecía mi archivo, descubría a base de intentos fallidos la manera de enunciar mis preguntas sobre el mundo espiritual con la secuencia adecuada. Los individuos en estado de superconsciencia no están particularmente motivados para informar voluntariamente de toda la organización de la vida de las almas en el mundo espiritual. Se deben tener las llaves adecuadas para abrir las puertas correctas. Con el tiempo pude perfeccionar un método eficaz para acceder a los recuerdos de diferentes partes del mundo de los espíritus sabiendo qué puertas abrir y en qué momento de la sesión.

Poco a poco fui tomando confianza y cada vez más gente notaba que me sentía cómodo con la idea del más allá y por tanto que podía hablarme sobre ello. Mis clientes representan a hombres y mujeres variados: algunos muy religiosos y otros sin creencias espirituales particulares. No obstante, la mayoría se encuentran en un punto intermedio, habiendo creado una mezcla de filosofías muy personales sobre la vida. Lo más sorprendente con lo que me encontré en mis investigaciones es que una vez que los individuos retrocedían a su estado de almas, todos mostraban una extraordinaria consistencia en sus respuestas sobre el mundo espiritual. Algunos de ellos incluso utilizaban coloquialmente las mismas palabras y las mismas imágenes en las descripciones de sus vidas como almas.

Sin embargo, esta homogeneidad de experiencias entre tantos clientes no me disuadió de verificar continuamente la información entre mis clientes y corroborar las actividades específicas que realizaban como almas. Existían algunas diferencias en la manera de relatar la información entre los distintos casos, pero se debía más al desarrollo que habían alcanzado las almas que a las variaciones con las que cada caso veía el mundo espiritual.

Las investigaciones avanzaban lentamente, pero a medida que iba creciendo el número de casos, obtenía un modelo del mundo eterno donde viven las almas con el que poder trabajar. Descubrí que las ideas sobre el mundo de los espíritus encierran verdades universales de las almas de aquellos en la Tierra. Fueron estas percepciones, transmitidas por muchos tipos distintos de personas, las que me convencieron de que su información era fiable. Yo no soy una persona religiosa pero he descubierto que el lugar al que vamos después de la muerte está presidido por el orden y el gobierno y he llegado a agradecer la existencia de una gran concepción de la vida y el más allá.

He comprendido los viajes de las almas desde el momento de la muerte hasta su reencarnación siguiente después de diez años de trabajo con mis clientes. Al principio me sorprendió que hubiera gente que recordara partes de su vida como alma más claramente en el caso de vidas distantes que en el de vidas recientes. No obstante, por alguna razón, ningún individuo podía recordar la cronología completa de sus actividades como alma tal. Mis clientes recuerdan ciertos aspectos de su vida espiritual muy vívidamente mientras que otras experiencias se les muestran muy confusas.

En estado de hipnosis es necesario mantener al sujeto centrado en la conversación. Cuando se trabaja en el ámbito de lo espiritual las exigencias del director de la sesión son mayores que cuando se trata de recuerdos de vidas pasadas. En estado de trance normalmente el individuo tiende a dejar vagar su alma-mente mientras se le presentan interesantes escenas. Mis clientes con frecuencia me piden que no hable durante unos momentos para que puedan dejar de informarme de lo que ven y disfrutar las experiencias pasadas de su alma. Yo intento ser amable con ellos y no estructurar demasiado las sesiones pero normalmente cada sesión, de una duración de tres horas, es la única que tengo con ese cliente y hay mucho que cubrir en ese tiempo. Algunos de mis clientes vienen desde lejos y es posible que no puedan volver otra vez.

Es para mí muy reconfortante ver la expresión de sorpresa en la cara de un cliente cuando acaba la sesión. Para aquellos de nosotros que hemos tenido la oportunidad de ver nuestra propia inmortalidad emerge una nueva dimensión en la comprensión y el poder de nuestro yo. Con frecuencia, antes de despertar a mis clientes implanto recuerdos apropiados para el estado de post-sugestión. Tener un conocimiento consciente de la vida de nuestra alma en el mundo espiritual y un historial de existencias físicas en otros planetas infunde a estas personas un sentido más profundo del rumbo y la energía de sus vidas.

En la actualidad el Doctor Michael Newton ha fundado el Instituto Newton, desde el cual se sigue investigando y recopilando información de este tema. Es curioso comprobar que las conclusiones a las que llega Michael Newton en los párrafos anteriores son conclusiones idénticas a las del Doctor Corrado Malanga.

Newton trabajando en Estados Unidos y Malanga en Italia. Newton doctor de medicina y Malanga profesor de química. Newton en su consulta de USA tratando a ciudadanos con graves problemas psíquicos y Malanga en su consulta de Pisa tratando a italianos abducidos. Sin conocerse mutuamente, pero llegando por diferentes caminos a la misma conclusión: "tras la muerte regresamos a nuestro verdadero hogar, porque en esta vida estamos ocupando un contenedor al que le llamamos cuerpo. Es el contenedor que muere, nosotros somos eternos. En dicho contenedor es cuando experimentamos la dualidad, porque en nuestro verdadero hogar la dualidad no existe".

Por el momento ya hay unos cuantos científicos que han dado un gran paso. Solo esperamos desde aquí que cada día sean mas los académicos que abran sus mentes a nuevas dimensiones. Estamos librando una batalla contra la ciencia y creencias tradicionales. Necesitamos en nuestras filas gente con diplomas y certificados, son los únicos a los que "los otros" harán caso.

 

Pasadofuturo.com Temas Recomendados Buenos
Temas Recomendados:
Pasadofuturo.com Temas Recomendados Buenos
 
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Ojo Vista
Terapeutas Graduados, Certificados y Recomendados
 
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Estudio Clases Particulares Presenciales Cursos Seminarios Formacion Estudiar Ciudad Mexico Escuela Formacion Octubre Intensivo
Escuela de las Leyes Biológicas en Ciudad de México
 
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Articulos Pasadofuturo Andy
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Estudio Online Pasadofuturo.com Formacion Escuela Curso Seminario Clases Virtuales Internet
Escuela Virtual de las Leyes Biológicas por Internet
Piramides Energeticas Energia Piramidal Venta Compra Pasadofuturo.com Salud Meditacion Comprar Vender Mexico
Venta de Pirámides Energéticas Salud y Meditación
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Oido Humano Audicion
Todos los Detalles sobre el Oído Humano
Nuevo Novedades Pasadofuturo.com Temas Recomendados
Lo Más Visto en los Últimos 30 Días:
Pasadofuturo.com Mas Visto Paginas Visitadas Visitas
1
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Tabas Organos Conflictos
2
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Organos Ectodermo Corteza Cerebral
3
Nueva Medicina Germanica NMG 5LB Leyes Biologicas Descarga Gratuita Gratis Libros
4
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Organos Mesodermo Nuevo Corteza Cerebral
5
Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas NMG Tabas Organos Conflictos
6
Piramides Energeticas Energia Piramidal Venta Compra Pasadofuturo.com Salud Meditacion Comprar Vender Mexico

Visitas por Países
en este Momento



Pasadofuturo.com Facebook Siguenos Contacto

website security

SSL Sitio Seguro Pasadofuturo.com HTTPS Seguridad Internet

Páginas Vistas por Países

Free counters!

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Noviembre Intensivo

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Formacion Ciudad Mexico Profesional Medicina Salud Noviembre Intensivo

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Mexico Jalisco Guadalajara Formacion Profesional Medicina Salud Virtual Virtuales Internet

Nueva Medicina Germanica Hamer Leyes Biologicas 5LB Clases Particulares Presenciales Escuela Aprender Estudiar Cursos Seminarios Conferencias Mexico Jalisco Guadalajara Formacion Profesional Medicina Salud Consultas

Piramides Energeticas Pasadofuturo.com Energia Piramidal Venta Compra Salud Meditacion

Suscribete Boletin Semanal Pasadofuturo.com Gratis Suscripcion Gratuita